Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1978. Ocurrencia – Milagro.

 

Un milagro y la Pintura: Calentamiento Global


Ron Viessman                          Carl Gustafson

 

1978. Ocurrencia dada a Raymond Aguilera el 18 de Enero del 2010

 

Durante la semana pasada, he estado preguntándole al Señor por una confirmación de mi pintura “Calentamiento Global”. En los últimos 20 años, muchas personas involucradas en este ministerio han experimentado ocurrencias sobrenaturales. Algunos los llamarían milagros. Algunas veces he estado en compañía de otros cuando me han pasado a mí. Creo que, a través de los años, ha habido muchas personas que no han creído nada de lo que he dicho o escrito, pero ese es su problema. A veces, la gente me pregunta por Palabras del Señor, o el Señor me da palabras para dárselas a la gente; a menudo se sobresaltan y no creen en la Palabra, o no la entienden. Eso también pasa con las profecías, visiones, etc. Como lo he dicho muchas veces, estos milagros u ocurrencias sobrenaturales desconciertan mi mente cuando pasan. En realidad, las necesito para ayudarme a mantenerme enfocado en el ministerio. El Señor es grande y esta vez me dio a dos testigos para experimentar el siguiente milagro:

 

Bueno, regresando a esta ocurrencia, seguí orando por una confirmación para esta pintura. Los días pasaron y aun percibía en el espíritu que necesitaba pintar esta pintura. Pase a través de todo el conflicto espiritual usual que siguió. Durante este tiempo, Ron Viessman había venido para una visita de 10 días. Ron llegó a este ministerio casi 18 años atrás, y vivió conmigo por casi 5 años. Estaba a punto de terminar la pintura, cuando recibí una llamada de Carl Gustafson, quien preguntó si podía venir a probar el monitor de su computadora. El problema con el monitor era que solo se quedaba encendido por 30 segundos y luego se apagaba. Carl es el hermano en Cristo que me ayudó a ungir todos los países alrededor del mundo. Le dije a Carl, “Seguro, ven”.

 

Para cuando ya estaba listo para firmar la pintura y terminarla, escuche que Ron había dejado entrar a Carl a la casa. Así que lleve la pintura conmigo abajo para dejar que sea el primero que vea la pintura final terminada. Él estaba sorprendido por lo que vio y lo dijo. El y Ron me dieron sus comentarios y todos fuimos arriba para chequear el monitor de Carl. Yo apagué mi computadora y desconecté mi monitor, y luego conecté su monitor a la parte trasera de la computadora. Después de haber completado el cableado, prendí la computadora. Para mi sorpresa, ambos monitores se encendieron y uno podía ver el sistema operativo en ambos monitores. Mientras Carl y Ron estaban ocupados mirando el monitor de Carl, yo dije: “Algo está mal aquí”. Ellos me miraron con cara de asombro, sin entender lo que estaba diciendo. Treinta segundos más tarde, el monitor de Carl se apagó, pero mi monitor siguió funcionando como si no lo hubiera desconectado antes. Se lo expliqué a ambos, “¡Esto no puede ser! Mi monitor no está conectado a la computadora. ¿Cómo puede estar funcionando?” Naturalmente, Carl tenía que chequear esto. Miró el cableado y podía ver el cable de mi monitor colgando en el aire, mientras su monitor estaba conectado en la parte de atrás de la computadora. Ahora, esto es científicamente imposible y los pelos de mi cuerpo se empezaron a parar. Los tres nos miramos uno al otro con asombro. Naturalmente, nadie pudo explicarlo. El monitor desconectado que estaba funcionando funcionó por cerca de 3 o 4 minutos. En realidad, lo use para apagar la computadora y funcionó sin estar conectado. Esto fue un milagro para mí.

 

Bueno, probamos el monitor de Carl en otra computadora y su monitor solo funcionó por cerca de 30 segundos en la segunda computadora también. No hubo milagros esta vez, pero esto me dio a entender que su monitor estaba malogrado.

 

Así que aquí está la ocurrencia y una foto de la pintura “Calentamiento Global” abajo. Este tipo de ocurrencias me ayudan a permanecer enfocado en el Señor y hacer cualquier cosa que Él diga lo mejor que pueda. El temor al Señor se vuelve muy real en mi camino espiritual durante estos momentos. Recuerden todos, “Obedezcan al Señor” porque Él puede hacer cosas que están más allá de su entendimiento.

 

Dios los bendiga a todos

 

 

Vaya a la Próxima Profecía  


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech