Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0425. Ocurrencia – La Unción de Monte Tamalpais.

 

425. Suceso, Visión y Profecía dados a Raymond Aguilera el 5 de Abril de 1994 a las 9:00 AM En Inglés.

 

Un Hermano Cristiano me llamó y me dijo que sentía que tenía que ir al Monte Tamalpais y ungir la cima de la montaña con aceite. Así que al siguiente día salimos después del desayuno y oramos todo el camino hasta la parte de arriba de la montaña. Una vez allí, nos detuvimos en el estacionamiento, Comulgamos nos ungimos mutuamente con aceite y oramos preguntando el sitio que el Señor quería que se ungiera.

Luego de la oración en el estacionamiento, fuimos caminando por el sendero que rodea la cima de la montaña y orábamos en lenguas mientras caminábamos en espíritu. También escuché a mi amigo Cristiano recitando el Salmo veintitrés mientras continuábamos. A la tercera parte del camino encontramos un grupo de excursionistas. Esperamos que ellos continuaran pues nosotros estábamos orando en lenguas en voz alta.

Se me ocurrió decirle a mi Hermano Cristiano, “Esperemos aquí.”

Así que nos subimos encima de las rocas que habían a un lado del camino y dejamos que los que iban atrás y adelante continuaran.  Nos sentamos allí de diez a quince minutos orando y mirando el paisaje en dirección a San Francisco. Entonces cuando íbamos a empezar a movernos, mi Hermano Cristiano miró hacia la cima de la montaña y dijo, “Creo que debes subir a esa roca grande y verter aceite allí.”

Como mi amigo no tenía ni los zapatos, ni ropa adecuada para escalar, tuve que intentar subir por mí mismo. Esta gran roca era casi vertical y muy difícil de escalar. Intenté lo más que pude, pero era demasiado empinada para llevar el frasco de vidrio del aceite en una mano e intentar subir con la otra y me daba miedo caerme y quebrar la botella del aceite.

Entonces mi amigo se dio cuenta de otro camino por el cual probablemente se podría subir allí, rodeando la roca. Forcejeé entre grandes piedras y encontré otra roca todavía más grande que la primera, detrás de la que habíamos visto inicialmente y percibí que esta era la roca que debía ser ungida. Este nuevo sendero permitía llegar hasta la cima de este gran peñasco. Así que entonces continué hacía la cima del peñasco, era un pico al borde del desfiladero desde donde se veía el este de la bahía. Cuando llegué allí me senté y podía ver todo el oriente de la bahía. Estaba enfrente del Monte el Diablo desde la dirección del Monte Tamalpais.

Luego de observar  la vista oriental de la bahía, empecé a orar y percibí que era el lugar correcto que se debía ungir. Así que ungí la roca en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, en la forma de una cruz, con el aceite que se convirtió en una gran mancha de aceite.

Entonces dijo el Señor, “Derrámalo todo y voltea la botella al revés y desocupa todo el aceite en la roca.”

El único problema era que no había donde dejar la botella al revés. Entonces mientras buscaba, encontré un hueco perfectamente redondo encima de esta sólida piedra, exactamente igual a la boca de la botella de aceite de oliva. No era una fractura de la roca sino un hueco natural esculpido en roca sólida. Así que volteé la botella de aceite en este hueco y la dejé allí para que escurriera. Así la botella no podía rodarse o caer y la dejé desocupándose.

Percibí que el Señor había hecho este orificio en la roca, precisamente para está botella de aceite, no sé hace cuantos cientos de años. Así que dejé la botella allí y descendí por el desfiladero hasta el sendero donde mi amigo estaba.

Me preguntó, “¿Dónde está la botella?”

Así que le repetí lo que el Señor me dijo y le conté como todo esto era tan extraño, la dirección que la roca encaraba el este de la bahía, como encontré el lugar y el hueco en la roca para sostener la botella de aceite.

Mientras caminábamos le conté las dos visiones que tuve mientras esperábamos a que la gente prosiguiera a un lado del camino.

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech