Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0517. Profecía – Yo os he enviado a Mi Hijo; que no cambió la forma de diablo.

 

517. Profecía dada a Raymond Aguilera el 2 de Agosto de 1994 a las 3:21 PM.

 

Hijo Mío, hijo Mío, está listo todo, todas las promesas de las que te hablé. Todo lo que dije que te iba a dar. Todo lo que dije, te lo voy a dar. La fecha ha llegado. Ha llegado la hora de tu Dios, la hora del mundo, la hora de todo lo que es. Sí, la fecha ha llegado. Están completas las cosas que van a pasar a la Manera de Dios. Te digo la verdad. Éste es tu Padre con el Hijo y el Espíritu Santo.

Todo le va a suceder a los lugares que te dije. Francia, los Estados Unidos a todos los lugares de Suramérica, a todos los lugares del mundo, de los demonios, los que se están devorando los cuerpos, de los que no saben nada. Pues van a haber cuerpos por todas partes de los que no aprendieron la Palabra de Dios a la Manera de Dios. Lean los periódicos miren lo que esta pasando en todas partes. En los cuerpos que están muertos, llenos de moscas, con sus ojos y bocas abiertas, con moscas por todas partes. Así va a ser en todos los sitios que va a golpear el demonio.

Pues aquí llega el hombre, el hombre que se cree más fuerte que Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Les va a mostrar más cuerpos. Él les va a mostrar más cuerpos, con más moscas de los que están muertos. Van a hacer huecos y los van a llenar con los cuerpos, de los que no saben, de los que no tuvieron tiempo para leer la Biblia. Para los que no tuvieron tiempo para buscar a su Dios, para los que tienen el pecho henchido, para los que creen que tienen todo el conocimiento de la Biblia, para los que creen que tienen el conocimiento de todo lo que hay, para ellos hay un hueco listo.

Como te he dicho y le he dicho al mundo y le digo al mundo y le digo al mundo, que el día estaba llegando y no Me creyeron. Cerraron sus oídos y sus ojos a  la manera del demonio y a la manera del hombre. Por esto, el demonio los va a devorar. Pues ha llegado el día, el día de las moscas. ¡Qué lástima!

Me duele Mi Corazón, Me duele todo en Mis Ojos con lágrimas. Les di la oportunidad. Les dije y les dije y les dije y no abrieron sus ojos, no abrieron sus oídos. Corrieron tras el demonio, corrieron tras todo lo fácil. Corrieron tras todo lo inmundo.

Y a Dios, a Quien  hizo el mundo, las estrellas y lo hizo todo, no quisieron escucharlo pues era muy duro. Pues tenían que decirle a la gente de Cristo. Tenían que decirle la Ley de su Dios, la Ley del Amor, la Ley de todo lo que es justo y correcto. Eso fue muy difícil para ustedes. Por esto la tierra se va a abrir y el hombre que se cree dios los va a empujar. Van a gritar y gritar, pero nadie los va a ayudar.

Pues les di la oportunidad de hacer lo que Mi Hijo les dijo, cuando estuvo con ustedes. Les dio la Biblia. Les dio a Sus Ángeles. Les dio los milagros. Les dio los dones. Les dio todas las cosas del Cielo, ahí en sus manos. Y ¿Qué hicieron ustedes? Escondieron la cabeza bajo tierra pues no querían escuchar la Palabra de Dios, la manera correcta.

Y corrieron tras su amigo, el demonio, pero el día ya está aquí, en que voy a enviarlos al abismo con su amigo. Pues lo que digo va a suceder. Todo está en Mis Manos. Nada sucede que Yo no lo sepa. Sé lo que están pensando en este momento, pero no importa lo que piensen. Pues ya les advertí y les advertí, y no lloraron, no tuvieron lágrimas por las cosas malas que hicieron. Las hicieron con gozo y se rieron de su Dios, con el Hijo y el Espíritu Santo. Ahí se rieron, se creían graciosos con todos sus chistes, con todo lo que es del demonio, pero no creían que tenía Mi Mano sobre su cabeza. Cuando Mi Mano les caiga encima, no podrán levantarse. Pues tengo la Fuerza de las Fuerzas.

Lo único que tienen es la palabra, las promesas del hombre, las promesas del demonio. Veremos si el demonio los ayuda, cuando necesiten su ayuda. Pues los dos van a gritar por todos los días que hayan días. Pues no Me escucharon. Les dije con Amor, les dije con Mi Corazón, se los dije con lágrimas, se los dije con todo lo que es correcto y derecho.

Envié a Mi Hijo con lágrimas. Envié a Mi Hijo y no cambiaron las formas, las maneras del hombre, las formas del demonio. Con la Sangre de Mi Hijo, con la Sangre de todo lo que es de su Dios, les voy a voltear la espalda. Pues Me voltearon la espalda. Esa es la manera correcta. Esa es la Manera de Dios. No Me buscaron. Pero los que Me escucharon, los que hicieron lo que Mi Hijo les dijo, los voy a salvar con todo lo del Cielo, con los Ángeles, con todo lo que es recto, con todo lo que es del Cielo.

No van a sufrir por todos los días que hayan días. Tendrán gozo. Tendrán gozo y harán lo que quieran. Pues el Dios del Cielo, del mundo, de todo lo que Él ha hecho, va a encargarse de ellos, con la Palabra, con el Espíritu Santo. Pues Me Amaron. Me buscaron con todo el Fervor de su espíritu, con todo lo que tenían. Me buscaron. Esas son la Ovejas de Mi Hijo. Son Mis Ovejas y del Espíritu Santo. Y lo que es Mío lo protejo. Al resto, los enterrare en la tierra. Pues aquí vienen las moscas por todo lo que no está enterrado

Ésta es la Palabra de su Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo con Mi Profeta Raymundo. Les digo la verdad sin rodeos, claramente, cómo va a suceder en los días que llegan. No digan que no se los dije claramente. (Fin)

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech