Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0368. Profecía – Sé que si me amas, que va a hacer lo que te digo.

 

368. Profecía dada a Raymond Aguilera el 29 de Septiembre de 1993 a las 8:23 AM. En Español.

 

Está ahí. Está ahí, en la fiebre del mundo. Está ahí. Yo, el Dios del mundo, de las estrellas de todo lo que es. Yo, soy el Padre con el Hijo y el Espíritu Santo, Nosotros vamos a curar todo lo que está enfermo. Tienen que girar hasta quedar en la dirección de su Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y de esta forma es que van a encontrar el Cielo. Donde les hice su casa y Mis Brazos estarán allí esperándolos, hijitos e hijitas Míos.

Pero tienen que correr y esconderse, de todo lo que es malo, de todo lo que es del demonio, pues el demonio se los quiere mascar. Se quiere devorar su espíritu con la Fiebre del abismo. Los protegeré, pero tienen que buscarme. Tienen que orar. Tienen que orar y tienen que orar. Tienen que leer la Biblia con todo su corazón, con toda su mente, con todo lo que tienen y los protegerá con Mis Ángeles, con Mis Manos.

Aquí llega el día en que el mundo se va a asustar. Y el mundo se va a enfurecer con los Cristianos y van a querer matar todo lo que es bueno, todo lo que es de su Dios, todo lo que es del Cielo, de Mi Hijo, del Espíritu Santo. Pues el demonio sabe que ha llegado su hora, la hora del Abismo, pero no quiero que sufran Ovejas Mías. Quiero que ellas apunten todo hacia su Padre, el Hijo y el Espíritu Santo con la Fiebre del Cielo. Sé que si Me aman, harán lo que les digo con la Mente del Cielo, con el Corazón del Cielo, con todo lo que tienen. Pues la guerra del mundo ha llegado, la gran guerra que va a dirigir todo hacia el Abismo.

¡Qué Lástima!, Estando Mi Palabra ahí enfrente de ustedes y no la recogen ni la leen. ¡Qué Lástima! Está la Biblia, están Mis Profecías. Están todas las Palabras que envié al mundo y no han sido leídas. No son leídas. Y buscan la manera del demonio, la manera del mundo. ¡Que Lástima! Pues están ahí. Empiecen con la Biblia y léanla. Aprendan la Palabra de Dios. Enséñense todo lo que es Bueno y la Palabra de su Dios les mostrará lo que es bueno y lo que es malo. El Espíritu Santo les ayudará.

Ahí están Mis Profecías que envié a todas las iglesias. Pues Mi Palabra está en todas partes, pero tienen que darles la oportunidad. Tienen que abrir sus ojos. Tienen que abrir sus oídos. Luego tienen que enseñarle a sus hijos y a sus hijas y a su madre y a su padre. Luego empiecen con aquellos que viven a su lado. Y luego en el otro lado y también a los que viven en las calles que no saben nada, los que tienen hambre, los que viven en las calles sin vestido, comida, los enfermos y los ancianos. Y luego empiecen con Mi Palabra y cuéntensela al mundo y a todo el que quiera escuchar, a todo el que tiene el hambre de Dios.

Pues, Mis pequeños, esto es en serio. Esto es por su vida, los salvaré solo tienen que buscarme con el Fervor del Cielo, tienen que orar todos los días, pero no quiero oraciones de un minuto o oraciones de dos minutos. Quiero que oren y oren y oren hasta que queden cansados y de está forma me mostrarán que Aman a su Padre. Esa es la forma en que es.

Sí, Hijos Míos, todo el mundo va a quedar confundido y va a correr detrás del demonio con la fiebre del Abismo. Quiero que se reúnan en Casas y oren con el Fervor de los Cielos, pero como les dije, los estaré observando. Voy a ver si Me Aman con su corazón, pues leo el corazón, no lo que dicen con su boca. Pues sé lo que está en su corazón, pero Mi Hijo, el Espíritu Santo y Yo vamos a juntar todas las Ovejas. Vamos a juntar a todos los que Me Aman con todo su corazón y los vamos a llevar al Cielo.

Los demás se van a quedar hasta que estén Limpios.  ¿Me escuchan? Pues solo quiero lo que estáLimpio, pues todo lo que es del Cielo es Limpio. “El Corazón,” leer su corazón es muy importante, “El Corazón”  los labios  no son nada, sino el corazón, “El corazón de su espíritu,” de está forma se salvarán. Pero miren en su corazón con los Ojos del Cielo y no se mientan pues lo leo todo. Lean su corazón, cuando encuentren que están buscándome con su corazón, con sus plegarias, con su espíritu, con todo lo que es limpio, los salvaré.

¿MUNDO, ME ESCUHA? Éste es su Padre, con el Hijo, con el Espíritu Santo, con todo lo que es del Cielo, con todo lo que es, con todo lo que va a ser y todo lo que ha sido. Pues lo soy todo, ahora, mañana y ayer.  Lo soy todo desde una punta hasta la otra. Búsquenme con su corazón, es muy importante. “El Corazón” Recuérdenlo, “El Corazón, el Corazón, el Corazón, el Corazón, el Corazón.” Los veré Amados Míos, Mis Ovejas.

Éste es su Padre, con el Hijo y el Espíritu Santo. Ahí, te llamaré, otro día, a otra hora, Mi Profeta Raymundo. Pero Mis Lágrimas son por Mis Ovejas que no Me escuchan, que no Me ven, que no Me buscan. Pues si no Me buscan no Me encontrarán. Los veré.

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

  

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech