Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1825. Profecía – Establecer los esclavos libres.

 

Aquí está el archivo de sonido Mp3 para Profecía 1825. Este archivo se registró como el Señor habló a través de mí como los demás archivos de sonido Profecía que se han cargado. Lo mejor es leer el texto mientras escucha el archivo de sonido.

 

1825. Profecía dada a Raymond Aguilera el 18 de agosto del 2005 a las 6 PM.

 

¡Soy el Punto! ¡Soy el Lugar! Liberen a los esclavos. ¡Venga, vengan, todos los Cristianos vengan! ¡Liberen a los esclavos! ¡Soy el Punto! ¡Soy el Lugar! Todos los que escuchan Mi Voz y la obedecen se salvarán. Escúchenme: Tal como cuando el reloj marca las 12, así vendrá el sonido del nuevo día. Algunos de ustedes están buscando riqueza. Algunos están buscando esposas. Otros están buscando dinero. Otros están buscando a su Dios. ¡Vengan a este Punto! ¡El Lugar está aquí! Miren en sus corazones. Busquen es su alma, pues estoy así de cerca. ¡Estoy tan cerca como sus narices!

Todos quieren decir qué está correcto, cuál es la Verdad, qué está mal. ¡No hay nadie que este correcto, ni equivocado! El Único correcto es Jehová, Jesucristo de Nazaret y el Espíritu Santo. Todo está incluido en Mi Plan y es revelado poco a poco. El hombre siempre está equivocado, y Dios siempre está en lo Correcto. El punto que quiero transmitirles es que el hombre siempre tiene una verdad parcial. No tiene el conocimiento completo; el conocimiento de Jehová, el conocimiento de Jesucristo de Nazaret, el conocimiento del Espíritu Santo. Solo quien lee la Biblia con el Luminoso Espíritu de Dios en él, entenderá parcialmente, pero es mejor que no saber nada. Aquellos que claman conocer la Biblia, solo la conocen en parte. ¡Quienes no Conocen la Biblia no saben nada! Si quieren salvarse ustedes, sus familias, sus amigos metan su nariz en la Biblia y lean y lean y lean. Verán las delicias de Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo. Verán los momentos tristes. Verán los momentos de lágrimas, los momentos de sangre, los momentos de triunfo.

El demonio quiere evitar que abran ese Libro, pero solo si buscan encontrarán. Cuidado, cuando escuchen a alguien decir que lo sabe todo. Tengan cuidado. ¡Pues si uno cae e la fosa, caerán todos los que siguen la mentira, los mal informados! Escúchenme Hijos, lean la Biblia con todo su corazón y alma y el Espíritu Santo les mostrará qué está bien y qué está mal. Aunque no entiendan, se les mostrará. Tal vez no en un segundo. Tal vez no en un día. Todo depende de su fe, si creen. Si realmente lo buscan, el Señor les hará conocer las cosas que han estado escondidas del mundo y podrán ver a través de los Ojos de Dios. Escucharán las cosas de Dios y caminarán por las Huellas de Dio, pero tienen que orar. Tienen que leer la Biblia. Tienen que buscarlo con todo su corazón, toda su alma, con su mente completa.

Recuerden la Palabra AMOR. Es importante. No pueden trabajar para alcanzar el cielo, no pueden comprar su entrada al cielo. Es gratis. Pero tendrán que hacer ciertas cosas que cuestan. Una de las cosas es tiempo. Tienen que gastar tiempo en la Biblia. Tienen que Comulgar. Tienen que pasar tiempo con los hermanos y hermanas en las calles. Tienen que dar dinero. Tienen que dar dinero a aquellos que necesitan ayuda, tienen que dar dinero a aquellos que enseñan, a aquellos que dirigen. Esos son los Líderes de Mi Iglesia. No estoy hablando de la iglesia del hombre, los que venden ropas para la oración, les venden libros y cosas como esa para el propósito de la iglesia del hombre.

Estaba hablando de los verdaderos creyentes. Permitan que el Señor Jesucristo, el Dios Jehová y el Espíritu Santo los guíe para ayudar financieramente, espiritualmente. Muchas de estás personas están sufriendo. Muchos de ellos están solo sobreviviendo. Algunos tienen dinero, pues Dios les ha dado dinero para hacer cosas, para construir alianzas, relaciones, para guiar personas de un lado a otro. Sé que Mi profeta Raymundo ha ido a diferentes partes del mundo a Ungir, a bendecir, a orar. Él no podía hacerlo por sí solo. Necesitaba fondos. Hay muchos como Raymundo allá afuera, pero nuestro Señor Jehová, Jesucristo de Nazaret y el Espíritu Santo están guiando y dirigiendo. La mayoría del mundo ni siquiera los conoce y a algunos nunca los conocerán. Pero aún así necesitan los fondos para hacer su trabajo. Algunos de esos trabajos que ellos están haciendo los verán por segunda mano, otros si los verán.  Otros nunca los conocerán. Eso no es lo importante. Lo importante es que cada uno haga su trabajo y lo hagan amorosamente, que ayuden a quien lo necesita,  alimenten a quien lo necesite y caigan de rodillas y oren. Y oren y oren y oren. Comulguen diariamente, lean la Biblia.

Es así de simple. Y antes de que se den cuenta, estaré hablando con ustedes directamente, a su corazón. Las cosas a veces son fáciles, a veces difíciles. La razón es que estamos en guerra espiritual. El demonio está alistando su ejército para detener el trabajo del Señor, su Dios, Jesucristo de Nazaret, el Espíritu Santo. Jehová Dios lo sabe todo, lo ve todo. Significa que a veces tienen que aprender por medio de las cosas que pasan. Ciertas puertas se abrirán, ciertas puertas se cerrarán.

Recuerden que el reloj está avanzando, segundo a segundo, un día, un segundo, una hora, un minuto más cerca del final. El orden no importa, lo que importa es que el fin está aquí. Lo afirmé antes, nadie sabe lo que va a suceder, la hora va a ocurrir, va a suceder cuando va a suceder. Tienen pistas en la Biblia, tienen pistas en las profecías. Pero la hora exacta, no la daré a nadie. Recuerden, Jehová sabe, Jehová hace, Jehová es el Poder, Jehová lo es todo.  Recuerden, todo lo que ven, todo lo que tocan, todo lo que verán. Recuerden, no pueden engañar a Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo. Conocimos las respuestas antes de que ustedes nacieran, conocíamos las respuestas antes de la creación del universo. Así que hagan lo que les dice su Padre, busquen a los pobres, alimenten a los hambrientos, ayuden a sus hermanos y hermanas, oren, oren, oren. Recuerden el final está ante ustedes. ¡Así sea! ¡Así sea! ¡Así sea! (Fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech