Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0659. Suceso – El Señor puso una zapatilla de deporte al lado de mi reloj despertador.

 

659. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 17 de Diciembre de 1994 a las 6:15 PM.

 

Estaba en mi computador viendo mi correo electrónico cuando uno de mis compañeros me dijo que algo había golpeado una de las pinturas de óleo en la pared. El sonido fue tan fuerte que creí que la pintura se había caído. Así que bajé para ver que había pasado y me di cuenta que algo había levantado mi reloj alarma tres pulgadas hasta la ventana del balcón y había lanzado el reloj sobre el balcón desde arriba. Lo único que evitó que el reloj cayera y golpeara el suelo del segundo piso, fue que todavía estaba enchufado a la toma eléctrica. Quedé impresionado viendo el reloj oscilar de lado a lado, pues nadie estaba en la habitación.

Esto sucedió en la habitación de arriba al lado de la habitación del computador donde yo estaba. Escuché el ruido, pero no me había dado cuenta que era el reloj de alarma de mi habitación. La habitación del computador y la puerta de la habitación están enfrentadas. Ambas puertas estaban abiertas y nadie estaba en la habitación. Subí y puse nuevamente el reloj en la ventana del balcón.

Esa misma noche todos íbamos a una cena de Navidad así que salimos al anochecer. Volvíamos dos horas más tarde estábamos todavía hablando del reloj volador. Cuando miramos en la ventana del bacón de arriba, vimos un zapato tenis encima del borde del balcón al lado del reloj que se había caído dos horas antes. No tengo idea cómo llegó el zapato allí pues todos estábamos en la cena de Navidad. La puerta de mi habitación había quedado con llave y el zapato no estaba allí cuando puse de vuelta el reloj.

No entiendo que está sucediendo. Creo que el Señor puso el zapato al lado del reloj en el borde del balcón. También creo que el Señor está tratando de decirme algo. No creo que sean fuerzas demoníacas. Creo que es una parábola de tres dimensiones. Si esto hubiera sucedido en una visión no me habría preocupado mucho y lo hubiera documentado para el libro. Y este suceso no me hubiera parecido nada inusual. Creo que eso es todo. (Fin)

 

4:44 AM.

La alarma del reloj se accionó y me despertó. Yo no la había activado, pues la alarma ha estado dañada por quince años. (Fin)

 

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech