Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1897. Profecía – Los Poderes de Dios están controlando todo: luz, lluvia, fuego, aire.

 

Archivo de sonido 1897. Profecía se registró como el Señor le habló a través de mí como en los otros archivos de sonido Profecía que se han cargado. Lo mejor es leer el texto mientras escucha el archivo de sonido.

 

1897. Profecía dada a Raymond Aguilera el 12 de Diciembre del 2006 a las 3:02 AM

 

Buenos días, Reymundo. Otro buen día. Está lloviendo afuera. Los Poderes de Dios están controlando todo: luz, lluvia, fuego, aire. Todo está bajo Mi Control. Mi Hijo y el Espíritu Santo están todos de acuerdo. Nada pasa en este planeta sin que los Nosotros Tres estemos de acuerdo. Las batallas en los Cielos se están intensificando; el diablo se está reagrupando en este momento porque tuvo muchas pérdidas en el Medio Oriente. Están tratando de reagruparse, tratando de pensar que hacer. Pero la cosa es que con Dios; Yo ya se lo que están tratando de hacer. Es por eso que es tan tonto con el diablo y el hombre. Ellos planean, ellos piensan, pero Yo ya lo sé. Como alguien dijo: “Estuve allí, lo hice” – No importa.

 

Yo he trazado un plan y sucederá al pie de la letra. Yo conozco a Mi Rebaño. Sé dónde están durmiendo. Sé si están despiertos. Sé qué están pensando. Se de sus dolores de corazón. Algunos son fuertes. Algunos solo se mueven suavemente. Allí es donde es la batalla. El enemigo solo los está atacando, confundiéndolos, tratando de conquistar y dividir. Algunas personas dirían dividir y conquistar, pero no importa, Yo estoy a cargo de todo.

 

Lo importante es que Mi Rebaño tiene que leer la Biblia. Tiene que orar. Tienen que unirse. Tienen que comportarse como un Ejercito Espiritual, con un enfoque, y ese es Dios Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo. Es un vínculo inquebrantable. Cuando el hombre llega y trata de controlar, manipular y sentarse en el Trono de Dios – es cuando los problemas empiezan. Es por eso que el mundo está en tal calamidad.

 

Demasiados pastores tratan de ser Dios. Les gusta que los alaben. Les gustan los fondos, el dinero. Los compadezco. Pero cuando la rodilla baje al suelo, no habrá ninguna compasión. Ellos no tuvieron compasión del rebaño. ¿Por qué debería tener compasión de ellos? Ellos no se arrepienten, ellos solamente sueltan palabras con respecto a algunas cosas en las que son atrapados, pero sus corazones no cambian. No están engañando a nadie, más que a ellos mismos. Una mala semilla corrompe a mucha gente. Todos ellos caerán en el abismo.

 

Pero Reymundo, Yo no perderé a ninguno de los Míos. La gente que busca a pastores que son extravagantes, carismáticos, no están buscando a Dios. Están buscando un ídolo. Ellos pueden sentarse allí y mover sus brazos, y bailar y cantar, y pensar que están alabando a Dios porque lanzan el Nombre de Jesús en el aire. Yo solo pongo Mis Manos sobre Mis Oídos – no los escucho. De algún modo, ni siquiera los veo. Pero se lo que está pasando, Y cuando oran y oran y oran y piden por esto y por aquello, Yo no respondo, pero el diablo lo hace. El diablo responde a sus plegarias y ellos se voltean y creen que es Dios porque están adorando a su ídolo. ¡Qué vergüenza! Qué vergüenza, adoradores de ídolos en el Cuerpo de Cristo.

 

Pero Mi Rebaño, atrinchérense, métanse en la Biblia, oren, oren, oren, tomen la Comunión diariamente, busquen a sus hermanos y hermanas, ayuden a aquellos que necesitan ayuda. Párense en esa torre de vigilancia. Asegúrense de tener suficiente aceite para sus lámparas. Mi Hijo Jesucristo de Nazaret puede aparecer en cualquier día. Destápense los oídos, apunten esa nariz a la Biblia, usen esos ojos para leer la Palabra de Dios, la Sabiduría de Dios. No se desanimen porque el enemigo los está atacando, porque ustedes están haciendo las cosas de Dios. Pero tienen que tenerlo en su corazón. Algunas veces es fácil, algunas veces es difícil, pero Dios está allí las 24 horas del día. Incluso si no entienden ciertas cosas, Mis Ángeles están cerca a ustedes, alrededor de ustedes, protegiéndolos.

 

Los ejércitos tienen que ser organizados; tienen que trabajar juntos, tienen que acatar órdenes, tienen que hacer sus trabajos. Recuerden, el Amor de Dios está allí, los Brazos de Dios están allí. Ustedes están enfrentando una ola, una tormenta de maldad. La única manera de resistirla es juntándose, conociendo las Maneras y los Caminos de Dios leyendo la Biblia, practicando el compañerismo, ayudándose unos a otros. Los lobos están allí, los perros, las fuerzas demoniacas. Háganse tan fuertes como sea posible uniéndose. Dejen de pelear, dejen de discutir, en el momento en que esos pensamientos entren en sus mentes, desháganse de ellos. El enemigo pondrá esas cosas, para seguir avivando la chispa. No hay fruto en el Ejército de Dios peleando y discutiendo unos con otros. Ahora, Reymundo, descansa. Hablaré contigo otro día. ¡Que así sea!  ¡Que así sea!  ¡Que así sea!  (fin)

 

 

Vaya a la Próxima Profecía  


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech