Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1689. Profecía – Hábleme de los Cielos

 

 

Archivo de sonido 1689. La profecía se registró como el Señor le habló a través de mí como los otros archivos de sonido Profecía que se han cargado. Lo mejor es leer el texto mientras escucha el archivo de sonido.

 

 

1689. Profecía dada a Raymond Aguilera el 7 de Agosto del 2002 a las 6:20 PM. En Español e Inglés.

 

Le pedí al Señor que me hablara acerca del Cielo y el empezó a hablar.

Español:

¡Soy Yo!, ¡Soy Yo! ¡Soy Yo, hijo Mío!

Inglés:

¿Recuerdas lo que te mostré hace años acerca del infierno? Ese lugar que no es un lugar. Que tiene paredes que no son paredes. Te preguntas del Cielo y te preguntas por las cosas profundas de Dios. Te puedo contar todo lo que hay en el Cielo hasta el más pequeño detalle, pero no lo podrías entender a la manera humana. No podrías comprender, pues tu mente, tu intelecto no está equipado para entender el Cielo.

La descripción de lo que llamas Cielo, paraíso en un sentido, son símbolos que puse en la Biblia y en la mente de la gente para que pudieran comprender un lugar, en otra dimensión que fuera comprensible. Que pudieran entender, que hay un lugar al cual están yendo. Estos símbolos son representaciones de lo real. Hay Paz. Hay Amor. Está Jesús. Está el Espíritu Santo, y estoy Yo, el Padre, Jehová. Pero aun estas cosas son tan profundas, que en realidad no las pueden comprender en el plano físico. Solo les puedo dar símbolos para que su mente pueda comprender de alguna manera. Hay personas que han muerto, que se han suicidado que han ido al Cielo y no es la forma en que el hombre piensa. Estos símbolos de mansiones, esos símbolos de lugares grandiosos, es más grandioso de lo que puedes comprender. Pero es en una, podría decir, dimensión, podría decir lugar, podría decir la Palabra “Cielo”, Pro estas Palabras en realidad no darían una idea de que es el Cielo.

Es un lugar para forzarse por conseguir estar con el Rey de Reyes, el Espíritu Santo. La gente dice que ha muerto y ha visto a Jesús al final de un túnel y que vieron a sus parientes. Estas son manifestaciones del Cielo. Digámoslo de esta forma, de un lugar que es real en su mente, pero el Cielo REAL está mucho más allá. Es como tratar de explicarte cómo es el otro extremo del universo. Puedes asumir una y otra cosa pero nunca lo sabrás hasta que no llegues allí. Eso es lo que es el Cielo. Es lo mejor de lo mejor de lo mejor de lo Mejor de Dios. Es un lugar al que quieres ir, ex la bondad extrema. La satisfacción extrema. Estas son todavía todas Palabras que no puedes entender en el plano físico.

El Cielo es donde vivo con Mi Hijo y el Espíritu Santo, con Mis Ángeles. Es Mi Casa, Mi Casa que quiero compartir contigo por toda la eternidad. Allí es donde viene la fe. Tienes que confiar en la Palabra de la Biblia. Tienes que confiar en Mi Palabra. Tienes que confiar en Jesucristo. Tienes que confiar en el Espíritu Santo. Tienes que creer en Dios. Que hay un solo Dios y lo creamos todo. Pero no quiere decir que el Cielo es un lugar imposible de llegar. En realidad es muy fácil. Está tan cerca como enfrente de tus narices, talvez más cerca.

Pero todavía tenemos este mismo problema, es como la escritura de la Biblia. Cuando Jesús les dijo a sus discípulos que tenían que comer Su carne y beber su sangre. Muchos no podía comprender tal acto. El Cielo es como eso, es como la maravilla de las maravillas, la bondad de la bondad, un lugar tranquilo donde todo está completo, sin error, sin faltar nada. Estas son solo Palabras.

Este es todavía un asunto muy profundo, Raymundo. Sé que intentas comprender, conseguir un vistazo del Cielo. Algún día estarás en el Cielo y entenderás estas Palabras que te he dado hoy. Pero sé que muchos de los que leen las Profecías quieren saber más. Hay limitaciones, limitaciones en el cuerpo, en su naturaleza pecadora que no puede comprender estas cosas pues están más allá de algo que la naturaleza pecadora pueda comprender. Peor si todas estas personas pudieran entender, pudieran ver un microsegundo del Cielo, cambiarían sus caminos, su vida por siempre.

Algunos de ustedes tienen una idea, pues le he dicho al Espíritu Santo que ponga ciertos dones espirituales en ciertas personas alrededor del mundo. Pero aun esto es un pequeño vistazo. Si realmente supieran, llorarían y llorarían y llorarían y llorarían de alegría. Estarían sobrecogidos por la bondad, con las cosas de Dios. Por esta razón intento duro a través de estas Profecías de decirle a la gente que se retire de los caminos pecadores, que busquen a Mi Hijo, Jesucristo de Nazaret. A través del Espíritu Santo, las cosas pueden cambiar, su postura. La maneras en que el mundo ve las cosas de cierta forma es satánica.

Como he dicho en otras profecías hay otro lugar, completamente lo opuesto. Es tan malo que ni Me gusta hablar de él. Pero es el lugar para las cosas que no Me pertenecen, para las cosas del demonio. Me has escuchado decir varias veces “Aquellos que siguen al demonio, vivirán con el demonio.” Me has escuchado decir muchas veces, “Aquellos que siguen al demonio, vivirán con el demonio” lo cual es verdad. Pero no quiero que nadie siga al demonio. No quiero que nadie viva con el demonio.

Conozco la naturaleza pecadora del hombre que no es posible, por esto dice las escrituras, “El portal amplio y el portal angosto” pues muchas personas les gusta ir por el camino fácil. Quieren tener fe, quieren tener fe pero no quieren trabajar en ello. No pueden trabajar su camino al Cielo, no puedes ir al Cielo con tu fe. Necesitas balance.  A través del

Poder del Espíritu de Dios me encontrarás, encontrarás al Cielo. No te arrepentirás, pero recuerda lo que dice la Biblia para los tiempos del final. Ni una Letra ni una Palabra faltará. Todo ocurrirá, lo bueno y lo malo.

Los Amo Hijos Míos, los observo todos los días y aún eso es difícil de comprender. Que los Amo tanto como para cuidarlos a cada uno de ustedes. Pero recuerden, Yo invente la Palabra “!Amor”. No tienen idea ni comprensión de lo que esa Palabra significa. Mi Hijo, Jesucristo de Nazaret los ama. El Espíritu Santo los Ama y Yo los Amo. Los Tres somos Uno. Los Tres vamos a salvar a los que Nos pertenece y vamos a poner al resto en otro lugar. Recuerden, “Haz con los demás lo que quieras que hagan contigo y Ama a tu Padre con todo tu corazón, toda tu mente y toda tu alma” y estarás a medio camino del Cielo ya.

Bien, Reymundo ¿contesté tu pregunta acerca del Cielo? Hasta otro día. Tal vez te diga más, pero recuerda, envía mis Profecías, envía Mis Palabras a todo el mundo. Y no te preocupes por dinero, no te preocupes por nada, pero Ama a tu Padre con todo tu corazón, con toda tu mente con toda tu alma  y todo saldrá bien. Hasta la próxima ocasión, Mi pequeño Reymundo, hasta la próxima vez.  (Fin)

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech