Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0901. Profecía – Ellos van a tener que esconderse, si quieren vivir.

 

901. Profecía dada a Raymond Aguilera el 1 de Mayo de 1996 a la 1 AM. En Español.

 

Zapatos. Sí, Reymundo, toda la gente del mundo va a necesitar zapatos, pues van a tener que correr, van a tener que esconderse, si quieren vivir. El día de los zapatos ha llegado, el día de las lágrimas, en día en que tienen que esconderse. Sé que la gente que ha leído las profecías está asustada, están en lágrimas, están disgustados pues no quieren escuchar la Palabra de Dios, a la manera de Dios. Quieren devorarte, Raymundo, con los dientes del demonio, pues muchos de los que se enojan tienen demonios por dentro. Por eso están disgustados, pues su dios esta disgustado. Por eso quieren devorarte y quieren usar la Biblia para devorarte. Pero no te preocupes de cosas como estas, pues he hecho un lugar para gente como esta, con estos demonios. Los voy a enviar al abismo.

Quiero que dirijan su nariz a la Biblia. Quiero que la estudien. Pues ha llegado el momento en que la gente no tendrá la Biblia para estudiarla. El hombre que les he mencionado va a querer quemar, botar todas las Biblias del mundo, pues él también está disgustado con la Palabra de Dios. Se va a unir con los soldados. Y va a correr tras todo el Cuerpo de Mi Hijo con la llama del demonio, con el corazón del demonio. Hay muchos que van a sufrir. Y hay muchos que van a ver con sus ojos, cosas que nunca hubieran creído que iban a ver. Lo que van a ver con sus esposas, sus esposos, sus hijos e hijas. Pero todo está escrito en la Biblia, cómo va a suceder en los días del final. Allí está CLARO. Está escrito, ¡no les estoy diciendo nada NUEVO!

Si la gente se enoja, es porque no han leído la Biblia y no saben nada. Pues si han leído la Biblia desde el principio hasta el fin, van a saber que lo que estoy diciendo es correcto y preciso, pero todos quieren las cosas a la manera del hombre. Y hay muchos que tienen demonios por dentro y no puedes decirles nada, pues el demonio ya los ganó. Y hablo también de muchos que dicen ser Cristianos. Los que saltan y toman la Biblia en sus manos, la ondean en el aire y gritan la Palabra de Dios con los demonios, con los labios de los demonios. Creen que lo saben TODO, pero no saben nada, hablan con la boca del hombre, mientras sostienen la mano del demonio. Ahí, los voy a lanzar, juntos, en el mismo hueco, pues son amigos y los amigos tienen que vivir juntos.

Pero hay muchos Cristianos que no dicen nada. Son silenciosos, pues Mi Palabra toca su corazón. Algunos están asustados. Otros están dichosos pues reconocen la Palabra de Dios cuando la escuchan. Todo va a salir bien. Si ven cuerpos en medio de la calle, si ven cuerpos donde viven, si ven cuerpos en sus sueños, si estos están vivos o muertos, no es importante, pues di Mi Palabra hace muchos años. Y cuando doy Mi Palabra, ¡Sucede!

No cambio Mi Mente, porque al hombre no le guste. ¡Soy DIOS! El hombre es solo hombre, algo que hice con Mi Mano, con Mis Labios, con TODO lo que es CORRECTO, con TODO lo que es PURO. Los que escogen al demonio como su dios, se han unido al demonio y ahora tienen que vivir con el demonio. El resto, los que Me aman, quienes Me buscan con su corazón dirigido, enfocado, a esos los voy a salvar con Mis Ángeles, con Mi Palabra. Todo lo que es Mío es Mío y lo voy a salvar. ¡TODO! ¡Es CLARO y es PRECISO! Todos, los que están escuchando esta Palabra, pueden entender lo que les estoy diciendo, que lo que es Mío, lo protegeré. Eso es correcto y preciso. ¡No es difícil de entender!

Pero a la gente le gusta torcer y voltear la Palabra de la Biblia hasta que se ajuste a la palabra del hombre y hay muchas palabras del hombre. Todas las iglesias tienen sus palabras y todos usan la misma Palabra de Dios de la Biblia, pues quieren decir su propia palabra. Pero Mi Palabra es Mía y lo que digo ¡sucede! ¡Esto es EXACTO y PRECISO! Qué pena, que están sordos y ciegos. Qué pena, que se enojan con la fuerza del demonio. Pero de estas cosas no Me preocupo, si se enojan o no, pues sé, cuáles Me pertenecen y sé, cuáles le pertenecen al demonio. Por esto no me importa si se enojan.

Pues los que Me pertenecen, Me buscan en su corazón y leen la Biblia desde el principio hasta el fin. Esos Comulgan. Esos se arrepienten de sus pecados. Esos buscan a sus hermanos y hermanas y ¡NO PELEAN! No buscan cosas por las qué pelear, pues tienen el CORAZÓN de Dios. Los que buscan la pelea, ¡Oh, Oh, Oh! Les voy a dar la pelea, pues el día a llegado en que voy a corregirlo TODO con Mi Hijo, con los Ángeles. Van a juntar TODO lo que es malo y lo van a corregir y enviarlo al abismo. Eso no es difícil de entender, pues ya lo había dicho hace muchos años. Y en este día, en esta fecha, se lo estoy diciendo nuevamente. Lo que no es Mío, va para el abismo, el resto va al Cielo Conmigo. Con el Gozo de Mi Corazón, les digo la VERDAD. Es CLARA

Esto no es difícil de entender. Pero si creen que pueden vivir en el Mundo de Dios y en el mundo del demonio, no están engañando a nadie más, sino a sí mismos, pues ¡no pueden hacerlo! Si le pertenecen al demonio, le pertenecen al demonio. Si Me pertenecen, Me pertenecen. No pueden vivir en el medio, pues los golpearé como mosquitos. Y no me gustan los mosquitos pues tienen muchas enfermedades y son inmundos. Todo lo que es inmundo a los Ojos de Dios va para el abismo. Y no me interesa que creen. Pues lo que importa es lo que el Dios que hizo el Cielo, el mundo, las estrellas, con el Hijo, con el Espíritu Santo, lo que Él cree, es lo que es importante y es TODO lo que es importante. ¿Me entienden?

 

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech