Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1760. Profecía – Por la fe que no están solos.

 

 

1760. Profecía dada a Raymond Aguilera el 16 de Noviembre del 2003 a las 8:35 AM.

 

El Señor me dijo, “Abre la Biblia y lee lo que Yo te muestre.”

 

Así que abrí la Biblia. Se abrió en el Libro de Los Hebreos, Capítulo 11 y leí los primeros tres versículos. (11:1-3)

Tomado de la Biblia, versión RVA (Reina-Valera Actualizada)

Heb 11:1 La fe es la constancia de las cosas que se esperan y la comprobación de los hechos que no se ven.

Heb 11:2 Por ella recibieron buen testimonio los antiguos.

Heb 11:3 Por la fe comprendemos que el universo fue constituido por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Visión:

Entonces el Señor me dio la visión de un río fluyendo hacia la entrada de una cueva.

Profecía:

Soy, soy, soy lo que ven. Soy lo que tocan. Lo soy todo, el Dios de Todo, el Dios de todo. El paso del tiempo ante sus ojos ha sido lento, muy lento para algunos. Pero el tiempo de Dios es diferente. Es puro. Es limpio. Abran sus corazones y déjenme entrar. Abran sus ojos y vean la Luz, la Luz de Jesucristo, la Luz de Jehová, la Luz del Espíritu Santo. Solo el espíritu que lo desea vendrá hacia la Luz. El Amor de Dios es masivo, es grande, es indescriptible, es infinito. Lo mismo la Paz de Dios. Mi Palabra no retornará vacía. Si te extiendes para alcanzarme, Yo Me extenderé par alcanzarte. Nos uniremos con este Amor increíble que no se puede romper.

Por la fe, no estás solo. Las cosas del mundo espiritual son complejas para algunos, para otros no existen. Pero por la fe te salvarás. Recuerda, que cuando estés en Mis Manos nadie podrá apartarte de Mí. Tienes que confiar en tu Dios. Tienes que obedecer a tu Dios. Tienes que hacer lo que tu Dios te dice que hagas. Sé que algunos de ustedes se revelan, discuten, pelean con su Dios, pero al final hacen lo que su Dios les dice que hagan, y eso es lo que es importante.

El Arte del Amor es el Arte de Dar. La Paz de Dios es algo que les doy, no por un precio, sino por esa Palabra: Amor. Como se dice, “Dios ama tanto al mundo que entregó a su Hijo unigénito”. Todo por Amor. Hay muchos sufriendo. Hay muchos corriendo. Hay muchos que buscan la paz, la paz interior, la paz del corazón tranquilo. Muchos han perdidos seres amados, están en busca de esperanza, buscando paz interior. ¡El Dios de todo, lo ve todo! El Dios de todo protege lo que es Suyo. Los ojos del hombre se enceguecen a veces, porque pierden la fe. Dejan de correr la carrera. La Paz de la Paz para algunos son solo palabras. Para otros es la Palabra de Dios, la Presencia de Dios, la Esencia de Dios. Recuerden Hijos Míos, la obediencia es importante. La obediencia es mejor que el sacrificio. Tener fe es grande, pero la obediencia es mejor.

Mi profeta Reymundo, ha estado navegando en estas aguas, en esta cruzada, buscando la verdad. A veces estas aguas chocan con obstáculos, a veces llegas a cataratas, a veces se encuentras con rápidos, pero éste, Mi pequeño amigo, se mantiene en el bote. A veces se asusta, a veces se asombra, pero él está en Mis Manos, pues es obediente. Tiene fe, pero también tiene la debilidad del hombre. Controla sus debilidades lo mejor que puede y se sienta en el bote mientras guío el bote a través de la vida. A veces no tiene dinero, a veces su fe se hace débil, hay veces que tengo que cargarlo. Pero no es pesado, pues tengo el Poder del poder.

El Arte del Amor es preocuparse. El Señor de señores, el Rey de reyes le preocupa, Él Ama a Su Rebaño. Muchos han caído a través de los años y muchos caerán. El tiempo de la Tribulación está aquí. Hay momentos en que lo que creen que está bien, está mal, y las cosas incorrectas van a estar bien. El hombre tiene problemas entendiendo los Caminos de Dios, muchos no leen la Biblia, muchos solo siguen a su pastor y muchos pastores solo siguen sus propios caminos y esos caminos no son los Caminos de Dios. Un ciego guiando a otro ciego, ambos caerán al Abismo.

Así Hijos Míos, levanten su Biblia y léanla, lean la Sabiduría de Dios. Tengan fe, confíen en Dios. Pues una vez estén en Mis Brazos, nunca los dejaré ir. Entiendo las maneras de los hombres. La gente que camina en el espíritu, entiende las cosas del espíritu. Muchos pastores están siguiendo a los espíritus equivocados, pero ya es suficiente. Me encargaré de ellos a su debido momento, en el lugar adecuado. Pero ustedes, Hijos Míos, Mis Amados, escuchen la Palabra de Dios, busquen y encontrarán. El Poder del poder puede protegerlos. Tienen que fortalecerse, pues el tiempo del final está ante ustedes. No caigan en los caminos, las maneras del mundo.

 Ore, oren, oren y lean la Biblia, ayuden a sus Hermanos y Hermanas y escúchenme, pues no están solos. No los abandoné. Los que están confundidos verán la Luz, van a encontrar la Paz interior, en su espíritu. Recuerden que el Río de Dios a veces está calmado, a veces se mueve muy rápido. A veces se mueve hacia una cueva donde hay oscuridad. No se asusten, pues su Dios está en todas partes, la oscuridad no tiene nada que ver con la Luz. ¡Recuérdenlo, protejo lo que es Mío! Amen a su prójimo como a sí mismos, amen a su Padre, con todo su corazón, con toda su mente, con toda su alma, con todo su ser, mientras Nos movemos a través de este Río de la Vida.

Lenguas:

 

Así sea, así sea, así sea. (fin).

 

 

Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech