Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0374. Ocurrencias – guerra.

 

374. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 11 de Octubre de 1993 a las 10:30 AM.

 

Mientras escribía las Profecías el Señor dijo, “ Deja de escribir y Ora.”

Al principio no sabía si lo estaba escuchando correctamente, así que seguí escribiendo hasta que terminé la página. Por alguna razón sentí la necesidad de detenerme en lo que estaba haciendo. La sensación de Comulgar y ungirme con aceite antes de orar era abrumadora.

Luego de haberme preparado, para mi sorpresa me encontré en medio de una gran batalla espiritual. La velocidad de la lengua de oración de batalla empezó a bajar y luego se aceleró. Este es el tipo de oración que te quita toda la fuerza y la energía, se necesita estar concentrado completamente para estar en la batalla. Este tipo de oraciones para el combate te pone en algún tipo de plano espiritual o estado que te eleva al mundo espiritual. Aunque todas las oraciones hacen esto cada vez que se ora, solo puedo decir que esto es diferente y no tengo palabras para describirlo más de lo que ya he dicho. A veces puedes ver contra que estás luchando, pero se tiene que mantener completamente concentrado pues estas fuerzas demoníacas pueden realmente hacerte daño en el espíritu.

Durante el combate vi una figura demoníaca con forma de vara que me iba a lanzar algo como una lanza, mi mano se levantó instantáneamente, y mi lengua de oración cambió. Este demonio se congeló en el momento en que levanté agitando mi mano, y la lengua de oración se salió de control pronunciando palabras poco usuales. Aun mi perro y el perro del vecino estaban ladrando y se estaban enloqueciendo a medida que gritaba al aire el lenguaje de oración. No lo sé, pero debí haber recibido un par de buenos golpes en espíritu. Sentí como si mi armadura hubiera recibido algunas abolladuras.

Durante un instante, me pareció que me habían tumbado, pero no lo sé realmente. Todo lo que sé aunque no lo entiendo, es que la batalla duro alrededor de una hora y que estoy cansado y me siento débil.

Cuando la batalla había terminado estaba tan extenuado que tuve que recostarme pues mi garganta estaba irritada y mis pulmones se sentían desgarrados por dentro, como si se hubieran lesionado. Hacía mucho tiempo que no experimentaba una confrontación en lengua de oración tan intensa.

Durante la oración sentí que había un asalto Satánico gigantesco y que el Señor había convocado a Sus intercesores al combate. La lengua de oración salía rápida, fuerte, directa y precisa. Sentía que iba a explotar con el sonido que salía de mí y mis pulmones se forzaron al máximo. Inhalaba aire a cada oportunidad que tenía mientras se intensificaba el combate.

Mientras escribo esto puedo recordar la excitación, el estremecimiento, el Poder sobrecogedor que el Espíritu Santo enviaba a través de mí. Es extremadamente difícil de describir pues se está realmente en guerra con algo que no puedes ver y solo a veces se te es permitido ver, pero créanme, tu sabes que tiene poder. Durante los períodos de combate tienes que confiar totalmente y depender del Señor para que te dirija y concentrarte totalmente en lo que Él te dice. Por esto lo llaman Guerra, porque se puede caer como en cualquier guerra, por esto tu concentración es tan importante.

Me mantenía diciéndole al Señor mentalmente, “Dame más, dame más.  Puedo aguantar más, solo mantén mi cuerpo que no se desarme, solo mantenme un poco más. ¡Úsame, úsame!” Pero sabía que mi cuerpo y mis pulmones se estaban estirando al límite. Luego la lengua de oración cambió a un sonido diferente, un sonido más suave y mis pulmones sintieron el descanso. Luego fui enviado de nuevo a la guerra.

Seguía diciéndole al Señor mentalmente, “Me has preparado para esto. Para esto me entrenaste, mantenme completo, mantenme integro, todavía tengo fuerzas en mí.”

Sabía que tenía la fortaleza física pero mis pulmones y garganta estaban desgarrados e irritados. Mi cuerpo se agitaba a medida que mis manos golpeaban encima del escritorio violentamente, y mi cuerpo iba para todas partes. Mientras gritaba y daba alaridos en mi lengua de oración sabía que estaba en esta guerra gigantesca con otros intercesores, tomando parte en esta batalla gigantesca. No estaba seguro, pero sentía que el Señor estaba usando intercesores de diferentes partes del Planeta para esta batalla y yo tenía mi papel que desempeñar.

Lo batalla era tan Masiva, tan increíble que seguía repitiendo, “Fui entrenado para esto, fui entrenado para esto, vamos Señor.”

No tenía idea de lo que sucedía en espíritu pero era Masivo. De alguna forma percibía a los otros intercesores en la batalla. El Señor había sacado su armada Angelical y Sus intercesores juntos para esta batalla para parar este asalto Satánico Gigantesco. La batalla había desgarrado mis pulmones en lenguas y ha sido una de las oraciones en lenguas más violentas y agotadoras que he tenido. Luego de esta hora de oración, estaba completamente exhausto físicamente.

Ya han pasado varias horas desde la batalla y he tenido problemas recuperándome. No sé si la batalla terminó o si me pusieron fuera del combate.

Pero Señor te doy, “Toda Alabanza y Gloria Señor. Solo no lo entiendo, pero dijiste que querías guerreros, no enclenques. Estoy haciendo lo mejor que puedo. Gracias Señor.”

Mientras estoy recostado parece que estoy entrando y saliendo de un estado de sueño. Sigo viendo este rostro demoníaco. Veo todo su cuerpo y está usando un vestido verde brillante. Se parece al vestido que usó mi amiga especial en una boda hace algunos años. Todavía puedo ver al demonio parado fuera, viendo hacia la casa a través de puerta de vidrio. También estoy viendo cosas que no puedo identificar.

Hace un minuto, creía que tenía mi grabadora de mano e intenté encenderla, me di cuenta que no tenía nada en la mano y estaba hablándole a mi mano vacía. No lo comprendo pues estaba seguro que estaba sosteniendo la grabadora. No solo fue perturbador sino extraño. En este momento no sé si estoy despierto o dormido o si estoy en el plano espiritual.

Profecía en Español:

Escucho estas Palabras, “Tapa, Tapa, Tapa, voy a liberar la Tapa”

Veo la Tapa de una olla de la cual algo se le está escapando (hirviendo).  ( parece una olla, no estoy seguro).

Profecía en Español:

El Señor está repitiendo, “Cuidado, cuidado aquí viene Carmanlita. Aquí viene Carmanlita.”

Me viene a la mente que Carmanlita es una tormenta o un tornado, pero no sé de dónde viene esta idea.

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

  

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech