Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0541. Profecía – Dile a hermanos y hermanas que le ayudan a hacerse fuerte.

 

541. Profecía dada a Raymond Aguilera el 2 de Septiembre de 1994 a las 10:50 AM. En Español.

 

Así son las cosas. Hijo Mío así son, el problema del mundo, todos los problemas, todas las cosas del demonio. ¡Sí, Raymundo! ¡Qué lástima! Qué lástima que al mundo le guste sus problemas. Les gusta las cosas malas, las cosas duras, pues no quieren buscar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Sí, qué lástima Raymundo. Pues las cosas del Cielo, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo son sencillas. ¡Qué lástima! ¡Qué lástima!

Hay algunos que entierran su cabeza bajo tierra, tanto que nunca podrán salirse solos. Necesitan la ayuda del Padre, la ayuda del Hijo, la ayuda del Espíritu Santo. Así, hay muchos que entierran su cabeza de la Palabra de Dios y les gusta vivir así. No quieren escuchar nada justo, nada de la Palabra recta. Les gusta lo inmundo, comen de lo inmundo, duermen con lo inmundo, se visten con lo inmundo. ¡Qué lástima! ¡Qué lástima!

Pero Raymundo sé que ves lo que veo y sé que lloras cuando ves lo que veo. Pero hay todavía muchos buscándome, con el Amor del Cielo, con el Amor de todo lo que es bueno. Hay mucha, mucha gente que tiene su corazón justo y quieren limpiar las cosas que están mal. Son Mis Ovejas. La Ovejas que voy a llevar al Cielo con Mi Hijo. Esos son los que quiero buscar, con la Palabra de Dios.

Tus amigos que te están ayudando como pueden. Tienen un corazón limpio, con la mente, con el espíritu. Pues tienen el hambre del Padre, del Hijo, el Rey de Reyes y del Espíritu Santo. ¡Te ayudarán, Raymundo! Te están dando la oportunidad. ¡Sí! Tienen las ideas y los métodos que no tienes, sí, Raymundo, todos juntos, puedes enviar la Palabra a todas partes. Hay otros que te van a ayudar con regalos, con manos, con cerebros, con dinero, con ideas, con las cosas de Dios. Te lo digo correctamente, te lo digo a la Manera de Dios.

Pues saben lo que sabes, que el FIN ESTÁ MUY CERCA. Y el Espíritu Santo los toca en sus corazones y perciben al Dios del Cielo, Quien hizo al Mundo, Quien lo Hizo todo. Tienen hambre, hambre de Cristo, hambre del Espíritu Santo. Los voy a tocar más y les voy a ayudar más. Pues estos son las OVEJAS que trabajan para Mi Hijo. Esas son las OVEJAS que van a enviar la Palabra con la Fuerza, la Fuerza del Espíritu Santo. Pues tienen el Amor del Padre. Tienen el Amor del Espíritu Santo.

Sé que te hiere el corazón, Raymundo, pues ves toda la inmundicia. Ahí al rededor de tu pueblo donde vives, en la televisión, en los periódicos, lo ves todo. Pero hay muchas cosas inmundas que todavía no ves y Yo lo veo todo y nada pasa a Mis Ojos y a Mis Oídos. Pues lo sé todo.

Hay muchos a los que no les gustas, Raymundo. Pues no les gusta la Palabra de Dios. Les gusta la manera del hombre, la manera inmunda. Y a esos hombres les gustan los juguetes, el dinero, las damas. Creen que tienen fuerza, se creen que son dios, pero no te preocupes de ellos, pues sus días están contados. Todas las cosas de la carne van a morir.

Tu solo dirige tu nariz, tus ojos, tus oídos hacia el Cielo, hacia Mi Hijo Primero. El Espíritu Santo te ayudará y Me encontrarás. Dile a tus amigos, los que te ayudan los que tienen hambre de Dios. Diles que oren, con el Fervor, con todo lo que es bueno y recto, que Comulguen todos los días con el Amor del Cielo. Diles las cosas del Padre, dales el consejo. Pues de esta forma Me encontrarán, para buscar y enviar la Palabra de Dios, a la Manera de Dios. Pues solo hayUna manera y esta es la Manera del Padre, la Manera del Hijo, la Manera del Espíritu Santo.

Los voy a tocar a ellos y a sus familias. En este momento les estoy diciendo a Mis Ángeles que vayan al rededor de ellos y los protejan, a ellos y a sus familias. Pues todo lo que es Mío lo voy a proteger con Fuerza. Pues hasta ahora todo lo que ha ocurrido va bien. Pero los días que vienen van a ser más difíciles para todo el mundo. Todos los que se ríen en Mi Cara, con chistes, con la forma en que viven, están llegado a su fin. Y Yo, el Dios del Cielo, con el Hijo, con el Espíritu Santo, no olvido nada, todo se cuenta.

Aun tus lágrimas, Raymundo, las cuento, pues conozco tu corazón. No llores te protegeré, con las cosas que necesitas. Pues sé que tienes la fe. Sé que tus amigos tienen la fe también. Pero nada en este mundo es fácil, hay días de sufrimiento, hay días de gozo, hay días de Dios. Pero apunta tu nariz con la nariz de tus amigos hacia Dios, Quien lo hizo todo, con el Hijo y el Espíritu Santo y todo saldrá bien. No importa lo que va a suceder pues todo está en Mis Manos. Como te dije, protejo lo que es Mío.

Diles a tus hermanos y hermanas que te ayuden a hacerlos fuertes, que Comulguen, que se arrepientan cuando hacen algo malo, que usen el ACEITE del Cielo y que vayan a curar personas con oraciones. Y que se junten con otros del Cuerpo de Mi Hijo y que oren, estudien la Biblia y que se cuiden entre sí como una familia. Pues está es la Manera de Dios. SOMOS UNA FAMILIA y las familias se cuidan. Se protegen de los perros, de los coyotes. Se protegen de todo lo que es inmundo del demonio. Pues se juntan y se ayudan mutuamente con dinero, con plegarias, con consejo, con la Palabra de Dios y Comulguen juntos y solos también.

Con AMOR, les digo las cosas del Padre, las cosas del Hijo, las cosas del Espíritu Santo. Pues les voy a enviar más amigos y van a crecer. Van a hacerse más fuertes con la ayuda del Espíritu Santo y van a enviar la Palabra de Dios con la Fuerza de Dios. Pues todavía hay muchos que no conocen la Palabra del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Dile a tus amigos que no se preocupen, pues va a haber gente que se enfurecerá con ellos también. Pues nadie quiere oír la Palabra de Dios.

Casi todo lo del mundo está muerto, pues el demonio hizo su trabajo muy bien. Diles que no se asusten cuando los maldigan, cuando les digan a ellos y a sus familias cosas, por la forma en que están buscando a Dios. Pues allí están Mis Ángeles, está el Espíritu Santo, está Jesús y ahí estoy Yo. Como te lo dije, protejo lo que es Mío. Diles que se hagan fuertes y que se pongan la armadura y todo saldrá bien.

Que no es importante lo que le vaya a pasar al mundo. Pues ellos tienen que mirar de frente hacia el Cielo, hacia el Padre, pues las cosas de la Biblia han llegado, las cosas malas. Pues voy a cerrar el Libro de este mundo. Si leen la Biblia, está les dirá, las cosas cuando el fin llegue y nada de lo que pase al final va a ser feliz. No van a haber cosas de las que se puedan reír. Son cosas serias. Son cosas de sufrimiento, son cosas de Dios.

Pues vamos a limpiar el Cuerpo de Mi Hijo desde arriba hasta abajo. Lo voy a limpiar duro, pues están muertos. Lean el Libro de Juan cuando levanté, con Mi Hijo y el Espíritu Santo, al amigo de Mi Hijo en el capítulo once. Cuando levanté al santo que murió. ¡Léanlo! Les dice claramente, la Fuerza de su Padre, la Fuerza del Hijo y la Fuerza del Espíritu Santo. Puedo levantar lo que quiero y puedo hacer lo que quiero. Pues soy Dios, con el Hijo, con el Espíritu Santo. Pues todo lo del Cielo es Mío. Lo hice todo, porque tengo el Amor por Mis Ovejas, por todo lo que es bueno y limpio

Recuérdenlo, su Padre no Miente. Lo que les estoy diciendo en este momento, a ti y a tus amigos es correcto y preciso. Diles con la Fuerza del Espíritu Santo que el día en que las cosas se detengan, tienen que tener un ¡LUGAR PARA ESCONDERSE! Con sus familias o solos no importa, pero la cosa es que tienen que ESCONDERSE.

Pues EL hombre que se cree dios va a ir a buscarlos y si creen que son Cristianos los van a querer matar, como matan perros. ¡Escúchenme CLARAMENTE y al detalle! TIENEN QUE BUSCAR UN LUGAR PARA ESCONDERSE, con agua y alimento. Pues vendrá un día en que no habrá comida ni bebida, solo las balas de los soldados, del hombre que creen que él es dios. Y no le va a importar a quien va a matar y van a haber millones que van a morir. Pues no escucharon la Palabra de Dios, pues estaban haciendo las cosas del mundo. No tenían tiempo para leer la Biblia. No tenían tiempo para hacer las cosas de Dios.

¿Recuerdan los días cuando el rey quería matar a Mi Hijo? Mató a todos los bebes y no le importó cuantos murieron. Pues quería matar a Mi Hijo, cuando era joven. Envió soldados y mataron a muchos, muchos pequeños y sus familias lloraron con lágrimas. Esa es la forma en que va a suceder. Los soldados van a venir y van a matar a los pequeños, los hijos, los santos, las ovejas.

¡Sí, Raymundo! Es muy duro lo que te estoy diciendo. Sé que no te gusta escuchar cosas así, pero es verdad. Te lo estoy diciendo de forma clara y precisa y tu Dios no Miente. Ha llegado el día del cuerpo muerto. Sí, aquí llegan las moscas que buscan lo que está muerto. ¡Por esto! Te digo con Fuerza que les digas a tus amigos y amigas que si son Cristianos tendrán que buscar un lugar para esconderse. Pues aquí llegan los soldados. Aquí llegan los machetes. Aquí viene el demonio con el hombre que cree que es dios. Pero las cosas van a suceder rápidamente y tienen que estar listos.

¡Sí, Raymundo! Lee Mis Labios. Lee Mis Labios. Tienen que esconderse, con comida, con agua, con vestidos. Sí, con Cobijas pues va a hacer frió ya que el MUNDO se va a enfriar. Y oren en los días que vienen, cuando sucedan las cosas que les digo. Quiero que el Cuerpo de Mi Hijo ore y ore con el Fervor del Cielo y de esta forma los escucharé. Pues van a suceder muchas cosas que no van a querer ver ni oír. ¿Me escuchas? ¿Escribiste todo lo que te dije a la Manera de Dios? Pues te lo estoy diciendo de forma clara y precisa.

Dile a tus amigos, a los que quieres ayudar que aquí viene la mano del demonio con la fuerza del demonio y demonios, con los soldados. Y no les importa quién vive y quién muere, con los machetes, con todo lo que es inmundo. No llores Raymundo, pues lo que te digo es verdadero y claro. El día ha llegado en que voy a clausurar este mundo.

Le digo a Mi Cuerpo, el Cuerpo de Mi Hijo, que busque a las ovejas, los enfermos, los viejos, los humildes. Pero miren al Cuerpo de Mi Hijo. Qué está pasando con los que dirigen las Iglesias. Tienen más dinero que los pobres y no están pasando la Palabra como Mi Hijo les dijo que lo hicieran. Se están haciendo gordiflones y obesos con la Palabra de Mi Hijo.

Hay gente que necesita ayuda, en la mente, en el cuerpo, con consejo, con vestido, con comida. Y ¿qué hacen los que dirigen la iglesia? Se hacen gordiflones y obesos con el dinero, con todo lo que es del demonio. Hiere Mi Corazón lo que veo. Como usan y cambian la Palabra de Mi Hijo. Solo dicen lo que quieren decir y no dicen las cosas correctamente. Pero su día ha llegado, los días fáciles de la barriga, de los gordiflones, de los ancianos de la iglesia, ha llegado, su Fin, pues lo cuento todo y no olvido nada.

Por esto muchos van a sufrir, por no haber buscado las ovejas. Solo vieron las cosas para ellos, con la mente del demonio, con la mente del hombre y los que van a sufrir son los del Cuerpo. Mi Hijo les dio la orden de cómo escoger a los ancianos de la iglesia. Todo lo que quieren es la fuerza y por esto creen que son dioses.

Miren como se visten. Observen los carros que usan. Observen las iglesias que tienen, las casas donde viven. Hay muchos que tienen dos, tres, o cuatro casas y botes, y lugares para nadar en sus casas. Qué lástima la manera del hombre que usa la Palabra de Dios, a la manera del demonio.

Pero observa Mi Mano, Raymundo. Mira lo grande que es. Con esta Mano los voy a golpear, con esta Mano como a un mosquito. Pues los pueden engañar pero no a Mí, no me engañan. Ahora todo se cuenta pues estas son las cosas de Dios, estas no son las cosas de los hombres. Marca Mi Palabra en este momento. Los voy a golpear. Va a llegar un día en que querrán nunca haber nacido. Pues no ayudaron a Mis Ovejas, se ayudaron a si mismos. Marca Mi Palabra. Lee Mis Labios. Te lo estoy diciendo claramente y sin rodeos.

Pues hemos llegado al Final y ellos son gordiflones. En este momento tienen una sonrisa en su cara de oreja a oreja. Pues están muy felices de las cosas que hicieron por Dios y por todo el dinero que ganaron para Dios. Déjalos reír, Raymundo. Solo voltea la espalda con tus amigos. Déjalos ir en la dirección que quieren ir. Pues su dirección es el Abismo. Solo busquen a su Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y todo saldrá bien con ustedes. Pues la ley del hombre es la ley del hombre y no puede salvar nada. Nunca ha podido ni podrá salvar nada.

Recuerda todo lo que te dije que te iba a dar para ti y tu familia, es correcto y preciso. Tengo que irme ahora, al Cielo con Mis Ovejas. Pues el tiempo a llegado, la venida de Mi Hijo. Pero los que no están limpios los voy a limpiar pues nada es fácil en este mundo.

Recuerda esta es la Palabra de tu Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Ahora marca todo lo que te he dicho con Fuerza, todas las Letras, todas las Palabras. Pues quiero que el Mundo escuche la Manera de Dios. Eres Mis Labios y Mis Oídos, eres Mi Profeta. Las cosas que dices no son fáciles, pero tienes la Fuerza de decir la Palabra de Dios. Recuerda que eres Mi Boca en el mundo que es inmundo. Nos vemos. ¡Vamos! ¡Levántate! Tu tienes trabajo que hacer. Tu y tus amigos.

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech