Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0534. Profecía – Santos que tienen sus ojos y oídos abiertos van a ser salvos.

 

534. Profecía dada a Raymond Aguilera el 18 de Agosto de 1994 A las 9:56 AM. En Español.

 

Hijo Mío el Cepillo, tienes que usar el Cepillo. ¡Sí! El Cepillo que va a limpiar la Rama, el Cepillo. La Rama que amas. Tienes que Cepillar con tu mano, con la Fuerza de Dios. Tienes que hacerlo, tienes que usar el Cepillo pues la Rama es tuya, pero recuerda, lo haces a la Manera de Dios. El Cepillo, tienes que usar el Cepillo en la Rama, pues la Rama es tuya. La Rama de Dios. ¡Sí! Tu Ramita es la que te di con la llama de Dios. Usa el Cepillo, con tu mano, con tu mente, con tu espíritu.

Ella está lista, tu Ramita, pero necesita el Cepillo. ¿Raymundo Me escuchas? Usa el Cepillo. Ella te va a llamar. Te va a buscar, con todo lo que tiene. Está lista, pero necesita el Cepillo. Tiene que alistarse con Dios a la Manera de Dios. ¡Sí! Te va a llamar. Pues las cosas de Dios son las cosas de Dios y tú eres de Dios. La Ramita tiene que corregirse a la Manera de Dios pero usa el Cepillo y el Cepillo te mostrará las cosas del Cielo, las cosas de Dios, las cosas del Padre, las cosas del Hijo, las cosas del Espíritu Santo.

El tiempo que te voy a dar en los meses que vienen  van a ser importantes. Pues tienes que enviar la Palabra con tus amigos a todas las partes del mundo rápida y directamente. Pues el tiempo se acaba, el tiempo de paz, el tiempo que necesitas para enviar la Palabra de Dios. Entonces te voy a dar lo que necesitas para que te salves de los cerdos, de los conejos, de los perros. Tu y tu familia y todos tus amigos que te están ayudando. Pues el día llegará que tendrás que esconderte rápidamente.

Pues el hombre que se cree dios te va a buscar con la fiebre del demonio. Va a querer devorarse todo el Cuerpo de Mi Hijo, con las balas, con el gas, con el veneno. Sí, con la electricidad, con lazo, con el cuchillo, todas las forma que él quiera usar, las va a usar, pero solamente los santos que tienen sus ojos y oídos abiertos van a salvarse.

Pues no se rieron del Padre. Pues buscaron a Dios, el Hijo, el Espíritu Santo y se subieron al Arca, con la Mente de Dios, con el Corazón de Dios, con todo lo que es bueno. Me buscaron. El Arca está en Mis Manos y cuando Me buscan saltan a Mis Manos. Pues son Míos.

El resto, los que piensan mucho de sí mismos, los que CREEN que lo saben TODO acerca de la Palabra de Dios, los que caminan con su pecho henchido, con su cabeza salida pues creen que lo saben todo. Van a saber cuánto saben, pues tienen a su dios en una caja. Y la caja va a ser de ellos, la caja del abismo. Pues les dije y les dije y les dije correctamente y a la Manera de Dios. Simplemente, buscar a Mi Hijo con la Fuerza del Espíritu Santo y ellos Me encontrarán.

Pero no, no hicieron lo que Mi Hijo les dijo. No hicieron lo que les dije, el Padre. No hicieron lo que el Espíritu Santo les dijo. Por esto van a sufrir. Van a sufrir y Yo voy a Llorar con Mis Lágrimas del Cielo. Pues les dije y les dije y les dije y cerraron sus ojos y oídos y corrieron tras la palabra del hombre. El hombre cree que puede usar el Nombre de Mi Hijo y que todo es correcto y está bien, pero esa no es la Manera de Dios.

Tienen que leer la Palabra de Dios a la Manera de Dios que es la manera correcta del Cielo. Pues el hombre no sabe nada, es tonto, es estúpido pues le gusta jugar con el demonio. Si les gusta jugar con el demonio, él los quemará. Les va a quemar el cuerpo. Les va quemar el espíritu y si les gusta jugar con el demonio, van a vivir con él. De está forma podrán jugar por todo el tiempo que haya tiempo, como hermanos.

Pero los demás que tienen el cerebro de buscar a Mi Hijo con corazón limpio, con mente limpia, Me encontrarán, al Padre, con la Fuerza del Espíritu Santo. No es difícil. Estoy aquí frente a ustedes. Lo único que tienen que hacer es estirar sus manos y abrazarme y besarme. Pero tienen que leer la Palabra en la Biblia. Tienen que Comulgar. Tienen que buscar a sus hermanos y hermanas en la calle.  Tienen que arrepentirse, es muy importante, pues todo lo que tengo es limpio.

Pues leo el corazón y tienen que orar pues si no oran “¿Cómo pueden lograr conocerme, si no Me llaman?” Y si Me llaman los llamaré de vuelta pues son Míos y Yo soy suyo. Y nadie del Cielo, de las estrellas puede deshacerlo. Pues los Amo con todo Mi Corazón, con todo lo que es limpio, con todo lo que es del Cielo.

Por esto envié a Mi Hijo y por esto murió. Por esto derramó su Sangre, porque los Ama, con todo lo que tengo. Pero también tengo una manera dura, si no Me aman, no los voy a Amar. Si me voltean la espalda. si se ríen en Mi Cara los golpearé como a un mosquito. Pues si no respetan a su Dios, a Quien los hizo, los golpearé con Mi Mano como a un mosquito. LLORARÉ  cuando los golpee, pero LOS GOLPEARÉ.

Pues tienen que respetar a su Dios, a Quien lo hizo todo, el mundo, el firmamento y todo lo que ven, todo lo que ven con el Hijo y el Espíritu Santo. Este no es un juego del cual puedan reírse. Que puedan burlarse de su Dios, pero si se arrepienten, los abrazaré y los besaré. Pero leo su corazón, no Me pueden engañar pues sé cuándo son serios. Pues leo todo lo que está en el corazón.

Quiero que se junten con sus hermanos y hermanas, el Cuerpo de Mi Hijo. No importa el nombre que usen pues eso no es importante para Mí, los nombres, pues el único Nombre que hay en el Cielo, en el mundo es su Dios y ese nombre no es nombre de hombre. Soy el que soy, soy, soy con Cristo, con el Espíritu Santo. Recuérdenlo, soy, soy, soy el Dios de todo. El Dios del Cielo les está diciendo las Palabras correctamente y sin rodeo, con Mi Profeta Raymundo. Mi muchachito que llora todos los días.

Escucho tu llanto, Raymundo. Sé que tu corazón está partido. Mi hijito, lo sé. Sé lo que va a suceder, pero hazte fuerte. Estoy ahí contigo, con Mis Manos, con Mis Ángeles. Lo que te prometí te lo voy a dar. Hemos casi llegado al punto en que todo lo que te prometí estará ahí en tus manos, con la Fuerza del Espíritu Santo, te digo la verdad. Pero no llores que hiere Mi Corazón cuando lloras.

Sé que no sabías nada de la manera con que te iba a usar. Pero si te hubiera dicho, no lo hubieras hecho. Tienes que caminar el día a día, lágrima a lágrima, pero ora. Ora Mi angelito, estás haciendo un buen trabajo. Estoy ahí contigo todos los días, aun en los días que no crees que estoy ahí. Te voy a dar lo que necesitas, el dinero, el corazón, la mente. Tenemos que enviar la Palabra de Dios a lugares que no sabías que iba a ir.

Van a enfurecerse contigo, hijo Mío, pero no te preocupes pues tienes la Fuerza de Dios, estás en Mis Manos. Cuando te uso en una guerra no te preocupes todo está en Mis Manos, tus labios, tu cuerpo, tu espíritu pero tengo que usarte. No te preocupes, no te voy a dañar. Te voy a ayudar, así puedes hacerte más fuerte, pero sé que la cruz es a veces muy pesada, pero estás haciendo un buen trabajo. Te ayudaré con todo lo que tengo. ¡Vamos! Levántate, tienes trabajo que hacer. (fin)

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech