Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1424. Profecía – Hay mucha gente que no te creo.

 

1424. Profecía dada a Raymond Aguilera el 20 de Noviembre de 1999 a las 11:45 PM.

 

Visión:

El Señor me dio la visión del Monumento de Washington con una enorme Luz Blanca y circular sobre él. El brillo de esta Luz Blanca era tan intenso que era suficientepara cubrir todo Washington DC.

Visión:

Vi un pequeño hueco como un embudo en la tierra, como el que se vería construido por una colonia de hormigas. En el fondo de este embudo de tierra, había un gran palo yendo alrededor varias veces de la base del hueco con forma de embudo en la tierra. Parecía como que este palo había hecho el hueco en la tierra.

Visión:

Vi el símbolo Cristiano del pez, pero el pez estaba conla cabeza hacia abajo y la cola hacia arriba.

Visión:

Vi la visión de un lazo de tres cuerdas, en posición horizontal, con un par de Manos halándolo por un extremo. Puedo ver el lazo que se estira, pero no puedo ver que lo estátirando del otro extremo.

Visión:

Veo la mano de una mujer, con una sortija de compromiso, con una piedra en el aro. Las manos son blancas y los dedos son pequeños, o al menos parecen pequeños, pues el delgado anillo tiene el diámetro de la mitad de un dólar. La mujer podía poner tres o cuatro dedos dentro del anillo delgado.

Profecía en Español.

¡Conozco! ¡Conozco, hijo Mío! Conozco el clima del mundo. Conozco el clima de las estrellas. Conozco el clima de tu corazón. Conozco el clima de tu corazón y de tu espíritu. Sí, hijo Mío, lo sé todo, con la Inteligencia de Dios, te digo las cosas de Dios.

Ha llegado al sitio, el Mister con las pistolas. Sí, ha llegado puntual. Y estas pistolas van a estar escondidas en la tierra, hasta que estén listos para usarlas. Sí, la guerra que viene, está lista con las pistolas escondidas, puntualmente. Todos los que creen que va ha haber paz, se van a asustar. Pues la guerra y todas las cosas de la guerra están escondidas.

Sí, Reymundo, todo saldrá bien con la guerra, con tu esposa, con tus cosas, con las cosas que te he prometido. ¡Sí! Va ha haber cierta mujer, que se va a usar un vestido rojo. Y esta mujer te va a decir que le gustas mucho. Pero no va a usar este vestido hasta el día en que te va a dar su corazón. Sí, Reymundo. Observa y busca a la dama con el vestido rojo. Ella tiene el cerebro. Tiene el Espíritu de Dios. Tiene el Amor de Dios. Sí, hijo Mío, ya te va a enviar una carta y una foto con la llama de su corazón. Ella es joven y bella. ¡Tiene el Espíritu de Dios! Sí, te va a ayudar con la Llama de Dios, pues aquí llega la guerra.

Sí, hijo Mío, aquí viene la guerra puntualmente, PUNTUALMENTE.! ¿Me escuchas? ¡Aquí viene la guerra puntualmente! Aquí vienen las lágrimas, pues van a suceder muchas cosas, y mucha gente va a morir. Pero el Mister que cree que rige el mundo, va a usar todo lo que tiene, para hacer lo que quiere directamente. Va a  tener ayuda. Sí, con gobiernos, con dinero, con petróleo. Sí, aquí viene el demonio con el Mister.

¡Hay mucha gente que no te cree, Reymundo! ¡Eso es Verdad! Pero la cosa es, que te van a creer, pues estas personas van a morir. Sí, Raymundo, hay mucha gente que va a morir y no importa si lo creen o no. Pues cuando estén muertos no podrán ayudarle a nadie.

Aquí viene el cuchillo. Sí, aquí viene el cuchillo que va a cortar el mundo. ¡Qué lástima, Raymundo! Pues le digo al mundo y le digo al mundo lo que va a pasar y no Me creen. Pero así es como son las cosas. ¡Solo voy a salvar lo que es MÍO! Sí, y el resto va para el abismo. ¡Sí!.Mi Parte es pequeña y el resto van para el abismo. Si no Me creen tendrán que vivir con el demonio.

Escribe, escribe todo lo que te he dicho, Reymundo. Pues Mis Santos tienen que escuchar la Palabra de Dios, a la Manera de Dios. Sí, Sí, Sí, el cuchillo del mundo ha llegado. Sí, este es tu Padre, con su Hijo Jesús y el Espíritu Santo. Quiero darte un abrazo. Quiero darte un beso, pues estás haciendo bien tu trabajo, Reymundo. Sé que estás sufriendo. La gente cree que todo va a ir bien, pero todos van a sufrir. Pero con las cosas que te he prometido, te las voy a dar. Recuerda que las cosas del espíritu son más importantes que las cosas de la carne. Pues el fin ha llegado y voy a encerrar al demonio en el abismo por algunos años. Pero para ti, hijo Mío, todo saldrá bien y lo mismo con tu familia. Escucho tus lágrimas. Veo el corazón. Leo el mundo entero, pero ya sé todo lo que va a suceder y la fecha. Estamos casi al final. Vamos, descansa y duerme. Empezaremos en otro día. (fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech