Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0726. Suceso – Modesto FGBMFI conferencia de cuatro días.

 

726. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 5 de Mayo de 1995 a las 8:30 AM. En la conferencia de cuatro días del FGBMFI en Modesto.

 

Durante la reunión del desayuno del Sábado, Chester Smith, uno de los principales conferencistas y ministro de curación, quien había dirigido el servicio de sanación el Jueves y el Viernes, entró caminando al salón del desayuno. Yo lo estaba mirando cuando entró y lo que vi me asustó. Vi la palabra “Muerte” sobre Chester Smith. No sabía qué hacer en este momento, así que no hice nada. Lo que me pareció raro fue que yo había percibido el Jueves en la noche que algo andaba mal, cuando lo vi en espíritu que perdía el sentido o caía mientras salía de la sala de conferencias al final del servicio de curación. Esa fue la primera vez que percibí que algo andaba mal, pero no sabía qué. Así que no hice nada solo observar. Ahora este Sábado por la mañana, luego de ver la palabra “Muerte” sobre él, lo observé más detenidamente durante la oración de apertura que estaba dando.

No sucedió nada raro así que lo saqué de mi mente y seguí confraternizando con un Hermano Cristiano que acababa de encontrar en la conferencia.

Luego del desayuno la música de alabanza empezó y Yo me fui al plano espiritual y el Señor me dijo, “Encuentra a Chester Smith y ora por él.”

Y me dio la visión de un grupo de hombres tocándolo y orando por él. Repentinamente una carga agobiante cayó sobre mí y me salí a buscar a Chester Smith por todas partes en el salón de conferencias, sin saber qué le iba a decir cuando lo encontrara. Me sentía como un loco con una misión, sentía como si fura a explotar si no lo encontraba pronto. No estaba por ninguna parte y en mi desesperación vi al Presidente del Capítulo de Oakland. Entonces fui a él y le dije lo que el Señor me había dicho, que hombres Cristianos tienen que orar por Chester Smith. El se paró y fue a buscarlo pero tampoco pudo encontrarlo. Me preguntó si yo lo conocía y le dije que no. Entonces me dijo que él se encargaría. Así que volví a mi mesa del desayuno, empezaba otra canción

Entonces el Señor me dijo, “¡Encuentra a Chester Smith ahora! Y ora por él.

Así que me fui a buscarlo nuevamente sin éxito y volví donde el Presidente del Capítulo de Oakland, otra vez y le dije esta vez con voz fuerte pero severa, “¡Tenemos que orar por Chester Smith, ahora!”

Me imagino que lo impresionó pues dio un paso atrás, me miró, escribió algo y dijo que él se encargaría y se sentó de nuevo. La carga agobiante en mi pecho no terminó ahí, así que volví a mi asiento y le pedí a mi compañero de oración que fura conmigo al oratorio y oráramos por Chester Smith. Los dos salimos rápidamente del desayuno y el nuevo Hermano Cristiano que encontré nos siguió. Él me detuvo y me preguntó que estaba pasando. Le conté la historia y se fue con nosotros al oratorio. Los tres oramos durante el refrigerio hasta las dos de la tarde, cuando el Señor me liberó de la carga. Había estado tanto tiempo de rodillas que casi no podía caminar luego de la sesión de oración y mi cuerpo estaba totalmente agotado. Así que me fui a la cama. Cuando desperté tenía tanta hambre que sentía que me moría si no comía algo. Fuimos con mi compañero de oración a un restaurante a comer. Dos horas más tarde en el banquete por la noche me encontré con el Hermano Cristiano que estaba orando con nosotros y dijo, “¿Saben lo que le sucedió a Chester Smith?”

Le dije que, “No”.

Nos contó que la nietas de Chester Smith había caído en una piscina y se había ahogado esta mañana, pero que estaba en el hospital. Me dijo que fuera y hablará con el Presidente del Capítulo de Oakland que él sabía más sobre lo que había sucedido. Así que fui donde él y le pregunté y me dijo lo mismo y nos agradeció por orar cuando lo hicimos. Cerca de media hora después la asamblea fue informada y todos oramos juntos por la pequeña. También nos contó que Chester Smith había llegado a la piscina cuando habían sacado a la niña. Que él le impuso sus manos y ella tosió agua y la llevaron de urgencia al hospital. Y que estaba viva. El hospital anunció que era la primera persona en doce años en este hospital que había sobrevivido a un ahogamiento de este tipo.

Esta era mi primera conferencia de la Confraternidad Internacional de Hombres de Negocios del Evangelio Completo y nos devolvimos para la casa extenuados luego de cuatro días de oración.

Nota:

El 2 de Junio de 1995 en la reunión de oración de la Confraternidad Internacional de Hombres de Negocios del Evangelio Completo, el presidente del Capítulo de Oakland anunció que la nieta de Chester Smith de 17 meses estaba totalmente recuperada sin efectos del ahogamiento. ¡Alabado sea el Señor!

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech