Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

1087. Suceso – El señor Juan López, y Pedro Sánchez, de Argentina. Esta es Ruth.

 

1087. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 27 de Julio de 1997 a las 3:30 AM.

 

El Domingo por la noche oré y me quedé despierto hasta tarde viendo televisión, hasta que se me cerraron los ojos. Me he estado sintiendo muy viejo y solo en estos últimos meses, con todo estos viajes, acampando en carpas y durmiendo sobre tierra dura y fría, y ahora estoy aquí, al otro lado del mundo, en Israel, preguntándome. “¿Por qué?” Entonces me pregunto, cuándo el Señor me va a dar esa mujer especial y me pregunto si será mi amiga de hace muchos años atrás, recuerdo viéndome en el espejo hace unos días, y no me gustó lo que vi. Todo lo que podía ver, era un viejo torpe, gordo cansado, (aunque no creo que esté viejo), buscando a Dios, con ANSIAS que mi carne no podría entender.

Después de tomar una respiración profunda, intenté concentrarme y empecé a orar. Dije al Señor, “¿Dónde voy a encontrar esta compañera especial de la que me has estado hablando todos estos años?” Pues si yo fuera una mujer, no me querría. Y me veo el cabello o lo que me queda, que esta completamente blanco. ¡Y la mayoría piensa que estoy loco, y que me deben encerrar! Así que Señor, ya que no hay nadie más sino Tu y yo, dame más cabello y una mujer virtuosa que me pueda ayudar con este loco caminar Cristiano. (Supongo que después de escribir esto, ya no estoy solo).” Así luego de mis otras plegarias nocturnas, por la gente de la lista de e-mail, mi familia, amigos, por quienes están enfermos graves, me dormí.

Entonces a temprana hora de la mañana algo me despertó, estaba durmiendo sobre mi espalda con los brazos a los lados y con una inmensa fuerza estaba empujando mis manos y paralizaba mi cuerpo contra la cama. Lo que pasó por mi mente fue, “Señor, estoy en problemas. Algo me ha inmovilizado a la cama. ¡AYÚDAME!” No importa lo fuerte que intentaba mover mi cuerpo, no podía. Era tan extraño, me venía la mente la imagen de Daniel, cuando el Ángel del Señor se le apareció y el cayó sobre su cara con miedo.

Sentía unas manos de mujer, sosteniendo mis muñecas. También sentía paz. Toda la habitación estaba llena de un increíble poder. Todavía no sabía, si esta presencia era de amigo o enemigo. Podía sentir lo pequeñas que era las dos manos que me sostenían las muñecas, pero no podía ver a nadie.

Así que pregunté, “¿Quién es?”

Y una voz dijo con poder y autoridad, “Es Ruth.”

Al principio no sabía si era una fuerza demoníaca o un Ángel llamado Rut. Luché al principio pues estaba confundido. Entonces me vino a la mente, o a mi espíritu, Rut de la Biblia. No sé, cuál. Poco a poco pude levantar ambas manos, todavía con las manos de mujer sosteniendo mis muñecas. Me dije, “Si es Rut, puedo decir, amo a Jesús, amo a Jesús, amo a Jesús.”

Así que empecé a alabar al Señor Jesucristo de Nazaret una y otra vez. Con mis manos levantadas en espíritu, comencé a ondearlas y seguía alabando, y moviendo mis manos en el aire, con las manos de Rut sosteniendo mis muñecas. Podía sentir el calor o calidez que cruzaba mi cuerpo. Y así abruptamente como apareció, desapareció y mis manos cayeron nuevamente sobre la cama. ¡Esto en realidad me asustó!

Pero todo lo que puedo decir, “Te amo Jesucristo de Nazaret. Te doy todo la alabanza, el honor y la gloria. Ahora y por siempre. Amén.”


Comentarios:

Recuerdo haberle orado al Señor acerca de mi cuerpo sintiéndose viejo y mi cabello blanco. Bueno, dos cosas interesantes sucedieron cuando volví a casa. Mi madre me llamó temprano el Domingo en la mañana, para ver si había vuelto bien y me contó que había tenido un sueño MUY, MUY vívido durante mi viaje de misión a Israel. Me contó que había tenido un sueño, viéndome en  mis veintes, y que me veía muy joven. Me contó que lo que trajo su atención fue mi cabello, que tenía la cabeza llena de un espeso cabello negro con una gran onda a un lado. Así fue como supo que yo estaba bien de la bomba que detonó en Jerusalén. Fue tan real que despertó a mi padre y le contó el sueño, y que no pudo volver a dormirse esa noche.

Cuando estaba en casa, mi hermano Ted vino esa tarde y mientras charlábamos, dijo, “¿Sabes qué Ray?, Tuve un sueño muy real cuando estuviste en Israel. Te vi en el sueño que eras un bebé pequeño y que alguien te sostenía en sus brazos, pero lo raro tenías la cabeza llena de pelo castaño oscuro con una onda a un lado. Fue tan real que me despertó.” ¿Cuál es la probabilidad de que dos personas tengan el mismo sueño?

Nota corta que me dio mi hija Cynthia luego de leer mis comentarios:

Julio, 27 de 1997 a las 8 PM.

Mi padre (Ray) me llamó (por teléfono) directo desde Israel, para confirmarme que había habido dos bombas en Israel unas horas antes. Me dijo que lo oiría en las noticias, más tarde, También me contó que había estado en el lugar donde las bombas habían explotado, pero ya se había ido de allí dos días antes.

La mañana siguiente, telefoneé a mi abuela para contarle que mi padre estaba bien, y que no se preocupara, pues las noticias estaban informando al mundo acerca de las bombas. Mi padre se preocupaba que las noticias le produjeran zozobra a mi Abuela.

Cuando conversé con mi Abuela esa mañana, me contó que había tenido un sueño muy nítido de mi padre, la noche anterior. Me contó que en su sueño le había dicho a mi padre, que estaba muy preocupada de que él saliera del país. Ray, mi padre, le contestó, en el sueño, “No te preocupes Madre, estoy bien, voy a estar bien. No te preocupes, estoy volviendo a casa. (Mi Abuela me contó que su apariencia era como cuando era joven, recién casado con mi madre). Estaba impresionada de verlo tan joven y su cabello tan oscuro. Luego del sueño se sintió mucho mejor. Y el sueño le dio gran consuelo. (Ella me lo contó en sus propias palabras.)

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech