Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1367. Suceso – Ungido áreas en Israel.

 

1367. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 22 de Julio de 1999 al mediodía.

 

Me di cuenta que las zonas más difíciles de Ungir, serían en el área de Jordania, pues necesitábamos visas para poder entrar y carro para poder movernos sin ser detectados. Así, que decidimos ir primero a una agencia de turismo al principio de nuestro Viaje de Misión, para averiguar cuanto costaría un tour privado. Cuando en la agencia empezaron a preguntar el porqué queríamos un tour privado y la razón del viaje (pues tenían recorridos más baratos, cuando iba más gente.), le respondimos lo mejor que pudimos. Teníamos que tener cuidado con las palabras, pues todos en Israel, son muy cautelosos acerca del terrorismo. Luego de que nos dieron el costo del tour privado, decidimos dejar la agencia para orar al Señor acerca del paquete de este tour.

Fuimos fuera a un café y oramos.

Y el Señor me dio la siguiente Palabra, “Unge solo en Monte Nebo”. “El resto es solo desierto pagano sin valor.”

Así que oramos, por si teníamos que tomar el siguiente tour privado que hubiera.

Y el Señor dijo, “Cuando le tiras una pluma a un ganso, ¿este salta?

Así que interpretamos lo anterior como un “sí” y compramos el paquete privado de la agencia de turismo.

 

Áreas Ungidas:

Salimos de la agencia y nos fuimos hacia Tel Aviv, para empezar el perímetro de 30 millas (50 Km.) alrededor de la Ciudad Antigua de Jerusalén.

Nos detuvimos en Yavne y el Señor dijo, “Unjan aquí.”. Esto fue en un parque al lado de una sinagoga.

 

Luego condujimos por Qavat Malakhi y el sñor dijo, “¡Continúen!”

Cuando llegamos a Qiryat Gat el Señor dijo, “Fine”

Entonces condujimos pasando un parque y el Señor dijo, “¡Sigan moviéndose!”

Entonces condujimos hasta  Uzza y el Señor dijo, “¡Busquen y encontrarán!” Entonces el Señor nos guió a otro parque, que tenía un gran tanque de agua y una sinagoga y Ungimos esta zona en el parque.

 

Luego manejamos hacia Edn Dhahiriya. Estábamos ocho kilómetros dentro del Banco Occidental y pasamos un retén militar, yo estaba un poco nervioso, pues estábamos conduciendo un carro alquilado, (que estaba claramente marcado en la puerta lateral.). Nos había dicho la agencia de alquiler que no condujéramos por estas áreas pues eran peligrosas. (Las ciudades musulmanas del costado occidental.)

Bien, manejamos por esta zona prohibida hasta que el Señor dijo, “¡No vayan más allá!” Así que hicimos una vuelta en U  en la siguiente intersección y vertimos el Aceite de Oliva lo más rápido posible en la tierra desde la puerta de atrás del carro. Pues parecían que muchos trabajadores estaban volviendo a casa del trabajo y no queríamos tener problemas si uno de ellos nos veía Ungiendo la tierra. Y habían soldados con armas REALES. Así, que allí estábamos tres cristianos, Ungiendo una pequeña área Musulmana para el Señor. Realmente no creo que entendieran que estábamos haciendo. Era más probable que pensaran que éramos terroristas. Así que nos fuimos de allí, tan rápido como pudimos. Recuerdo que en una ocasión Carl dijo que era fácil de creer que él o Mar los confundieran con terroristas, pero no a mí. (No sé si se refería a que yo estaba muy viejo o fuera de forma! <Sonrisa>).

Así después condujimos por la Autopista 31 y lejos de problemas potenciales, mientras estábamos manejando, el Señor dijo, “¡Salgan y deténganse en un lugar seguro!” Cuando buscábamos un lugar seguro para detenernos, el Señor dijo, “¡Todo lo que sube, baja!” Así que seguimos buscando el lugar para parar, todavía nos estábamos moviendo cuando el Señor dijo, “¡Sacudan el polvo de sus zapatos!”

Vi un puesto de sandías a la distancia y sugerí que nos detuviéramos y compráramos una sandía pues parecía un lugar seguro para parar. Así que compramos una sandía y nos sacudimos el polvo de los zapatos al subir al carro, como nos lo había dicho el Señor.

Ya para este momento eran las 9 o 10 de la noche y Carl le estaba dando sueño, así que nos detuvimos en un hotel turístico en el Mar Muerto, como a cinco millas al sur de Massada. Estaba haciendo mucho calor allí, así que descansamos un poco y oramos y el Señor nos dijo que continuáramos.

Así que empezamos la conducción nocturna nuevamente mientras continuábamos hacia el siguiente sitio de Unción, Escuché una Voz demoníaca diciendo, “¡No tienen que detenerse aquí!”, “¡Tu, charlatán!” Entonces cuando llegamos a nuestro destino escuché una voz demoníaca decir, “¡No quieren hacer esto!”

Así que detuvimos el carro al lado de la Autopista y abrimos la puerta trasera y Ungimos la tierra en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Recuerdo que Carl y Mark habían salido del carro, me imagino que iban a tomar fotos o algo cuando escuché la Voz del Señor decir, “¡ahora salgan de aquí, rápido!” Les conté a Mark y Carl, lo que dijo el Señor y nos fuimos manejando tan rápido como pudimos. Un poco después el Señor dijo, “¡Gracias, sirvientes buenos y fieles!”

Este recorrido manejando hasta nuestro hotel fue muy extraño. Estábamos muy cansados y Carl todavía estaba con sueño mientras conducía y parecía que nunca íbamos a llegar. Entonces escuché otra voz demoníaca diciendo, “¡Bajen la velocidad y paren, Descansen!”  Por alguna razón los demonios querían que nos detuviéramos y el Señor que nos fuéramos de allí velozmente. Continuamos por cerca de una  hora y nos detuvimos en una estación de gasolina y descansamos un poco antes de llegar a nuestro hotel. Fue un día muy largo, pero cubrimos una gran área y Ungimos tres o cuatro puntos.

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech