Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1870. Ocurrencia – El uso inteligente de la granada como símbolo por parte del Señor.

 

1870. Ocurrencia dada a Raymond Aguilera el 15 de Noviembre del 2006

 

Lleve a Eva y a los chicos a comer fuera ayer porque pensé que deberíamos celebrar que Eva se haya vuelto ciudadana estadounidense. Durante la cena, empezamos a hablar acerca de la Profecía 1860 y acerca del uso inteligente de la granada como símbolo por parte del Señor. Eva dijo que creía que la fruta era mencionada en algún lugar en la Biblia, tal vez en el Libro Cantar de Cantares. Así que dije: “Busquémosla cuando lleguemos a casa”.

 

1860. Profecía dada a Raymond Aguilera el 11 de Noviembre del 2006 a las 7:37AM

 

Reymundo, las esposas en tu nueva familia van a estar muy juntas como las semillas de una granada – cubiertas con la Sangre roja de Jesús y la armadura de Dios.

 

 

Así que salimos del restaurant, y manejamos hasta la tienda a la que Eva quería ir. Dentro de mi camión, ella vio mi Biblia NIV. Ella la abrió y busco el libro del Cantar de los Cantares. Al localizar el libro, me miro asombrada y dijo: “No puedo creerlo”. Yo abrí el libro del Cantar de los Cantares al azar, y la primera palabra sobre la que se posaron mis ojos fue la palabra “granada”. ¿Cuáles son las probabilidades de eso? Y observen esto, el título de la sección es llamada “Amante”

 

Podría decir que estuve un poco asombrado con lo que ella iba diciendo. Le dije a Eva: “¿Crees que el Señor estaba allí escuchándonos mientas cenábamos y hablábamos acerca de esto?”

 

Esta es la escritura que Eva abrió:

Cantar de Cantares 6:11-12

“Amante”

Descendí al huerto de los nogales para ver el verdor del valle, para ver si la vid había retoñado, si los granados habían florecido. Sin que me diera cuenta, mi alma me colocó sobre los carros de mi noble pueblo.

 

Después de leer esto, Eva dijo que tenía una vaga impresión de que había algo más acerca de granadas en este libro, así que volvió atrás las páginas y, en verdad, encontró más:

 

Cantar de Cantares – Capítulo 4 de la Biblia de Las Américas

Cantar de Cantares 4:1 Cuán hermosa eres, amada mía. Cuán hermosa eres. Tus ojos son como palomas detrás de tu velo; tu cabellera, como rebaño de cabras que descienden del monte Galaad.

Cantar de Cantares 4:2 Tus dientes son como rebaño de ovejas trasquiladas que suben del lavadero, todas tienen mellizas, y ninguna de ellas ha perdido su cría.

Cantar de Cantares 4:3 Tus labios son como hilo de escarlata, y tu boca, encantadora. Tus mejillas, como mitades de granada detrás de tu velo.

Cantar de Cantares 4:4 Tu cuello, como la torre de David edificada con hileras de piedras; miles de escudos cuelgan de ella, todos escudos de los valientes.

Cantar de Cantares 4:5 Tus dos pechos, como dos crías mellizas de gacela, que pacen entre lirios.

Cantar de Cantares 4:6 Hasta que sople la brisa del día y huyan las sombras, me iré al monte de la mirra y al collado del incienso.

Cantar de Cantares 4:7 Toda tú eres hermosa, amada mía, y no hay defecto en ti.

Cantar de Cantares 4:8 Ven conmigo desde el Líbano, esposa mía, ven conmigo desde el Líbano. Baja desde la cumbre del Amaná, desde la cumbre del Senir y del Hermón, desde las guaridas de leones, desde los montes de leopardos.

Cantar de Cantares 4:9 Has cautivado mi corazón, hermana mía, esposa mía; has cautivado mi corazón con una sola mirada de tus ojos, con una sola hebra de tu collar.

Cantar de Cantares 4:10 ¡Cuán hermosos son tus amores, hermana mía, esposa mía! ¡Cuánto mejores tus amores que el vino, y la fragancia de tus ungüentos que todos los bálsamos!

Cantar de Cantares 4:11 Miel virgen destilan tus labios, esposa mía, miel y leche hay debajo de tu lengua, y la fragancia de tus vestidos es como la fragancia del Líbano.

Cantar de Cantares 4:12 Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa mía, huerto cerrado, fuente sellada.

Cantar de Cantares 4:13 Tus renuevos son paraíso de granados, con frutas escogidas, alheña y nardos,

Cantar de Cantares 4:14 nardo y azafrán, cálamo aromático y canela, con todos los árboles de incienso, mirra y áloes, con todos los mejores bálsamos.

Cantar de Cantares 4:15 Tú eres fuente de huertos, pozo de aguas vivas, y corrientes que fluyen del Líbano.

Cantar de Cantares 4:16 Despierta, viento del norte, y ven, viento del sur; haced que mi huerto exhale fragancia, que se esparzan sus aromas. Entre mi amado en su huerto y coma sus mejores frutas.

 

Comentario de Eva:

Más tarde, yo (Eva) escribía estas escrituras de la Biblia y las ponía aquí en el Libro de Profecías (Ray me hizo hacerlo porque quería que lo escriba exactamente como sucedió). Tenía esta fuerte sensación de que el “amante” (en capítulo 6) era Ray, buscando a sus esposas, y que el capítulo 4 era la descripción de esas esposas. Y que la oración que finaliza el capítulo (Entre mi amado …) era una instrucción del Señor con respecto a esta situación.

 

Esta parte de la ocurrencia me vino a mi (Eva) , no a Ray, y la única razón por la cual es agregada es porque siento que es importante y del Señor, y que necesita ser agregada, Y el Señor lo está permitiendo. (El comentario de Eva termina aquí)

 

Ray continúa:

De cualquier modo, más tarde en esa noche cuando llegamos a casa, Eva y yo estábamos conversando. Durante la conversación mientras Eva estaba hablando, el Señor me dijo que mantuviera mis labios cerrados y no le diga una palabra a ella. Después de un rato, Eva noto que yo tenía lo labios completamente sellados y que no le estaba respondiendo y se irritó, comentando sobre mi silencio, pero el Señor solo me dijo que no le respondiera. Así que ella siguió preguntándome por que no estaba diciendo nada y su irritación comenzó a crecer. Esto continuo por alrededor de cinco minutos hasta que ella se puso muy molesta conmigo. Pero el Señor continuaba diciéndome que mantuviera mis labios cerrados. Luego, después de tal vez otros cinco minutos, el Señor me dijo que le dijera que Él me estaba entrenando para mantener mi boca cerrada, de tal manera que cuando la iglesia del hombre me enfrente, yo sabré que hacer.

 

Sueño 5:45AM

Esa misma noche tuve un sueño muy vívido. Soñé con un hombre llamado Pete para el cual solía trabajar. Yo solía tener un Servicio de Limpieza y por muchos años solía limpiar una licorería. El dueño del lugar – Pete – no hablaba mucho acerca del Cristianismo, pero una vez él dijo que de todas las iglesias allí afuera, él pensaba que la Católica era la mejor por su visión del arrepentimiento. Eso es todo lo que se acerca de su vida religiosa. Él era un hombre bueno y un hombre muy generoso, pero podía ser duro a veces. El murió hace 7 años.

 

Bueno, tuve este sueño muy vívido, y durante este sueño vi a Pete en la cama. Sentí que estaba muy enfermo. Vine a su casa y tenía una hogaza de pan en mis manos y tenía que dársela por alguna razón. No recuerdo si le di el pan o si él lo comió. Pero lo importante acerca del sueño fue “Tenía que darle esta hogaza de Pan”. Y el Señor puso esto en mi espíritu para que lo documente. Creo que eso es todo.

 

 

 

Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech