Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0506. Profecía – Coma la comunión! De esa manera usted refrescarse.

 

506.  Profecía dada a Raymond Aguilera el 23 de Julio de 1994 a las 8:04 AM. En Español.

 

He pasado. He pasado la comida de Dios, la comida del Hijo, la comida del Espíritu Santo. He pasado la Comunión. La he pasado. ¿Me escuchan? ¿Tienen hambre? ¡Comulguen! De esa forma se refrescarán con las cosas de Dios, con la Sangre y la Carne de Mi Hijo. Se refrescarán con las cosas de Dios. Vamos todos los días. Todos los días, la Sangre, la Carne, el Cuerpo hasta el fin.

¿Me escuchan, gentes del mundo? Hasta el final, todos los días. De esta forma les daré la Fuerza, cuando se armen. Les daré la Fuerza con Mi Dedo, con Mi Mano, con Mi Cuerpo, con Mis Labios, con Mis Ángeles. Les daré Fuerza. Mi Hijo está ahí, el Espíritu Santo está ahí. Ellos les ayudarán a la Manera de Dios.

Júntense con sus hermanos y hermanas comulguen y oren y oren. Sí, con la Fuerza están las cosas de Dios. Todos los dones, todos los presentes, están en la Biblia, con la Fuerza del Espíritu Santo, les digo las cosas del Cielo. Abran sus ojos, abran sus oídos, pues ha llegado el día de usar los dones. Los dones que olvidaron, que esconden, que no creían, ahí están, Mis hijos e hijas pues los van a necesitar.

Pues la guerra se va a intensificar allí enfrente de su casa, en su pueblo, en su gobierno, en su estado, en su país, en el mundo. Va a hacerse más grande con la fuerza del demonio. Van a necesitar a su Padre, su Hijo, Jesús, el Rey de Reyes, y al Espíritu Santo, pues el demonio va a querer comérselos con sus dientes afilados. Pero miren, Nosotros estamos con ustedes, con sus familias, con sus amigos, con el Cuerpo de Mi Hijo. Les estoy diciendo la verdad a la Manera de Dios, a la Manera del Cielo, a la Manera del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Ha llegado, lo que va a suceder en la Biblia, cómanse todo lo que es malvado. Quiero que se limpien. Quiero que se arrepientan. Quiero que busquen a Mi Hijo, Jesús, su Cristo. ¿Me escuchan, gentes del mundo? Límpiense, limpien todo lo de su mente, su cuerpo, pues ha empezado la Corneta del Cielo. Ha empezado todo lo que es inmundo y todo lo que es Mío se va a limpiar. Por ahora, el día de la Biblia ha llegado a la Manera de Dios. “El fin, el fin, el fin, el fin.”

Compren su boleto pues aquí llega el Tren del Cielo, el Tren del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo. Amárrense al asiento en el Tren con la Fuerza del Espíritu Santo. Pues voy a sacudir, voy a asustar, voy a golpear al mundo con Mi Mano, con Mi Palabra, con la Fuerza del Espíritu Santo.

Les digo la verdad con lágrimas, con lágrimas. Pues si no abren sus ojos, sus oídos, van a sufrir, ustedes y sus familias. Abran la Biblia y léanla todos los días, busquen a sus hermanos que están en las calles, cuiden a los enfermos, denle comida a los que no la tienen y vestido. Esa es la gente que no tiene nada, los ancianos.

Ayúdenles con la Palabra de Dios y usen los dones que les doy. ¿Me escucha, Cuerpo de Mi Hijo? ¿Me escuchan? ¡Háganlo ahora, en este momento! Levántense y empiecen ya con el Fervor del Cielo, con el Fervor del Espíritu Santo, con el Fervor de Mi Hijo, con el Fervor de su Padre. Todas las cosas que les digo es verdad y es preciso. Pues quiero que se protejan. Quiero que protejan a su familia con la Palabra de Dios.

Recuerden la Comunión. Es muy importante, la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. ¿Me escuchan con sus oídos? Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. Es muy importante la Comunión. ¿Me escuchan? ¡Vamos! OREN, díganme si me escuchan. “Es muy importante la Comunión.”.

Es muy importante la Comunión, si se quieren salvar, si quieren pelear con la Fuerza, con la Fuerza de la Palabra, con la Fuerza de Mi Hijo Jesús, Comulguen todos los días. “Todos los días, Todos los días, Todos los días, Todos los días, Todos los días, Todos los días, la Comunión, Todos los días.” Sí, Ésta es la Palabra de su Padre, con el Hijo, con el Espíritu Santo y arrepiéntanse con su corazón.

¿Me escuchan? “Arrepiéntanse ahora. Arrepiéntanse ya. Arrepiéntanse ya. Arrepiéntanse ya. Arrepiéntanse ya. Arrepiéntanse ya. Arrepiéntanse ya.” ¿Saben lo que acabo de decir? ¿Me escucharon de forma clara y precisa?

OREN y díganme si escucharon lo que acabo de decir. Pues sé qué es lo que oran. Díganme las cosas de su corazón, las cosas de su Mente. Díganme todas las cosas que quieren decir, todos los días, pues el día de orar ha llegado. ¿Me escuchan? Oren todos los días con la Fuerza de su Padre, con al Fuerza de su Hijo, Jesús, el Rey de Reyes.

Sí, y el Espíritu Santo les ayudará con la Fuerza del Padre.

Sí, la Fuerza del Padre, está apuntando hacia lo que es malvado. Ha llegado, Mis hijos e hijas, tienen que armarse. Sí, han llegado las cosas del Cielo. Han llegado las cosas del abismo.

 

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech