Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1122. Suceso – Tomando Santo vino con sus discípulos en la Última Cena.

 

1122. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 14 de Noviembre de 1997 a las 8:30 PM.

 

Las últimas dos semanas. Mucha gente me ha llamado y escrito pidiendo oraciones. También me di cuenta, que lloro durante estas oraciones. La mayoría del tiempo no me doy cuenta que estoy llorando hasta ya en medio de la oración. Me parece que son oraciones con empatía, en las cuales tu cuerpo se envuelve físicamente en la oración y llora.

Bien, el Viernes por la noche, Carl, un amigo mío, me preguntó si quería ir a escuchar a un bien conocido profeta, en San José. Le dije que sí y me fui a su casa. Noté que el tráfico estaba muy pesado y se lo mencioné a Carl. Decidimos quedarnos en casa orar y Comulgar.

Suceso / Visión:

Fue durante la oración que este suceso-visión sucedió. La mayoría del tiempo me siento como el más grande pecador del mundo. No sé, por qué el Señor hace esto conmigo, ¡cuando menos lo espero!

Esta experiencia fue tan real en espíritu que no puedo explicarla en palabras completamente. Pero durante la oración de la Comunión, el Señor me dio el “HONOR Y EL PRIVILEGIO” de verlo a Él sentado con Sus Discípulos en la Última Cena, en el salón.

Al mirar al Señor, lo podía ver de la cintura para arriba, parecía que estaba sentado en el suelo, pero no estoy seguro. Sabía, sin la menor duda, que era Él y qué estaba haciendo, también sabía que era la Última Cena del Señor y el primer servicio de la Comunión del mundo, dado directamente por el Señor. ¡Todo esto suena bien extraño,¿No es verdad?!

Lo que se me mostró fue el momento después de tomar el Pan (Su Cuerpo), y justo antes de repartir el Vino (Su Sangre). ¿Cómo puedo decir esto sin parecer un loco? Estaba viendo a Cristo desde la cintura hacia arriba, pero no tenía rasgos identificables en lo físico, en Su Cara o Su Cuerpo que Yo pudiera ver CLARAMENTE en espíritu. Pero al mirar a Su Cara espiritual, se veía tranquilo, calmado, apacible, sosegado pero aun así percibía lágrimas en Su Cara. Mientras lo miraba, Él lenta y pausadamente observó a cada uno de sus Discípulos antes de pasarles el Vino. Parecía que les estaba dando una profunda mirada en el alma de cada uno. También parecía que esa mirada, mostraba lo que cada Discípulo iba a hacer y sufrir por Su Nombre. Quizá por eso, Él tenía esa expresión con Lágrimas en Sus Ojos. Todo el lugar quedó EN CALMA, nadie hizo ningún ruido como si el ESPÍRITU SANTO estuviera llenando todo el salón mientras observaban.

Todo lo que pasaba por mi mente era, “ NO TENGO NADA QUE HACER AQUÍ, viento este MOMENTO TAN SAGRADO!” Me empecé a sentir tan sucio y no merecedor de ver lo que sucedía. Me gustaría poder explicarlo en palabras, pero no puedo. Este tipo de experiencias hace que me pregunte, “¡Por qué Yo!” Pues leyéndolo en la Biblia era suficiente y yo creía.¡ Era suficiente para mí! Pero, tu espíritu tiene tantas ansias de acercarse al Señor, que nunca es suficiente.

Es como cuando no se habla una palabra y ves a alguien con amor o dolor en su cuerpo y nadie tiene que decírtelo, pero ambos saben lo que está sucediendo por dentro de la persona. Podía ver los Ojos del Señor buscar profundamente en cada Discípulo con el Amor de Su Corazón. ¡Uou, esto era grandioso! Todo esto ocurrió en 10 segundos, pero parecía como 10 o 15 minutos.

¡¡Los vellos de mis brazos empezaron a levantarse y quería llorar!!  ¿Por qué soy tan llorón, cuando sucede este tipo de cosas? Todo lo que quería hacer era correr y correr, tan rápido como podía. ¿Si les parece eso, como un hombre santo buscando al Señor? Bien, no pude escribir esto sino hasta hoy. No pude ni afeitarme, ni tomar una ducha por ya tres días. Me desconcentro cada vez que intento escribirlo. ¿Pero dónde puede alguien correr y esconderse del Señor? ¿y por qué querría hacerlo? Ya me tiene nuevamente hasta por ARRIBA de mi cabeza y cuerpo este caminar Cristiano.¡Empiezo a creer, que nuestro cuerpo no está hecho para experimentar algunas cosas en ESPÍRITU! ¿Pues realmente nos resquebraja! 

Sigo preguntándome, ¿“POR QUÉ” está el Señor haciendo esto conmigo? Estaba en tan emocionado, de haber podido ver este evento y al mismo tiempo mi mente estaba diciendo “¡NO soy digno de ver esto! ¿Por qué el Señor me está haciendo esto?! (fin)

Visión:

Vi al Señor llorando y me pregunté si por esto yo había estado llorando las pasadas semanas.

Visión:

Entonces le Señor me mostró una explosión nuclear de algún tipo. Entonces una columna de fuego vino del Cielo, que se extendía por kilómetros y kilómetros desde el firmamento. Tenía forma cilíndrica y las llamas rodeaban esta forma cilíndrica. Y mientras observaba la explosión nuclear, esta columna fue alrededor del perímetro de la detonación nuclear. Entonces el Señor me dijo que por esto estaba Él llorando. (fin)

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech