Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0343. Ocurrencias – Un mensaje para Satanás.

 

343. Suceso ocurrido a Raymond Aguilera el 3 de Septiembre de 1993 a las 9 PM.

 

Mientras orábamos con mi compañero de oración, después de haber tomado la Comunión, la Presencia del Señor se apareció en el plano espiritual. De alguna forma sin previo aviso, me vi rodeado de miles y miles de figuras oscuras de demonios. Yo tenía una espada en mi mano, y estaba extendida, y una figura oscura, un demonio tenía su espada extendida. Los dos estábamos parados en campo abierto, con las espadas tocándose y cruzadas listas para luchar.

Miré rápidamente a mi alrededor y vi cinco o seis Ángeles detrás de mí en medio de aquellas criaturas oscuras. Miré a la izquierda, a la derecha, hacia arriba. En esta plataforma a mi derecha estaba Satanás, sentado en su silla mirándome hacia abajo como si fuera una arena deportiva para la batalla que potencialmente iba a empezar. Tenía la impresión que esto iba a ser un deporte para ellos.

Miré a Satanás y le dije, “No estoy aquí para entretenerlo, estoy aquí para darle un mensaje.”

Entonces, sin aviso, tomé mi espada y la blandí tajando el cuerpo de la criatura oscura que estaba enfrente de mí en dos, como si fuera de mantequilla. No sentía miedo. Percibía y sentía la Autoridad de Dios conmigo y eso era lo que tenía que hacer.

Lo siguiente que percibí, fue la Presencia de Jesucristo. No sé como explicar en el mundo físico lo que realmente pasó, pero lo voy a intentar. “El Poder, la Fuerza y la Gloria” de Jesucristo de Nazaretfluyeron a través de mí, mientras estaba parado en medio de estas figuras oscuras, con un puñado de Ángeles detrás de mí.

Mientras esto sucedía, mi compañero de oración seguía orando. Percibí una tremenda Fuerza fluyendo a través mío. Yo solo seguía repitiendo el Nombre de Jesucristo de Nazaret en mi mente una y otra vez mientras mi cuerpo se convirtió en un círculo orando en lenguas. Pude ver las figuras oscuras caer a tierra y literalmente temblar y colocarse sus manos en sus oídos y gritar de dolor. Solo el escuchándome decir en lenguas el Nombre de Jesucristo de Nazaret en mi mente, los asustaba COMPLETAMENTE. Los podía ver a todos temblando o en tierra gritando y aullando, aún a Satanás.

No tengo la menor idea de lo que Cristo decía a través de mí, en lenguas, pero salía con PODER, AUTORIDAD y en forma PRECISA. A medida que mi cuerpo giraba, se sentía como si tuviera una ametralladora y estuviera disparando con un Poder increíble. Percibía un control COMPLETO a medida que TODOS ellos, aun Satanás, caían. Exceptuando los Ángeles Celestiales y yo estaban todos en tierra temblando y agitándose en completo terror.

Entonces percibí la Presencia de Jehová Dios, y percibí que iba a hablar. Entonces uno de los Ángeles Angelicales vino y me toco la garganta, inmediatamente un idioma extraño e inusual que nunca había escuchado antes empezó a salir de mí. Esta lengua extraña con sonido inusual se estaba enloqueciendo. Esta lengua parecía salir de lo profundo de mí.

Mientras el Padre hablaba a través de mí, en mi mente, seguía diciéndome “Señor mantenme humilde, mantenme humilde, mantenme humilde, mantenme manso.”

Perdí la noción del tiempo, pero le pregunté a Jehová qué se le había dicho a las criaturas demoníacas.

El Padre dijo, “No te corresponde saber, tu eres solo el vehículo para transmitir este mensaje.”

Cuando terminó, la Presencia de Poder del Padre dejó mi cuerpo, yo estaba parado sobrecogido, meciéndome de lado a lado. No me caí, pero sentía que podía caerme en cualquier momento si seguía meciéndome. Quería abrir mis ojos para ver dónde estaba parado, en caso que me cayera. Pero estaba sobrecogido y no me interesaba. Solo me quedé allí parado, no sé por cuánto tiempo pero mi espíritu estuvo en CONTRO TOTAL y mi plano físico se hizo conciente de mis alrededores.

Por alguna razón no podía volver al plano físico o a este mundo. Me sentía en algún lugar en el medio de los dos mundos. Así que mi cuerpo solo se quedó allí meciéndose de lado a lado y preguntándome dónde iba a aterrizar. Esta Presencia de Poder, este residuo de la Gloria de Jehová, me dejó meciéndome en círculos. Seguía pensando que me iba a caer y me iba a golpear, pero mi cuerpo solo continuaba ahí meciéndose en forma circular.

Entonces una Paz, Serenidad, una Calma se apoderó de mí. Seguía alabando al Señor durante este episodio en completa “Reverencia” Estaba completamente abrumado.

Luego sentí la Presencia del Espíritu Santo muy dentro de mí. Lo que me vino a la mente fue su Presencia de 1990, cuando por primera vez sentí Su Autoridad directamente, sin pretensiones. Lo siguiente que pasó fue que mi mano empezó a agitarse y mi cuerpo se volvió loco. Este temblor y agitación se sentía como si yo fuera a ser levantado en el aire por Su Poder como si saliera desde mi pecho. Más tarde mi compañero de oración me dijo que mi temblor agitó toda la casa. Me sacudía como si estuviera conectado a una toma eléctrica, pero se sentía agradable. Se sentía como si la Presencia del Espíritu Santo estuviera haciendo su salida.

Quedé conmocionado, pues nunca antes los había experimentado a Todos Los Tres, Jehová, Jesucristo de Nazaret y al Espíritu Santo al mismo tiempo y trabajando en unión de esta manera. La sensación de haber sido usado por cada Uno de Ellos como un vehículo, uno justo después del otro, ¡Fue increíble!

Finalmente logré controlarme y me senté en completa “Reverencia” Me gustaría poder describir en palabras la Presencia de Dios, pero no creo que sea posible, no en lo físico. Eso es todo.

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

  

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech