Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0421. Ocurrencias – El Templo Mormón en Oakland California.

 

421. Suceso, Profecía y Visión dadas a Raymond Aguilera el 25 de Marzo de 1994 a las 10:30 AM.

 

Suceso:

Hace algunos días un Hermano Cristiano en el Señor me dijo que él creía que el Señor quería que fuéramos a un Templo Mormón en Oakland y que oráramos allí. Me preguntó mi punto de vista acerca de está misión de oración y le dije que si era del Señor iría con él. Así que esa mañana me recogió para su viaje Mormón de oración. Yo iba guiado por su dirección y su discernimiento y nos pusimos a orar mientras manejábamos.

Profecía:

Entonces me dijo el Señor, “Ve y hazlo. Ve y hazlo.”

Pues realmente estaba yendo por fe, pues el Señor no me había dado ninguna instrucción hasta que estuvimos en la autopista orando. Durante la oración en el camino, tuve la visión de una vela negra que estaba prendida.

Visión:

Antes                        Después.


 


 

 

Lo siguiente que vi, fue el talón de la bota aplastando la vela negra.

Continué orando y orando hasta que llegamos al estacionamiento de la Iglesia Mormona. Mi Hermano Cristiano tenía algunas dudas con la arquitectura, afirmó que no parecía una construcción Cristiana tradicional que parecía más un templo pagano o Egipcio que Cristiano y continuó explicándome sus opiniones acerca del diseño del edificio. Él había traído una botella de Aceite De Oliva y me dijo que deberíamos buscar un sitio para ungir el templo para el Señor y que oráramos para encontrar el sitio donde se debía hacer la unción en la tierra.

Así que le dije, “Bien.”

Oramos en espíritu tan discretamente como fue posible mientras caminábamos en el terreno del templo, buscando el sitio que el Señor quería que ungiéramos. En el templo estaban celebrando una boda, así que nos comportamos como turistas. Miramos la arquitectura rápidamente y caminamos hacia la parte superior del templo y alrededor de él. Mi amigo deseaba poner una cruz de aceite de oliva donde el Señor lo quisiera. Cuando vi el lugar sentí que este era el sitio indicado, él lo confirmó simultáneamente. Ya que los dos habíamos concluido que este era el lugar para la unción con aceite al mismo tiempo, sabíamos que venía del Señor. Él me dijo que vigilara y que él discretamente ungiría la tierra. No pude ver la unción pues lo tenía a mis espaldas, yo observaba por la baranda y oraba mientras él ungía la tierra,

Parece que el Señor envía la gente de dos en dos, así que me sometí al llamado de mi hermano Cristiano. Recuerdo que vertió un poco de aceite en su mano y empezó a ungir las paredes del edificio y los bancos y las luces exteriores y todo en lo que pudo poner sus manos mientras orábamos en espíritu alrededor del edificio. Cuando ya casi habíamos completado el círculo alrededor del templo de pronto me detuve. Empecé a sentir una fuerte Fragancia y él me dijo que también la olía.

Dije, “ Probablemente son las plantas o las flores.”

Él dijo, “No, es diferente y más fuerte.”

Así que nos fuimos alrededor del edificio oliendo todas las plantas y las flores, pero ninguna de las plantas o flores tenían tal esencia. Pero había una Fragancia muy característica, en este lugar donde no había flores. El sitio estaba donde casi habíamos completado el círculo caminando alrededor del templo y Yo podía percibir la Presencia del Señor. Así, para estar seguro, olimos cada flor y cada planta en el área y no pudimos encontrar nada que emitiera esa clase de olor. Solo ese pequeño punto tenía esa fragancia que cubría el camino por unos veinte pies. ( siete metros)

Es sorprendente como el Señor nos dirigió y logró Sus Objetivos y dio confirmaciones. Es uno de estos casos que tienes que estar allí para que te des cuenta de las confirmaciones, para comprender. Es fácil racionalizarlo como polen en el aire, arbustos o flores pero fue el Señor.

Luego nos sentamos y oramos enfrente del templo. Al final de una oración el Señor dijo, “Está hecho. Está hecho.”

Entonces mi Hermano Cristiano me dijo que mi visión de la vela negra significaba que el Señor pisaba la luz de la oscuridad. Entonces sentí la piel de gallina sobre toda mi piel. Fue una de aquellas ocasiones que mi amigo y yo caminamos en fe hasta terminar.

Como es frecuente, cuando el Señor completa su trabajo, el enemigo golpea. Cuando llegamos al lugar donde mi amigo tiene su sitio de trabajo, notamos que una llanta estaba casi sin aire. Cerca de una  hora más tarde  me llamó a mi casa preocupado a decirme que el enemigo estaba trabajándole su mente. Podía darme cuenta mientras hablaba.

Decía, “¿Qué si sucede esto?  o ¿Qué si sucede aquello? ”

Él estaba preocupado por la organización de la iglesia Mormona y decía, “Ellos tienen todo el dinero y los abogados y ¿qué? si descubren que ungimos la tierra de su templo,” y seguía y seguía. Le dije que el enemigo estaba haciendo de las suyas en su mente. Él estaba realmente asustado luego del viaje de misión, completamente opuesto a su comportamiento de algunas horas antes. Esto me hizo recordar de una voz que escuché en el sitio de la oración en el templo que decía, “Van a ir a la cárcel por hacer esto.”

Parece ser el mismo patrón cuando se camina en fe y se completa la misión, el enemigo está ahí, detrás de ti para sembrar dudas y miedo de hacer el trabajo del Señor. Después de escuchar a mi hermano Cristiano, le dije, “es el enemigo, debemos hacer lo que el Señor nos pide y Él nos protegerá en toda ocasión y es ahí donde la fe tiene su rol.”

Me imagino que él no había experimentado ese tipo de obediencia que te hace vulnerable en el plano físico, en la obediencia cuando realmente haces algo por el Señor. Es completamente diferente cuando el Señor te pone en primera línea, al frente, en áreas en las que nunca has caminado antes. Pues estos son hechos físicos, reales, no solo palabras que cuando se leen en la Biblia y alguien más lo hizo suenan tan fáciles

Así que haz tu trabajo y espera las repercusiones o en lo físico o en lo espiritual, pero habrá repercusiones, pues por esto lo llaman guerra espiritual. Todo lo que le puedo decir a este hermano Cristiano es que cuando caminas a través de pruebas así tengas éxito o falles, toda Alabanza, todo el Honor y la Gloria van a Jesús, al Padre y al Espíritu Santo. Tenemos que pararnos firmes en su Protección y en su Palabra. “NO IMPORTA QUE PASE”

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

  

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech