Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1339. Prophecy – I do not need your help to tell Me.

 

1339. Profecía dada a Raymond Aguilera el 20 de Mayo de 1999 a las 2:15 PM. En Español.

 

(Lenguas no comprensibles)

¡Sí, sí! Sí, hijo, las cosas de Dios, ¡¡Sé, sé… lo que estoy haciendo!! No necesito tu ayuda para que Me digas qué puedo hacer, o, cómo puedo hacerlo. ¡Le ordeno a Mi Reymundo como, Yo quiera! No Me interesa si te gusta lo que le digo a él que haga. Le digo a Reymundo que haga, ¡lo que Yo quiero! Y te digo directamente, que no Me interesa si te gusta lo que le digo a él o no. ¿Quién crees que eres, q ue puedas decirme a Mí, qué está bien y qué está mal! ¿Quién crees que eres, Dios? Cuando le digo a Reymundo que haga algo, tiene que HACERLO, o voy a cambiar las cosas de su espíritu. ¿Quién eres para decirme que Reymundo no puede hacer esto y no pude hacer esto y no puede hacer lo otro?

¿Crees que estoy jugando? ¿Crees que es importante para Mí, que te enojes, por que crees que él está haciendo las cosas de su mente, de su corazón? ¡Voy a enviar las cosas que son Mías, como las quiero! No como tu las quieras. ¡Crees que Me importa que te guste lo que le digo a Reymundo? Le digo a él que haga lo que creo, lo que quiero. Pues quiero corregir las cosas del mundo. El día que limpies tu mente, tu corazón, el día que tengas la Fuerza de Dios, ¡puedes decirme que quieres que haga Reymundo!

Te voy a estar observando directamente y al detalle, pues Me has hecho “Enojar” con la carta que le has enviado, con la mente y el espíritu del demonio. ¡Aquí viene el día en que te voy a corregir! ¡No estoy jugando! Cuando le digo a Reymundo que haga algo, él puede decirme que “No” o puede decir que “Sí”, ¡pero la cosa es entre él y Yo! Y si quiere ponerte en la mitad, porque no te gusta las cosas que le digo, te voy a golpear con Mi Mano. No conoces las cosas de Dios, pero me puedo enojar cuando alguien quiere detener Mi Palabra. Crees que sabes tanto. Te voy a mostrar qué sabes. Y te estoy diciendo y a tu corazón en este momento, que estoy enojado contigo. Me escuches o no, ya lo he puesto en Mi Libro cuando vengas y estés enfrente de Mi Hijo. ¡Te voy a corregir! ¡Te voy a corregir!

Quiero aclarar las cosas, cuando entras con tu lengua y con las cosas que escribes a Reymundo, no hieres a Reymundo, pues le entran por una oreja y le salen por la otra. Pero, Yo, quien hizo el mundo, el Cielo, puedo corregirte con Una Palabra. Y no te puedes esconder de Mí, y sabes lo que estoy diciendo y si no sabes, te lo voy a mostrar! El tiempo está corriendo y enviaste palabras de maldición a Mi hijo, Reymundo. ¡Te voy a corregir!

Todo lo que sabes es amor, amor, amor. El amor está bien, pero están las otras cosas de Dios, que tienes que aprender. Tienes que aprender que Dios se puede “Enojar” ¡Y estoy enojado contigo! Y sabes con quién estás hablando, cuando envías esas palabras de maldición a Mi Reymundo. No Me interesa si eres el Presidente o si estás trabajando. He leído las cartas que Raymundo ha recibido. ¿Crees que estoy sordo y crees que estoy ciego? ¡Aquí viene el día en que te voy a enderezar! Y vas a llorar. Pues tu con tu mente, con tu espíritu has hecho a tu Dios Enojar. ¿Me escuchas cabecidura, corazón de piedra?  Puedo romperlos. ¡Reymundo no puede hacer nada! A veces creo que no son importantes par él, pero Yo, Yo Me Enojo. ¡Pues es Mi Palabra! No es la Palabra de Reymundo, si crees que estoy jugando, nos veremos cuando nos veamos directo a los Ojos, Nariz a nariz. Quiero decirte una cosa. ¡Nunca Pierdo cuando Peleo, y esto es claro y preciso! Peor si crees que le puedes ganar a Dios, te daré el chance.

Cuando le digo algo a Reymundo, él Me escucha claro y preciso, y lo hace. Así te guste o no. ¿Crees que todo lo que sucede se tiene que ajustar a tu mundo?  Entonces eres estúpido, si crees que todo irá de acuerdo a lo que quieres, ¡como crees! Voy a terminar esta Palabra ahora, pues estoy muy Enojado contigo. Y si no te detienes en este minuto, voy a ir allí y golpearte encima de tu cabeza con la Fuerza de Dios, con la Fuerza de Mi Hijo, con la Fuerza del Espíritu Santo. Eso es todo lo que quiero decirte en este día, en esta fecha con Mi profeta, Reymundo. Ha llegado la Llama de Dios. (fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguile ra, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech