Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1822. Profecía – Hay una calamidad antes

 

1822. Profecía dada a Raymond Aguilera el 9 de junio del 2005 a las 6:40 PM.

Toda la Gloria y el Honor, toda la Gloria y el Honor van al Padre Jehová. Toda la Gloria y el Honor van al Padre Jehová. Paz Hijos Míos, Paz.  Hay una Calamidad en frente de ustedes. Van a haber tensiones alrededor del mundo. Algunas serán políticas, otras con pistolas, algunas con la bomba. Gente morirá.  Al mirar a tu alrededor, la gente se acostumbra a que las personas mueran en Afganistán y en Irak. Ya no es tan malo. La gente se acostumbra a la guerra. Se acostumbra a la paz. Pero hay una Calamidad esperando a la vuelta de la esquina. La Calamidad, será en opinión de algunos, algo justo, pero a la larga será el fin del fin. Algunos dedicará su vida a este evento. Eventualmente morirán. ¡Así sea! ¡Así sea!

Abran sus ojos, abran sus oídos. Los Caminos del Señor no son los caminos del hombre. Algunos miran hacía el firmamento, hacia los cielos buscando respuestas. Algunos buscan la Biblia por respuestas. Otros solo se cubren los ojos y esperan que todo pase. Todo está listo, todo ya está en movimiento, todo se mueve hacía el final.

La Salvación está ahí, así que tendrán que parase en la torre de vigía. Tienen que tener listo el aceite de sus lámparas. Veo y escucho las controversias en las iglesias y en las listas de opinión. Veo los problemas que hay en los Cuerpos, oídos y ojos.  El problema es que el Cuerpo está dormido. El Cuerpo no puede escuchar, no puede ver. Hay muchos espíritus religiosos en la iglesias. Toman la Biblia y la tuercen en la dirección que se les antoja que vaya. A veces es dinero, a veces es poder. A veces, es hacerlo a mi manera.

Sé que hay un joven en la lista de opinión (Boletín borrad) de Ray que está causando problemas. Usa la Biblia, usa el mismo espíritu religioso que usan las iglesias. Está ciego, está atontado, no puede ver pero es joven. No tiene experiencia en el mundo. Muerde a los demás con preguntas y no presta atención a las respuestas, es el orgullo religioso. El orgullo religioso es muy común en las iglesias hoy en día. No junta a la gente, la separa. Divide al Cuerpo. No hay fruto en las preguntas y respuestas de este joven, pero pronto verá el dorso de Mi Mano. ¡Así sea! ¡Así sea!

Por otro lado, necesitan estar listos para esta Calamidad que se les acerca. Necesitan unir sus familias, necesitan orar. Necesitan Comulgar. Se necesitan unos a otros. Tienen que parar la división. Tienen que parar de pelear. Vine con una Palabra. Júntense. Háganse fuertes, oren, Comulguen. El Espíritu Santo les mostrará y los guiará. Dejen el orgullo. No dejen que un ciego guíe a otro ciego. Abran sus ojos, abran sus oídos. Las maneras del hombre son siempre pecaminosas. Siempre lo han sido desde la gran caída

Mi Padre, Yo y el Espíritu Santo han visto crecer a muchos y morir, algunos jóvenes, otros viejos. Algunos tienen sabiduría, otros necios, como este hombre en la página web. Pero todo saldrá bien. Corregiré lo que necesita de ser corregido. No todo el que diga, Señor, Señor se salvará. Así que quítense sus gafas, quítense los tapones de los oídos. Recuerden, el Señor habló Una Palabra. Mi Padre tiene la fecha, el momento. Todo se está preparando puntualmente para ese momento. Pero recuerden, tienen que tener la casa en orden. Tienen que orar juntos. Tienen que ayudarse mutuamente.

El hombre se reconoce, por el fruto de su árbol. Si es un fruto bueno, producirá riqueza para el Señor. Un mal árbol produce, un mal árbol, un mal fruto. Los caminos del demonio, están más allá de su compresión en muchas formas, pues muchos de sus pensamientos son los pensamientos de él. Y él puede manipular las cosas que suceden, cómo se tratan unos a otros. Pero recuerden, si son espíritu lleno con el Espíritu Santo, Mi Padre y Yo los protegeremos. Pero no vayan y hagan lo suyo. Sean inteligentes, sean sabios. Caigan de rodillas, y pídanle a su Dios. Pidan perdón, pues el tiempo es corto. Muchos creen que las cosas seguirán como siempre han estado. Se sorprenderán, pues está Calamidad va a conmocionar al mundo. La gente no sabrá que está arriba y que está abajo. Estás son solo Palabras, pero hasta que no lo experimenten, no comprenderán lo que estoy diciendo, hasta que suceda.

Recuerden, están corriendo en la oscuridad tan rápido como pueden hacía el acantilado. No lo verán hasta que no caigan. Pero no olviden, ahí estaré para sostenerlos. Recuerden, los Amo. Mi Padre los Ama. El Espíritu Santo los Ama. Toda Alabanza y Honor van al Padre. Toda Alabanza y Honor van al Padre. Este es su Hijo Unigénito Jesucristo de Nazaret dándoles algunas Palabras de sabiduría. Ahora caigan de rodillas y oren. Busquen y encontrarán.(fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech