Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1811. Profecía – Un pequeño hombre alemán llamado Hitler

 

1811. Profecía dada a Raymond Aguilera el 2 de febrero del 2005 a las 11 PM.

Soy, soy, soy lo que ves. Soy lo que tocas. Soy lo que sueñas. Soy lo invisible. Soy lo real. Todo lo que pueda ser, soy. La humanidad ha viajado a través de las eras, con conocimiento, con sabiduría, con maldad, con muerte. El hombre ha sido contaminado por muchos años, el demonio lo indujo. El hombre ha disfrutado el pecado desde su concepción. Hay muchas clases de pecados. Hay ocasiones cuando el demonio traza planes y anima las mentes y espíritus de los hombres a seguir sus planes y esquemas. Y hay ocasiones en que el hombre por sí mismo desarrolla estas ideas malvadas y sigue su propio camino. Camino que conduce a la muerte, que conduce al Gehenna. Me preguntan por Auschwitz, ¿por qué los judíos murieron en los campos de concentración? ¿Por qué permití que ocurriera? ¿Por qué no hice nada para detenerlo?

Todo empezó, con el plan de un hombre enfermo, que quería ser rey del mundo. No hizo nada diferente de lo que otros han intentado, pero él escuchaba voces. Estas voces eran del demonio y él escuchaba y el demonio hablaba. Al principio este hombre no le creía a las voces, él pensó que estaba loco. Su nombre era Hitler. Él era malvado. Estaba enfermo. Escuchaba al demonio. El demonio le dijo cosas de él mismo, de otras personas, sobre el poder, sobre asesinato, sobre chantaje. No mucho después este hombre, Hitler, hizo un pacto, se puede decir un convenio con el demonio pero no fue explicito en palabras. El demonio fue muy sagaz con este hombre. Lo manipuló, le hablaba a su mente y su espíritu. Entre más le hablaba, más creía este hombre que podía hacer algo. Que era un genio.

El demonio tenía una agenda. La agenda era interferir con el Plan de su Padre Jehová para los judíos. Él había hecho un convenio y había enviado al Mesías. Algunos de los judíos creían y otros no, pero el Plan de Dios estaba de acuerdo a las Profecías de la Biblia. Y el demonio podía ver el final enfrente de él y se enfurecía al ver crecer el Poder de Dios, a través del cumplimiento de las Profecías. Él, el demonio, recordaba a Pedro. Recordaba a Pablo. Recordaba el Plan de Jehová, el Plan de Jesús ¡y esto lo ENFURECÍA! Puso entonces estos pensamientos dentro de este pequeño Alemán que tenía un gran ego y puso su corazón en contra de los Judíos.

El demonio ha manipulado siempre la mente del hombre. Ha puesto a Judíos contra Judíos. Gentiles contra Judíos, Judíos contra Gentiles. El Señor de todo, sabe lo que es correcto, sabe lo que está bien, sabe como dirigir Su Rebaño. Esto hizo que el demonio se enfureciera y decidió usar este hombre para conquistar a los Cristianos conquistando el mundo, para aniquilar a los Judíos, todos al mismo tiempo.

Los poderes tienen ciertos cronogramas, Dios actúa cuando ciertas cosas que suceden cambian el Poder de la Profecía que se ha dado años atrás. Estas Profecías tienen Poder pues son la Palabra de Dios y lo que dice la Palabra de Dios se cumple. Así que el demonio, intentó interferir en los Planes del Señor en hacer y deshacer lo que está bien y lo que está mal. El Mal engendrá maldad, la muerte llegará a su fin cuando Mi Hijo Jesucristo de Nazaret realice el Juicio Final.

Mucha gente a muerto a través de los años como los Judíos en la segunda Guerra Mundial, a través de otras razas, a través de otros países, en otras épocas, a través de otros líderes. La razón por la cual la de los Judíos se distinguió fue porque el demonio, Satanás mismo, manipuló la mente de este pequeño Alemán, llamado Hitler para destruir el Trabajo de Dios. Hitler creía que estaba relacionado al poder del hombre, pero en realidad tenía que ver con el Poder del Espíritu. El espíritu del bien, el Espíritu de Dios en contra del espíritu del demonio. El Espíritu de lo que es correcto versus lo que está mal. Hay todo tipo de espíritus por ahí. Recuerden, no porque no lo comprendan, quiere decir que no sea verdad. No quiere decir que no este ahí.

Algunos de los poderes de ciertas naciones alrededor del mundo están guiados por el demonio. Como lo dije en otra Profecía, los actores tienen sus roles, el escenario ya está listo. Ciertas cosas tienen que suceder antes que otras puedan ocurrir, pero la obra terminará en el momento correcto, en el lugar correcto.

Recuerden, solo su Padre Jehová puede detener la carne, puede detener el espíritu. El Dios de Todo está en control de Todo, así el hombre no entienda por qué suceden ciertas cosas. Dios está en Completo Control con su Hijo Jesucristo de Nazaret, con el Espíritu Santo. Todo está de acuerdo al programa y se dirige al Juicio Final. La vida y la muerte tienen diferente significado para el hombre que la vida y la muerte para su Padre Jehová. Él controla la vida, controla la muerte. Porque hay vida después de la muerte, cuando cierran los ojos y mueren, no todo terminó ahí. Se termina, si están siguiendo a Satanás. Es un nuevo comienzo, si están siguiendo a Jesucristo de Nazaret, al Espíritu Santo y a Jehová.

Pero no se preocupen por Hitler y los millones, por los que han muerto en el tsunami. Estoy en control de la vida. Estoy en control de la muerte. El Alfarero puede hacer lo que quiera con la vasija. Recuerden, vayan por la puerta estrecha y escuchen a Mi Hijo, Jesucristo de Nazaret. Lean la Biblia. Ayuden a sus hermanos y hermanas en el Señor, pues el día caerá sobre ustedes sin previo aviso, y la muerte será algo común en los años venideros. ¡Lean la Biblia y oren y oren! (fin).

 

 

Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech