Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0867. Profecía – Escriba a mis palabras a partir de 1990.

 

867. Profecía dada a Raymond aguilera el 28 de Febrero de 1996 a las 9:45 AM. En Inglés.

 

El Señor me dijo, “Escribe Mi Palabra desde 1990. Te mostraré dónde empezar y dónde detenerte.”

Profecía dada el 4 de Diciembre de 1990

Nota.

Estas Profecías son una conversación que tuve con Jesucristo unos pocos días después de la unción del Monte Diablo, el 2 de Diciembre. Fueron dadas el 4 de Diciembre de 1990 durante un periodo en que estaba siendo entrenado a recibir Su Palabra. Esto es solo parte de la cinta de audio no escrita. Estuvo en mi escritorio por seis años esperando que el Señor me dijera que las enviara. Dios los Bendiga a todos. Ray Aguilera.

Profecía.

… Dejemos que el Espíritu Santo te ayude a ser obediente también. Pues no hay nada más que temer que al mismo miedo. Pues Mi Amor por ti es grande. Recuérdame, a Mí, el Que SOY, el Que SOY, el Que SOY, el Que SOY. No hay tal cosa como hombres grandes. Los Amo a todos los hombres por igual. AMO al más bajo de los bajos con el mismo Amor que te Amo a ti, Ray. No Amo a nadie más que otro. Pues toda Mi Existencia es Amor. Todo Mi Corazón es Amor, Toda Mi Mente es Amor. Así que Ama a tus enemigos. Ama a tus enemigos, Ray.

Dile a la gente que confiese sus pecados. ¡Gente escuche Mis Palabras! ¡Ray escucha Mis Palabras! Confiesa tus pecados. Yo, el Grande que soy, Yo soy, Yo soy, Yo soy, Perdonaré cualquier cosa. Cualquier cosa que digas, cualquier cosa que hagas, cualquier cosa que veas, cualquier cosa que escuches, cualquier cosa de arriba, cualquier cosa de abajo. Tengo perdón completo y total. Así que dígales a todos, pues las Puertas del Cielo son estrechas y solo pocos lo lograrán. Pocos serán los justos. Cristianos sin mancha que aman a Mi Hijo sin preguntar, sin mancha, sin mancha, sin mancha. Pues lo que está en el Cielo es PURO y LIMPIO.

Hijo Mío, dile a Mi Gente, dile a Mi Gente, que se cuide, que se cuiden del maligno, pues el maligno está en todas partes, pero lo expulsé fuera de Mi Lugar el Domingo, el Domingo, el Domingo ( 2 de Diciembre). Pues él es ahora el maligno del aire. Está furioso, pero a nadie le importa en el Cielo. A nadie le importa en el Cielo, que él esté furioso o no. Pues están cansados de él, por muchos, muchos, muchos años.

La consumación de la Ley tiene que ser completa, pero todavía influencia al mundo desde el aire. La guerra ha empezado, Ray. Hay batallas en el aire en este instante, en este mismo momento que estamos hablando. Los Ángeles de Cristo están luchando contra los ángeles de Satanás y los ángeles de Satanás tienen un viaje en una sola dirección al Hades para nunca volver a salir, nunca. Pues su desobediencia fue más allá de lo que Mi Gente puede alguna vez comprender y no hay camino de salida del infierno. Nadie puede querer ir al infierno pues nunca entenderán la agonía, la tortura, la ansiedad de este lugar que he creado para la condenación de lo torcido, para la condenación de la desobediencia o la condenación de los seguidores de Baba (Belcebú), la condenación de los seguidores de ídolos.

Pues solo hay UN DIOS, el Que soy, Yo soy, Yo soy, Yo soy, Yo soy, Jesucristo de Nazaret, el Consolador, el Espíritu Santo, pues no hay nada más que NOSOTROS: Fuimos, Somos y Seremos por siempre.

Así que escuchen, abran sus ojos, abran sus oídos pues el reloj está sonando, la guerra empezó. Miren al cielo. Miren al firmamento pues las maravillas están en el firmamento, las señales están en el firmamento, la guerra, la batalla está en el firmamento. Nuestros Ángeles, Nuestros Ángeles, Nuestros Ángeles, Nuestros Ángeles están venciendo a Satanás en este mismo momento.

 

Miren al firmamento.

  Miren al firmamento.

  Miren al firmamento.

 

Van a haber señales y maravillas.

La luna se volverá rojo.

El firmamento se volverá negro.

Las estrellas caerán del aire.

Las estrellas caerán del aire.

Los cielos serán negros.

Los cielos serán negros.

Haré un Nuevo Mundo.

Haré un Nuevo Mundo para Mis Santos.

Haré un Nuevo Mundo que dure por siempre y siempre y siempre jamás.

Ésta es Mi Palabra.

 

Éste es Mi Decreto para Mis Hijos que han obedecido y Amado a Mi Hijo y usado Mi Consolador para que los guíe a los Cielos, para estar Conmigo, su Padre, Quien los Ama con todo Su Corazón.

 

Pues ninguno se me escapará de entre Mis Manos.

Ninguno fallará en llegar al Cielo, si solo obedecen.

 

Obedezcan a Mi Hijo.

Obedezcan a Mi Hijo.

Obedezcan a Mi Hijo, el Señor Jesucristo de Nazaret.

 

Pues SOLO a través de Él pueden venir a Me.

Pues SOLO a través de Él pueden salvar su alma.

Pues SOLO a través de Él pueden escapar de las manos de Satanás.

Pues SOLO a través de Él pueden escapar de las manos de Satanás.

Pues SOLO a través de Él pueden escapar de las manos de Satanás el maligno.

 

El asesino, el mentiroso, el fornicador, el abusador de niños, el abusador de la mente y el alma.

Su tiempo está aquí, su tiempo se está terminando.

Su tiempo se está terminando pues Mi Palabra es Mi Palabra.

 

Mi Ley es La Ley, es la Ley, es la Ley del universo, de las estrellas y de todos los Cielos, de todo lo que fue, es y será.

  Escuchen, abran sus oídos. Abran sus oídos hijos Míos e hijas Mías pues solo tienen UNA oportunidad. Así que escuchen al Consejero, al Espíritu Santo, el Espíritu Santo, el Espíritu Santo. Pues Él es su guía a Mi Hijo, Mi Sagrado Hijo, Mi AMADO Hijo, Mi UNO y ÚNICO, Mi PRECIOSO, Jesucristo, Jesucristo, Jesucristo de Nazaret. Pues a través de Él, encontrarán gozo, felicidad, paz por siempre, siempre, siempre. Así que Ésta es la Palabra del Padre, el que Yo soy, el que Yo soy, el que Yo soy, el que Yo soy.

Miren al firmamento.

Miren al firmamento.

Busquen señales maravillosas.

 

No se cieguen, estoy enfrente de ustedes.

Estoy enfrente de ustedes.

Estoy enfrente de ustedes.

 

¡Tóquenme!

¡Tóquenme!

¡Acarícienme!

¡Acarícienme!

Pues estoy ahí con Mi Hijo y Mi Consolador.

 

No se cieguen CON cosas mundanas.

No se cieguen POR cosas mundanas.

No se cieguen con cosas mundanas.

Pues SON del maligno, el maligno

El maligno está a su lado.

Él los quiere pues sabe que está perdido.

Está perdido.

Está perdido.

 

Hijos Míos no Me hagan llorar. No Me hagan llorar por otra alma. No Me hagan llorar por otra alma que Satanás quite de Mi Puño debido a su cabeza dura, debido a su cabeza dura. Van a encontrar el Hades y el abismo por siempre, siempre, siempre, siempre. Vuelvan a Jesucristo de Nazaret, la ÚNICA esperanza, el ÚNICO camino, el ÚNICO sendero. Él está a las Puertas del Cielo. Él está a las Puertas del Cielo.

Abran su corazón. Abran sus mentes. Abran. Abran, Abran, Abran pues el tiempo está llegando, el tiempo está llegando, para la ira de Dios, la ira de Dios, la ira del Grande que Yo soy, soy, soy, soy, Yo estoy aquí. Así que escuchen Mis Palabras, Las Palabras del Grande que yo soy, soy, soy, soy. Pues el tiempo está aquí y sus ojos van a ver, en su lapso de vida, la ira de Dios. Pues fue anunciado a los padres de los padres de los padres, de los padres de sus padres desde el principio que este día llegaría. Han matado Mis Profetas. Han matado Mis Apóstoles. Me han hecho cosas abominables, a Mi Hijo, y a Mi Consolador.

Falta una sola cosa. Dejo lo mejor para lo último. Los que son primeros serán los últimos. Los que son los últimos serán los primeros. Esa es Mi ley. Ama a tus enemigos. Ama a tu prójimo. Ama a tu Dios, el que Yo soy, el que Yo soy. por encima de todo, el Espíritu Santo, Jesucristo, la PUERTA, la Puerta a la salvación.

Abran sus oídos. Abran sus ojos. Escuchen a Mi Profeta. Escuchen a Mi Profeta pues no dejaré que lo hieran. No dejaré que lo torturen. No lo dejaré ser enviado a prisión pues él es el último de los últimos, de los últimos, de los últimos, de los últimos. El fin está aquí. Hijos Míos abran sus ojos. Abran sus ojos pues Éste es su Padre, el que soy, Yo soy, Yo soy. Ténganse misericordia entre ustedes, pues les di misericordia.

El sendero es sencillo. Tan fácil. Abran sus ojos. Abran sus ojos Éste es el que Yo soy, Yo soy, Yo soy. Éste es el que Yo soy, Yo soy, Yo soy. Éste es el que Yo soy, Yo soy, Yo soy. Yo soy, Yo soy, Yo soy. Los Amo a todos. La Paz sea con ustedes, Hijos Míos. (Fin)

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech