Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1894. Profecía – Una idea de los tiempos cambiantes, clima cambiante.

 

1894. Archivo de sonido Profecía 1894 se registró como el Señor le habló a través de mí como en los otros archivos de sonido Profecía que se han cargado. Lo mejor es leer el texto mientras escucha el archivo de sonido.

 

1894. Profecía dada a Raymond Aguilera el 04 de Diciembre del 2006 a las 2:36 AM

 

Si, Reymundo, aquí viene: ¡el clima! Va a cambiar radicalmente. Algunos cambios van a venir muy lentamente, en otros momentos, vendrán rápidamente. Los océanos van a subir y luego van a bajar; van a golpear la tierra con fuerzas que matarán personas. La Tierra va a temblar, los edificios caerán, la gente morirá. Estas perturbaciones van a ser causadas por el mundo Espiritual. Es parte del acto de limpieza. Algunos lugares se volverán fríos. Algunos lugares se volverán calurosos. Los viejos y los jóvenes van a sufrir. Habrán fallos de energía en todo el mundo, tan fuertes que van a sobresaltar a la gente.

 

Algunas de las cosas que van a pasar van a ser causadas por el hombre. Precios del petróleo, la capacidad de obtener petróleo va a ser manipulada por cierta gente. A estos radicales no les importa la vida. Les importa algunos principios de su religión. No les importa a quien lastiman, a quien matan. Pero el clima va a cambiar. Dolores del parto, Reymundo, ¡dolores del parto! Entiendo que ciertas personas de este mundo creen que pueden gobernar tomando las cosas en sus propias manos. Creen que son inteligentes. Creen que están trabajando en secreto. Puede que no sea creíble, pero el Señor Jesucristo, Dios Jehová, el Espíritu Santo dejan que ciertas cosas pasen. Todo es parte del plan. Lo que está mal caerá. Lo que está escrito en la Biblia pasará, exactamente al punto.

 

La gente necesita leer la Biblia porque así tendrán una idea de los tiempos cambiantes, clima cambiante, el cambio y la maldad que esta ante el planeta. Va a haber mucha confusión. La gente no sabrá que hacer. ¡Cómo hacerlo! Mucho miedo, mucha ira, mucha frustración, es por eso que el Cuerpo de Cristo tiene que juntarse, hacerse fuertes, ayudarse unos a otros, parar las peleas, las discusiones, el señalarse con el dedo. Tienen que juntarse en Amor.

 

Es difícil, porque el liderazgo no le ha mostrado al Cuerpo de Cristo como llevarse bien. Los líderes de la iglesia del hombre pelean entre ellos. Algunas religiones están siendo desgarradas por la homosexualidad, algunas por el liderazgo que está seduciendo a sus miembros, algunas por el robo a sus miembros usando sus ideas de evangelio de la prosperidad. Ellos creen que encontraran la felicidad en el Cielo con ese dinero. Ellos creen que son muy inteligentes, muy grandes. Algunos nunca verán la escritura en la pared hasta que el diablo los ahorque hasta el punto de que sus ojos se desorbiten y sus lenguas cuelguen con el aliento del dinero en sus bocas. ¡Qué tal grupo de pastores! ¡Qué tal grupo! Ellos creen que están sobre todas las cosas porque dicen el nombre de Jesús y no serán juzgados. ¡Que así sea!  ¡Que así sea!

 

Qué despertar tendrán cuando vean al Señor viniendo en las nubes. Lo malo de todo esto es que su gran número de seguidores, que se cuentan en los miles, caerán al abismo con estos pastores carismáticos que están tan ciegos, tan sordos. La Biblia lo dice: “El ciego guiando al ciego”. Estas personas, estas pobres personas buscando al hombre en lugar de buscar a Jesucristo de Nazaret, poniendo al hombre en el trono, en lugar de humillarse ante los pies del Señor Jesucristo de Nazaret, ellos apoyan a estas mega-iglesias que están sordas, ciegas, y tontas, cuando tienes a los seguidores de la Verdadera Iglesia muriendo de hambre, viviendo con las justas. El hombre es tan tonto, y aun así cree que es muy inteligente. Legalista y estúpido hasta el final. ¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza! ¡Que así sea!  ¡Que así sea, para los perdidos!

 

Recuerden, Hijos Míos, lean la Biblia, oren, oren, tomen la Comunión todos los días. Busquen a sus hermanos y hermanas, Ámense unos a otros, ayúdense unos a otros porque el fin está ante ustedes. El Señor escucha plegarias con corazones sinceros como el de un niño, como un niño inocente que solo tiene un Maestro, un Pastor. Su nombre es Jesucristo de Nazaret. Con el Poder del Espíritu Santo, El protegerá, El guiará, El salvará a Sus Amados. Esto es directo. Esto es simple. Esto es al punto. La salvación está a la vuelta de la esquina. Vengan, súbanse al Tren. Escuchen a las ruedas golpear los rieles cuando el Tren se dirija al Cielo con el Motor poderoso de Jesucristo de Nazaret y el Espíritu Santo, quien es el vagón al final del Tren. Entre los Dos, todos serán llevados al Cielo a los Brazos del Padre Jehová. Escuchen el silbato, escuchen al Motor, miren por su ventana, vean al mundo cambiar. ¡Que así sea!  ¡Que así sea!  ¡Que así sea!  ¡Que así sea!  (fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía  


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech