Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1694. Profecía – Un hombre de estudio de las profecías – Hitler

 

Archivo de sonido 1694. La profecía se registró como el Señor le habló a través de mí como los otros archivos de sonido Profecía que se han cargado. Lo mejor es leer el texto mientras escucha el archivo de sonido.

 

1694. Profecía dada a Raymond Aguilera el 19 de Agosto del 2002 ,a las 12:38 AM. En Inglés.

 

Sí, Reymundo, hay un hombre estudiando las Profecías. Está buscando errores. Está buscando la manera de hacerte parecer mal. Lo está intentando con mucho ahínco. El problema de este hombre es que no quiere enfrentar la verdad. Y te digo ahora, en este momento, no va a encontrar nada mal. Pero hay tanta ira y prejuicio en él, que va a torcer algo y va a idearse algo que no está allí. Y lo va a cavilar una y otra vez en su mente hasta que se convenza de que está mal. Esto le dará una razón de vivir, pues no puede vivir con la verdadera Palabra de Dios. Tiene mucho del mundo en sí mismo. Le gusta sentirse que hace lo justo. Es vano. En este momento está estudiando y estudiando las Profecías con un peine de dientes finos. Buscando algo y todo para desacreditar Mi palabra. Cree que Me está haciendo un favor. ¡Así sea! ¡Así sea!

Recuerda Mis Palabras. Aquellos que no están Conmigo están contra Mí. Y corrijo lo que no está Conmigo. Recuerda Mis Palabras. La Venganza de Dios, la Ira de Dios. Particularmente este hombre está cambiando de lado. Está trabajando con el demonio, creyendo que está trabajando para Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo. La maldad esta germinando dentro del Cuerpo de Cristo, por personas que tienen el control. Personas que son desobedientes a la Palabra de Dios. Ellos escogen partecitas, saltan de aquí para allá en la Biblia. Tienen su propia agenda, sus propias metas. Sus propios ministerios. No están buscando a Dios. Están buscando confrontación. Buscando batallas. Quieren probar que son superiores, tan conocedores de la Palabra de Dios que se están cortando sus gargantas.

Esta es una de las razones por las cuales Jesucristo de Nazaret habló en parábolas pues hay muchas personas así. <solo aquellos que tienen el espíritu de Dios pueden entender la Palabra de Dios. Las Parábolas son correctas, con las Palabra de Dios, solo para la gente de Dios. La gente del mundo está confundida. Quieren todo sencillo. Dicho de manera simple, necesitan al Espíritu Santo para interpretar estas Parábolas. Cada Parábola que te he dado, Raymundo, tiene su propio significado. Algunas tienen significados múltiples, y esto es lo que enfurece a esta gente. Pues no tienen el Espíritu de Dios y nunca entenderán estas Parábolas. Aunque les des la respuesta, ¡todavía no la verán! Pues están ciegos, puedes leer acerca de ellos en la Biblia.

La gente tiene escamas sobre sus ojos. Puedes golpearlos en la cabeza con la Palabra de Dios y no los aturdirá. Nunca lo verán y entre más no pueden entender, más enojados se ponen. Odio es cosa del demonio. El demonio odia todo lo que no es Jesucristo de Nazaret, del Espíritu Santo, de Jehová Dios. La ira engendra ira. ¡Así sea! ¡así sea!

Sí, Reymundo, estas son Mis Palabras que te he dicho, Hitler era el lobo del demonio. Hitler era la cola del demonio. Sí, Reymundo, estas fueron Mis Palabras. Escribe todo de manera correcta, exacta. Hitler hizo el pacto del demonio, pero sabes lo que le sucedió a Hitler y sabes lo que le pasó a los Alemanes. Aquellos que siguen el sendero equivocado, tarde que temprano cruzan Mi Sendero. Y corrijo todo lo que necesita ser corregido.

Muchos creen que los soldados que vigilaban, que cuidaban a los Judíos en los campos de concentración se liberaron. Que solo seguían ordenes. Pero recuerda, sé lo que estaba en sus corazones. Conozco cada cabello en sus cabezas. Y los corregiré. No solo en este mundo, sino en la otra vida. La Venganza es Mía, dice el Señor. Recuérdalo, Reymundo, a las cosas del demonio, las corrijo. Lo Mío, lo salvo y lo llevo al Cielo Conmigo. ¡Así sea! ¡Así sea! ¡Así sea! Recuerda todo lo puedo ver. Lo corrijo todo, ayer, hoy y mañana. (fin)

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech