Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1661. Profecía – Predicadores, predican sobre el dinero.

Archivo de sonido 1661. La profecía se registró como el Señor le habló a través de mí como los otros archivos de sonido Profecía que se han cargado. Lo mejor es leer el texto mientras escucha el archivo de sonido.

 

 

1661. Profecía dada a Raymond Aguilera el 14 de Noviembre del 2001 a las 8:37AM.

 

Visón:

Mientras miraba “Cleflo Dollar”, un programa de la televisión Cristiana, donde estaban predicando acerca de dinero y la Biblia y cosas como esa. El Señor me mostró la visión de fuego y humo saliendo de dentro de la chaqueta del predicador. El fuego y humo parecían demoníacos, luego desaparecieron. ( fin).

Profecía:

El sello, el sello, la estampilla ha llegado. Abran los ojos y miren al firmamento. Vean la roca cayendo. Miren la tierra sacudiéndose. Vean su casa que se destruida. ¡Recuerden el sello! ¡Recuerden el sello!

Había una vez un Corderito. El Corderito estaba enfocado. El Cordero era obediente. El Cordero fue sacrificado. El Cordero fue resucitado. Ese fue el principio. Luego este Cordero volvió con el Poder y la Venganza del Padre. Ese fue el fin, el fin del mal, el principio de lo bueno y justo, pero no fue el final completo ni el principio completo pues había una conclusión final. La conclusión final de todo lo que el hombre conoce, y el principio de un nuevo mundo final, un nuevo cielo. Parece complejo, pero todo está en las Manos del Padre Jehová, el Hijo de Jesucristo de Nazaret y el Espíritu Santo.

Escuchan a estos predicadores, predicar de dinero. Hablan de salvarse con dinero. Hablan de curación a través de dinero. Una de cada dos palabras que sale de sus bocas es acerca de dinero o deuda. ¡Está es la marca del demonio! Si está en el Cuerpo de Cristo y no ves esto ¡tienes un problema! Pues estás cayendo por el sendero amplio, el sendero de Satanás. Créanme o no, cualquiera que sea el caso, el resultado final será un sitio ardiente, para ustedes con los amigos del demonio. Con los amigos de estos predicadores que predican acerca de dinero, acerca de riquezas. Estarán en el mismo lugar. No importa que tan bien prediquen la palabra. No importa lo sagaces que sean en sus convenciones, en sus reuniones. Los voy a estampilla, como cuando se mata un mosco. Cualquiera que corrompa, cualquiera que tuerza la Palabra de Dios, para sus propios propósitos, será estampillado. Estas Palabras son duras. Estas Palabras son precisas. Estas Palabras son directas. Estas Palabras son verdad.

La vía para llegar al Cielo es, primero leer la Biblia, Comulgar, ayudarle a sus compañeros, sus hermanos y hermanas en el Cuerpo de Cristo con amor y rectitud, pureza de corazón por el amor de su Padre Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo. Muchos creen que estas Palabras no significan nada. ¡Así sea!  ¡Así sea! Pero aquellos que lo están intentando, que están en la lucha, que están buscando al Padre, a Jesucristo de Nazaret y al Espíritu Santo, escuchan estas Palabras verdaderas y de fe. El camino al Cielo es a través del amor, a través de ayudar y buscar al Padre en la forma que Él te los pide. Tu trabajo es obedecer, amar y cuidar a tus compañeros, hermanos y hermanas. Recuerda los dos grandes mandamientos, “Ama a tu Padre con todo tu corazón, tu mente y tu alma. Y ama a tu prójimo como a ti mismo.”

Las cosas se van a calentar en este planeta, en este mundo. Todavía tienen tiempo y eso que el final está aquí. Prepárense para luchar. Prepárense para ayudar a sus compañeros. Las cosas del mundo están cambiando, algunas lentamente otras rápidamente. La gente está empezando a morir. La gente está empezando a encontrar a Dios. Muchos se están enfureciendo. Muchos solo están de duelo. Muchos están asustados, pero me da pena decir que solo es el comienzo. Las cosas se van a poner peor. Por esto quiero que Mi Rebaño lea la Biblia de principio a fin, sin saltarse nada. Ayúdenle a su prójimo. Obedézcanle a su Padre Jehová, Jesucristo y al Espíritu Santo.

Muchos de ustedes están siguiendo a estos pastores que son llamativos, Carismáticos y parecen tener respuesta a todo. Cuidado Hijos Míos, estén pendientes que Lucifer es muy sagaz. Pues voy a agarrar a todos estos predicadores de mal,  a todos estos embaucadores del demonio, los pondré en una Bolsa y los arrojaré al abismo ardiente, voltearé Mi Espalda y me iré. Va a ser así de sencillo. Pues su Padre Jehová está cansado de líderes que confunden al Rebaño, de cualquier manera, de cualquier forma, con cualquier medio. Éstas no son palabras vanas. Esta gente cree tener poder. Creen que tienen que decir porque la gente los escucha. Pero no están diciendo las Palabras de Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo a través del Poder del Espíritu Santo, a través del amor en su corazón por su Dios. Se hallarán a sí mismos en esa Bolsita.

La iglesia del hombre está tan corrompida que no hay un lugar en que pueda enviar a Mis Hijos y estar en paz, donde sean alimentados con la rectitud, la verdad de Mi Palabra. Pero hay lugares donde se consigue partecitas de la rectitud. ¡Qué pena!  ¡Qué pena! ¡Qué pena! Pues el hombre tiene la tendencia a destruir, a desorganizar, a hacer sus propia agenda con las cosas de Dios. A veces la gente muere. A veces solo es confundida, pero todo está llegando a su final. Pues el Poder de Dios es el Poder de Dios y Él se lo entrega a quien Él quiere. Pero el poder del demonio se da libremente a quien quiera en cualquier momento. Mi Rebaño reconoce Mi Palabra. Cuando escuchan Mi Palabra su corazón se inflama, revive, vuelve a la vida. Pues la verdad quema en su corazón bajando hasta las profundidades del alma. Pero recuerden hay ovejas y hay lobos con piel de oveja en cada iglesia, en cada situación. ¡Qué pena! ¡Qué pena!

Los amo, Hijos Míos, pero si no están en la torre de vigilancia, si no tienen sus lámparas con aceite preparadas y listas, si no están en el sendero estrecho, están en problemas. Recuerden Mis Palabras. Lean la Biblia. Estúdienla. Éste es su Padre Jehová, Jesucristo de Nazaret y el Espíritu Santo dándoles un poco de sabiduría acerca de los días que se aproximan. Recuérdenlo, tengan cuidado de los líderes de las iglesias. Pues sus corazones no están correctamente con Dios. (fin).

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech