Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0820. Suceso – Un viaje de campamento de Yosemite.

 

820. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 16 de Octubre de 1995. Viaje a Acampar.

 

Un amigo Cristiano de camping me llamo, por si yo quería ir a acampar a Yosemite, pues en su trabajo le habían dado unos días libres. Le habían estropeado sus anteriores vacaciones y ahora le ofrecían este tiempo extra.

Le dije que sí, pues estaba cansado, quería relajarme, descansar, enfocarme y sacar un poco de tiempo de calidad en oración con el Señor. Así que mi amigo escogió la fecha y me llamó el día anterior a ver si todo estaba todavía marchando. Mi amigo sabía que nada es fijo conmigo hasta el último memento, pues el Señor me maneja en el día a día sin previa notificación. Así que el siguiente día, empaqué mi tienda, la bolsa de dormir y arrancamos.

Mientras íbamos hacia Yosemite, la estación de radio que estábamos escuchando comentaba que hacia exactamente seis años en 1989 que el terremoto había golpeado California. Mi amigo empezó a preguntarse que talvez el Señor había empezado a planear esto aun antes de que él me hubiera pedido ir de camping. Pues yo estaba en Yosemite dos días antes del terremoto de California. Había sido exactamente esta semana hace seis años que había ayudado al hombre con sus dos hijos a bajar el camino de la montaña desde “Falls Vernal.” Yosemite era el lugar donde una de las tres cosas grandes que yo había hecho sucedieron. Esta era uno de los sucesos que había documentado en mi testimonio inicial. El Señor me iba a dar lo que Yo quisiera por estas tres cosas y una de estas tres cosas fue haber ayudado a este joven con sus dos hijos a bajar el sendero desde, “Vernal Falls.”(Caídas de Vernal). Es decir el mismo día en que estoy volviendo a Yosemite. Pienso mucho acerca de lo ocurrido en las Caídas de Vernal y de cómo esto me llevó a esta búsqueda ciega del Señor a través de lágrimas y oración. De pronto este viaje de descanso cambió de enfoque.

Bien, el Martes, estaba subiendo el mismo sendero, solo que esta vez lo estoy haciendo orando en lenguas, algo en lo que ni siquiera creía hace seis años y preguntándome que iba a suceder. Ya estaba casi en las Caídas de Vernal cuando encontré una reja que trancaba el paso a unos ciento cincuenta metros de la cima. Había un hombre del Departamento de Búsqueda y Rescate cuidando la puerta. Empezamos a charlar y me estuvo contando de las cosas que hace. Entonces pasé la siguiente hora y media compartiéndole las cosas que el Señor ha hecho conmigo y lo que me había sucedido en ese sendero. Y él me compartió algunas de sus experiencias de rescate de personas y algunas de las cosas que había visto. Su labor consistía en recoger gente que había caído en las rocas y personas que se habían accidentado y estaban heridas con piernas rotas y cosas como esa. Me contó que lo había estado haciendo por tres años y había visto cosas extrañas mientras realizaba su trabajo. Ambos estábamos impresionados con los testimonios mutuos. Cuando me iba, él dijo, “Que Dios te bendiga.” Nunca supe si era Cristiano, aunque hablaba como Cristiano, pero nunca lo admitió. Talvez él es uno de esos Cristianos bajo el nivel del agua del iceberg que el Señor mencionó en una profecía anterior.

Fue un viaje muy interesante. Pasé el resto del día orando y leyendo la Biblia y volví a casa refrescado. Es gracioso como el Señor trabaja. Uno cree que está afuera haciendo lo suyo pero estás ahí donde se supone que debes estar, haciendo el trabajo del Señor y uno ni lo sabe, ni lo percibe. El Señor parece estar siempre adelante guiándonos y mostrándonos. Me sentí extraño siendo el único de vuelta después de seis años del viaje de camping del grupo. Creo que eran conmigo veinte o algo así miembros del grupo y yo era el único de vuelta en este viaje no planeado, subiendo el mismo sendero en el sexto aniversario. Lo voy a decir nuevamente, “Fue extraño llegar allí y encontrar que el Señor lo había arreglado. sin yo saberlo, hasta que ya estaba en camino.”

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 



 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech