Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1410. Suceso – oí una voz demoníaca decir …

 

1410. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 28 de Agosto de 1999.

 

Carta a la Lista de e-mail.

Hola Hermanos y Hermanas,

Los ataques alrededor de mi casa se están intensificando nuevamente. Cada vez que intento escribir el material nuevo, mi mano derecha empieza a doler intensamente. Tengo que cambiar el uso del “ratón” a la mano izquierda. El otro día fui a ver mi caja de correos y la encontré vacía.

Antes de cerrarla escuché una voz demoníaca diciendo, “¡voy a detener todos los fondos que van a tu ministerio!”

Entonces escuché al Señor decir, “¡No, no lo va a hacer!”

Debo decir que me sorprendió, cerré la caja y me fui a casa, preguntándome que estaba sucediendo. Desde que volví de Israel no ha habido sino ataques tras ataques. Mi brazo derecho me duele y a veces no puedo dormir.

El día siguiente volví a la caja postal y la misma voz dijo, “¿No te dije que iba a detener los fondos que van a tu ministerio?”

Pues la caja estaba vacía nuevamente. Esta vez el Señor no dijo nada, pero en mi espíritu y mi mente recordaba lo que el Señor había dicho el día anterior. Era como si el Señor me estuviera diciendo en Espíritu, “¿NO CONFÍAS EN MÍ?” Cuando percibí en espíritu, que era mejor no pedirle clarificaciones al Señor. Pues ya antes me había dado la respuesta que necesitaba escuchar.

Voy a necesitar más oración a través de estos días difíciles, pues voy a intentar escribir el nuevo material. Creo que es tiempo de cargar mi cruz y seguir al Señor, aunque duela. Ahora que lo pienso, he recibido cartas y mensajes de hermanos que el Señor les ha dicho que me envíen algo extra. Me parecieron extrañas y les contesté que yo estaba bien. ¡Talvez no estoy bien y ni siquiera lo sabía!

Luego de recibir unos mensajes de odio hace algunos días, empecé a sentirme desgastado y cansado. Entonces un buen amigo y hermano en Cristo empezó a contarme sus dudas y para mi sorpresa el Señor me inspiró y me reveló todas las profecías que Él me ha dado en los últimos diez años para días como estos. ¡¡Alabado sea el Señor!! Pues el Señor me las mostró y no solo me levantó el ánimo, sino que me dio la fortaleza adicional que necesitaba para correr y no solo caminar tras de Él. ¡Alabado sea el Señor, una y otra y otra vez!

Suyo en Cristo,

ray

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech