Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1819. Suceso – Lea Juan 6: 43-65

 

1819. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 18 de mayo del 2005 a las 11:45 PM.

 

Luego de comulgar, subí a acostarme. Al llegar a arriba de las escaleras, el Señor me detuvo y me hizo leer la siguiente cita de la Biblia, Juan 6:43-65. Va dirigida a aquellos que tienen preguntas sobre la Comunión. He subrayado los versículos que me Señor me indicó. La palabra clave es “Padre”.

Juan 6:43 Jesús respondió y les dijo:

-No murmuréis más entre vosotros.

Juan 6:44 Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga; y yo lo resucitaré en el día final.

Juan 6:45 Está escrito en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oye y aprende del Padre viene a mí.

Juan 6:46 No es que alguien haya visto al Padre, sino que aquel que proviene de Dios, éste ha visto al Padre.

Juan 6:47 De cierto, de cierto os digo: El que cree tiene vida eterna.

Juan 6:48 Yo soy el pan de vida.

Juan 6:49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron.

Juan 6:50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que coma de él no muera.

Juan 6:51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno come de este pan, vivirá para siempre. El pan que yo daré por la vida del mundo es mi carne.

Juan 6:52 Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo:

-¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?

Juan 6:53 Y Jesús les dijo:

-De cierto, de cierto os digo que si no coméis la carne del Hijo del Hombre y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

Juan 6:54 El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.

Juan 6:55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

Juan 6:56 El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí, y yo en él.

Juan 6:57 Así como me envió el Padre viviente, y yo vivo por elPadre, de la misma manera el que me come también vivirá por mí.

Juan 6:58 Este es el pan que descendió del cielo. No como los padres que comieron y murieron, el que come de este pan vivirá para siempre.

Juan 6:59 Estas cosas dijo en la sinagoga, cuando enseñaba en Capernaúm.

Juan 6:60 Entonces, al oírlo, muchos de sus discípulos dijeron:

-Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír?

Juan 6:61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo:

-¿Esto os escandaliza?

Juan 6:62 ¿Y si vierais al Hijo del Hombre subir a donde estaba primero?

Juan 6:63 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

Juan 6:64 Pero hay entre vosotros algunos que no creen.

Pues desde el principio Jesús sabía quiénes eran los que no creían y quién le había de entregar,

Juan 6:65 y decía:

-Por esta razón os he dicho que nadie puede venir a mí, a menos que le haya sido concedido por el Padre.  

 

Suceso del 19 de Mayo del 2005 a las 4 PM

Luego que escribir el Suceso anterior, el Señor me guió a orar y durante la oración me dio instrucciones de ir a “Orchard Supply Hardware (OSH)” (Almacén de venta de materiales). Le dije a Eva que tenía que ir a OSH y ella me preguntó el por qué. Le dije que no sabía el por qué, pero que el Señor me había dicho que fuera. Naturalmente, ella se intrigó, y quería acompañarme, pero no tenía tiempo, pues tenía cita con el médico. Eva salió con Nathan para la cita del médico y yo fui a recorrer los pasillos del almacén hasta que me dolieron las piernas. Entonces me dijo el Señor. Ya te puedes ir. Yo seguía pensando en qué era lo que estaba sucediendo. ¡Nada sucedió de lo que me pude dar cuenta!

A las 4 PM, Eva me pidió que cuidara a Nathan, mientras ella iba a recoger a Jason al preescolar. Mientras hacía de niñera, empecé a orar al Señor sobré lo que había ocurrido esta mañana y Él me dio una visión. Era de un tiburón que mordía un nadador en medio del cuerpo mientras nadaba, pero todo lo que pasó fue que el tiburón perdió sus dientes cuando el nadador salió nadando de la boca del tiburón sin movimientos inútiles.

4:30 PM.

Fui a orar nuevamente y el Señor dijo: ¡Obediencia es lo que quiero! Es por esto que te escogí. Tenemos un vínculo inquebrantable que nadie puede romper.

Luego me fue dada la siguiente cita:

1 Sam 15:22. Entonces Samuel preguntó:

-¿Se complace tanto Jehovah en los holocaustos y en los sacrificios como en que la palabra de Jehovah sea obedecida? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención es mejor que el sebo de los carneros

Luego tuve la visión de un látigo de cuero y el Señor dijo: La gente es esclava del pecado. Si quieren romper con la esclavitud, sean obedientes, Comulguen y Arrepiéntanse.

(fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech