Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1192. Profecía – Mateo 24, y las diez vírgenes.

 

 

Mp3d 1192 clip de sonido es aproximadamente 6,25 minutos (717 KB) a partir de mi cinta original de grabación de casete micro. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. Este clip Profecía de sonido está en Inglés. Lea el siguiente texto mientras escucha el clip de sonido para obtener mejores resultados.

 

 

 


1192.- Profecía dada a Raymond Aguilera el 20 de Agosto a las 8 AM.

El bebé está listo para su baño. ¡Alcanza el jabón! ¡Alcanza la bañera! ¡Alcanza la esponja! ¡Alcanza la toalla! El despacho de la Presidencia va a empezar a desvanecerse. ¿Debo botar al bebé con el agua sucia en que se bañó?

¡Oren, Oren y Oren! Lean la Biblia, busquen a Mi Hijo, Jesucristo de Nazaret, enfóquense, enfóquense y enfóquense en las cosas de Dios. Porque las cosas que están ante ustedes vendrán rápidamente, llegarán puntuales. Estoy juntando Mi Rebaño. Estoy separando las ovejas de las cabras.

Recuerden las Palabras del Capítulo 24 de Mateo. ¡Están tendidas ante ustedes! Agudas y directas. Recuérdenlas cuando las hojas del árbol de higos cambie. Recuerden a su Dios Jehová, su Rey de Reyes, Jesucristo de Nazaret. Recuerden el Poder del Espíritu Santo. Las cosas ante ustedes asustarán al mundo, pero si leen la Biblia, si saben la Palabra de Dios, podrán soportar las cosas que ven. Las cosas que escuchan. Las cosas que recaerán sobre todo el planeta. Llorarán lágrimas de sangre, de angustia, de impotencia.

Pues aquellos de ustedes que han estado leyendo la Biblia con los Ojos de Dios, con el Corazón de Dio, con el Amor de Dios saben exactamente qué estoy diciendo. Aquellos de ustedes que han estado jugando iglesia van a estar confundidos, no van a saber que hacer. Pues saltaron y brincaron a través de la Biblia. Recuerden Mis Palabras. Soy el mismo ayer, hoy y mañana. Mi Corazón es Grande, Mi Amor es Grande, pero no voy a soportar la inmundicia y las cosas de Satanás. Todo se limpiará. Todo será llevado al abismo. Recuerden que el otro lado del Amor es ira, disciplina. A veces es duro recibir. Pero sé, qué es lo correcto y qué está bien, al detalle, para la persona que aplica. No Me gusta lo que tengo que hacer, pero las cosas del Cuerpo de Cristo se han relajado mucho en las comunidades Cristianas.

Le digo a Mi hijo, Reymundo, que mucha gente se enfurecerá con él, por Mis Palabras. Le dije que mucha gente le pondrá nombres. Que numerosos cristianos lo acusarán, tomarán piedras y correrán tras de él con sus palabras, con sus teologías. Pero recuerden que no es tras Raymundo que están corriendo con esas piedras. Miren sus manos, son pecadoras, están sucias. Miren sus piedras, ¡ahora deténganse! Ahora miren Mis Manos. Miren Mis Piedras. ¡Ven quien ganará la pelea? ¡Pues si corren tras Raymundo correrán tras de Mí! ¡Veamos quien gana, con sus  teoremas, con sus acciones, con sus debilidades!

Recuerden en todas esas Profecías donde mencioné el mosquito, no creo que tengan alas suficientes para escaparse de Mi Mano. ¡Pues los aplastaré como a un mosquito con el resto de las cabras! ¡Recuerdan las diez vírgenes, ¿entre cuáles cinco están ustedes? ¿La parte de Cuerpo que no lo va a lograr, o la parte que va a estar en la Cena de la Boda? ¡Recuerden Mis Palabras! ¡Recuerden Mis Manos! ¡Pues soy muy serio en las cosas de Dios! Si quieren jugar a la iglesia, los enviaré al lugar para que jueguen a la iglesia. Si buscan a Mi Hijo, Jesucristo de Nazaret, si me buscan a Mí, Jehová, Si buscan al Espíritu Santo, los enviaré a la cena de la boda con un nuevo y brillante Traje Blanco.

Recuerden Mis Palabras, recuerden la Biblia, recuerden la ira de Dios, recuerden Mateo 24, recuerden las diez vírgenes, recuerden el Libro del Apocalipsis, todo está ante ustedes. Lo he presentado claramente. Lo he hecho escribir claramente, ¡Así que no vengan ante Mí, diciéndome que no sabían! Cuando han intentado apedrear a Reymundo. Cuando han tratado de correr tras el demonio por los lujos de este planeta, de este mundo. No Me olvido de nada, leo el corazón. Los conozco mejor de lo que se conocen a sí mismos. ¡Así sea! ¡Así sea! (fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech