Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1718. Suceso – KENIA

 

KENIA

 

17181. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 25 de Enero del 2003 a las 5:40 AM.

 

Llegamos a Nairobi, Kenia temprano en la mañana y nos pusimos a buscar hotel. Carl había encontrado dos o tres en una revista. Durante la oración el Señor nos indicó en cuál deberíamos quedarnos. Para nuestra sorpresa fue el Hotel Fairview, que estaba enfrente de la Embajada de Israel, cruzando una calle estrecha. Lo que me pasó por la mente, fue que aquí estábamos enfrente de la Embajada de Israel y que los Estados Unidos estaban justo por invadir Irak. ¡Dios Mío! Podría ocurrir un ataque terrorista mientras estábamos aquí.

Más tarde orando con Carl, el Señor nos dio estas Palabras:

“Nuevo, Núcleo, Esperar”

Luego oramos acerca de ir en un tour por la ciudad y el Señor dijo, “Vayan”.

Más tarde dijo el Señor, “Pueden ungir la Embajada de Israel (la cual estaba enfrente del Hotel Fairview), el lugar exacto no es importante, pero no se expongan a ningún peligro.”

Así, supe que este era uno de los sitios a ser ungidos, pero ¿Dónde eran los otros?

 

Los puntos rojos, indican donde ungimos en Kenia.

 Primer sitio ungido.

 

Buscando el Sitio para ungir.

 

The Spot Ungido.

El segundo lugar que ungí, fue en el terreno del Hotel Fairview

Visión a las 6 PM:

Vi un avión grande estrellándose, con una tercera parte de la punta del ala izquierda quebrándose, y la sección de la cola aplastándose.

 

1718.2. Profecías, Visiones y Sucesos dados a Raymundo Aguilera el 25 de Enero del 2003.

 

Hicimos un tour de tres horas a la ciudad de Nairobi. Al llegar al Museo de la Estación del tren, el Señor dijo, “Concéntrense.” Cuando llegamos a la entrada del museo, oré al Señor por el segundo sitio a ungir.

El Señor dijo, “En cualquier lugar”.

Así que ungí detrás de uno de los vagones del tren.

Mientras nos conducían por la ciudad, le pedí al Señor el significado de la palabra “Núcleo”, pero el Señor no dijo nada. Más tarde escuche al Señor decir: “Nikita”. Lo escuché decirlo en tres ocasiones diferentes.

Mientras pedíamos por el don de sanación y por mi curación el Señor me mostró estas visiones:

Visión: Un reloj de arena que estaba listo para darle la vuelta.

Visión: Un par de puertas doradas gigantescas. Luego un gran elefante gris pasó empujando las puertas. Parecía que venían animales más pequeños detrás del elefante.

Visión:  Vi una cobra blanca desde atrás. Luego se convirtió en un león que estaba rugiendo al aire. La cobra y el león estaban observando el valle desde un lugar elevado.

 

1718-3. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 26 de Enero del 2003 a las 8:15 AM.

Durante la oración el Señor me hizo sentir que yo no estaba allí de turismo.

Entonces dijo el Señor, “Quédate quieto. Esta misión es más importante de lo que te parece.” Entonces se me recordó la palabra, “esperar”.

Pero Carl quería saber si podía ir a visitar la reserva natural de Masai Mara. El Señor no dijo nada, pero me dejó la impresión en espíritu que Carl podía ir.

 

1718-4. Profecía dada a Raymond Aguilera el 26 de Enero del 2003 a las 11 AM.

 

“El martillo va a golpear con fuerza el yunque.”

Visión:

El Señor me mostró un leopardo con manchas, saltando. El leopardo llevaba un maletín de color marrón oscuro como uno que tiene Carl.

Visión:

El Señor me mostró un árbol grande con forma de “Y”.

 

1718-5. Visión y Profecía dadas a Raymond Aguilera el Domingo 26 de Enero del 2003 a las 6:30 PM.

 

El Señor me dio la visión de una botella de vino horizontal, con corcho. Pero la botella parecía vacía. Talvez estaba llena de espíritus.

Entonces el Señor dijo, “El corcho está todavía en la botella.” (fin)

 

1718-6. Visión y Profecía dadas a Raymond Aguilera el 27 de Enero del 2003.

 

Visión:

Tuve la visión de una botella de vino a un lado con el corcho.

Profecía:

Entonces dijo el Señor, “Nada sucederá hasta que se quite el corcho.”

Visión a las 9:30 PM.

Vi una pala cavando en la tierra. La barra de la pala era la columna vertebral (los huesos del esqueleto) de un hombre.

Visión:

Vi otra pala cavando en la tierra con agarradera de madera.

Visión:

Vi una lápida redonda pequeña, de 18 pulgadas (45 cm.) de altura.

Visión:

Esta vez vi una botella de whiskey con corcho, en posición vertical.

 

1718-7. Visiones dadas a Raymond Aguilera el 28 de Enero del 2003.

 

Visión:

Vi que estaban sellando una ventana por todas las cuatro esquinas para que nadie pudiera mirar.

Visión:

Vi una cobra con manchas amarillas y blancas saliendo de la maleza hacia campo abierto.

Visión:

Vi una lagartija lamiendo una gran roca.

Visión:

Vi un grupo de caballos saltando sobre un cercado. Algunos lo lograban, otros se caían.

Visión:

Vi una tortuga que me miraba. Estaba bien amarrada y no se podía mover.

 

1718-7. Visión dada a Raymond Aguilera el 29 de Enero del 2003 a las 7:50 PM.

 

El Señor me dio la visión de un avión grande. Parecía que tuviera el logotipo de Microsoft a un lado. Parecía que el logotipo estuviera iluminado, no pintado, pero no estoy seguro. Al observar el avión, la parte inferior del avión parecía negra, como una sombra.

Me quedó la impresión que el avión se estrellaba. (fin)

 

1718-7. Visión dada a Raymond Aguilera el 29 de Enero del 2003 a las 10 PM.

 

Visión:

Durante la comunión, vi que estaban cortando un mechón largo de cabello castaño.

Visión:

Vi una puerta con la perilla al lado izquierdo. Al lado de la puerta, en la parte exterior, había una pared de hierro forjado decorativo blanco que subía hasta donde podía ver.

Visión:

Vi un caballo con un caballero cabalgando de espaldas. Veía al caballo mirando hacia atrás como preguntándose, qué estaba sucediendo.

Visión:

Un puente suspendido, con el poste de suspensión elevándose en el aire. Había cables en forma triangular, por encima y por debajo del puente.

 

 

agua

1718-10. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 30 de Enero del 2003 a las 11:45 AM.

 

Durante la oración, preguntamos si podíamos ir a la ciudad o no. El Señor dijo, “¿Quieren que los gusanos negros o las arañas negras los devoren?”

A las 4 PM el Señor dijo, “Cinco.”

 

1718-11. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 30 de Enero del 2003 a las 6:30 PM.

 

El Señor me despertó y me dijo, que llegaría un momento en que este lugar no sería seguro. Se refería al Hotel Fairview y creo que a Nairobi también. (fin)

 

1718-12. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 1 de Febrero del 2003 a las 11:18 PM.

 

Ayer temprano llegué del África. Estoy muy cansado y en guerra espiritual constante desde el viaje de Misión. Realmente, durante todo el viaje, hubo combates y más combates. No pude dormir mucho en mi Viaje de Misión al África. Dormía cuatro o cinco horas diarias cada noche. Soñaba con la muerte. Percibía la muerte. Sentía miedo casi todo el tiempo. En Senegal, la primera parada, hicimos un pequeño tour y vimos un poco del campo, pero generalmente el Señor me hacía conciente de la importancia del Viaje de Misión. En Senegal, el Señor me hizo quedar en la habitación del hotel y mantenerme concentrado. Me repetía que este viaje de Misión era más importante que lo que yo creía. Me empecé a cansar desde el mismo comienzo. Creo que tuve solo dos noches de sueño completo durante todo el viaje.

En Sudáfrica, mientras hablaba con Carl y Hill Anderson, me resquebrajé. Lloré y lloré y no podía parar. La sensación de toda esa muerte a mi alrededor, me sobrecogió. Percibo que ésta era la razón. El Señor me garantizaba que Él estaba a cargo de todo, pero aún así me sentía mal en espíritu y físicamente. Sentía como si me fuera a morir. Entonces vi, en dos ocasiones diferentes un avión en el firmamento que se destruía. Pensé que era el avión que me llevaría de regreso a casa. Ahora,  esta mañana escucho que el Trasbordador Columbia se había destruido. No sé si eso era lo que me quería mostrar el Señor, pero el miedo permanente, el temor constante, esa sensación de muerte por dentro era perturbadora.

Luego, de un largo vuelo a Nairobi, Kenia, no teníamos un lugar donde quedarnos, así que le preguntamos al Señor que hacer y nos guió al Hotel Fairview. Cuando nos llevaban para el Hotel, el conductor nos dijo que estábamos directamente al otro lado de la calle de la Embajada Israel (la calle es de una vía.). Mi corazón empezó nuevamente a palpitar. Llegamos allá temprano en la mañana, cerca de las 5:30 AM. Percibí nuevamente este temor de más muerte. Nos quedamos allí por cinco días. Luego de ungir el último sitio que fue el Hotel Fairview, el Señor me hizo estar en Hotel todo el tiempo. Pero Carl fue a un viaje de turismo por un día y pasó la noche en un parque de diversión a algunos cientos de kilómetros, pero el Señor me repetía que yo debía permanecer dentro del Hotel y no salir. Decía, “¡Quedate Quieto!” Así que me quedaba en el Hotel, leía la Biblia y oré por cinco días, pues percibía la muerte a mi alrededor. A veces sentía que tenía un ataque cardiaco, era como si mi pecho fuera a explotar. No podía dormir, así que solo oraba y oraba y leía la Biblia. Al final, el último día, discutimos con Carl pa posibilidad de salir a hacer algunas compras, así que le pedimos al Señor que me liberara.

Él me dio la visión de un campo que parecía pasto, pero era un campo de gusanos negros, que se movían, sobre la tierra y podía ver las arañas negras caminando sobre los gusanos. El Señor dijo, “¿Quieres que los gusanos negros y las arañas negras te devoren?”

Así que me quedé en mi habitación del Hotel.

Luego, cuando íbamos a ir, oramos nuevamente, pues no sabía si me era permitido salir del Hotel para ir a casa esa noche. El Señor me dio el número “cinco”, no pude descifrar que significaba. Entonces miré al reloj y faltaban exactamente cinco horas para el momento en que tenía que estar en el aeropuerto para tomar mi vuelo de salida de Kenia. Así que supuse que el Señor me estaba diciendo que tenía que estar quieto por cinco horas más.

El viaje de regreso a casa fue largo y agotador, cerca de 24 horas de vuelo. Cuando estaba entrando al avión en Londres, sentí como si alguien hubiera clavado un alfiler dos veces en mi ojo izquierdo. Sentí tanto dolor, que quise salirme del avión. Oré y oré durante todo el vuelo. Ahora que ya estoy en casa, todavía siento ataques espirituales. Me siento morir, y no hay nada que pueda hacer. Oro al Señor, oro y oro. ¡Estoy tan cansado! Todavía estoy durmiendo tan solo cuatro horas diarias. No se lo he dicho a nadie, pero mi cuerpo siente que está muriendo. Me estoy cayendo a pedazos y no tengo nada que pueda hacer sino ORAR. Bueno, supongo eso es todo por ahora.

Estoy tan cansado de los ataques espirituales. Necesito un descanso. Necesito reposo. (fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

 

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

 

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

 

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech