Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0324. Profecía – El fin ha llegado, los dientes de los Cielos.

 

Mp3d  324 Sonido

El clip de sonido 324 fue editado (condensado) a 7:51 minutos de mi cinta original de grabación de casete micro. Hay un poco de ruido de fondo en este archivo. Está en español. Lea el siguiente texto mientras escucha el clip de sonido para obtener mejores resultados.

 


324. Profecía dada a Raymond Aguilera el 20 de Mayo de 1993 a las 6:03 PM. En Español.

 

Lo sé, lo sé, lo sé hijo Mío. Lo sé, Me casé, Me casé, hijo Mío. Me casé. ¡Oh! Come la Misa. Come la Misa.

Sí, aquí llega el remolino. Aquí llega el viento. Aquí llega. Aquí llega con la fuerza del demonio. Escúchame, abre tus ojos. Abre tus oídos. El tiempo del remolino, con la fuerza del demonio.

Mira el tren. Aquí llega el Tren. Toma el Tren pues aquí llega el Tren, el tren del Espíritu Santo. Compra tus boletos y súbete al Tren, con el Amor de Dios, con el Amor del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Pues aquí llega el Tren por la Esposa. ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! Está aquí. Tienes que abrir tus ojos, tus oídos, y tienes que oler con tu nariz. Pues lo que va a suceder va a apestar. Va a oler muy asqueroso pues todo lo que es inmundo va a morir y se está yendo al abismo. ¿Me escuchas, Mi Raymundo? ¿Me escuchas?

Sé lo que tienes en mente, en tu corazón. Pues ya llegó lo que te dije en las Profecías pasadas. La dama está lista pero cuídate. Pues el demonio también está enviado damas. Cuídate, Raymundo. El demonio te quiere hacer caer. Te quiere matar con las cosas del demonio, te voy a ayudar, pero tienes que orar, yorar. Pues lo que designo nadie lo puede parar, pero cuídate. Pues el demonio conoce la manera del hombre. Y él va a usar lo que quiera para hacerte caer.

Tienes que abrir tus ojos y tus oídos y orar, tienes que ayunar. Pero no voy a dejarte caer, te ayudaré. Éste es tu Padre, con el Hijo y el Espíritu Santo. Sé lo que tienes en mente. Conozco tus lágrimas. La Dama que te dije, las dos están listas, pero tienes que escoger con el Corazón del Cielo, con el Corazón del Espíritu Santo. Pero te ayudaremos, va a ser fácil. Va a ser rápido. ¿Me escuchas, Mi Raymundo?

Hazte fuerte pues aquí llega el remolino que va a golpear Los Estados Unidos con la fuerza del demonio. Les voy a enviar un hombre, y este hombre les mostrará las cosas de Dios y las Maneras de Dios, con el Corazón de Dios, con la Mente de Dios. Quiero que lo escuchen, van a saber que Yo lo envié. Lo van a saber en su corazón, en su espíritu. Pues este hombre sabe cosas que quiero mostrarles. Pero el detalle es que este hombre no sabrá que les está mostrando La Manera de Dios. Por esto quiero que abran sus ojos y sus oídos. Pues el hombre les va a mostrar sin saber qué les está mostrando.

Pero oren y oren pues aquí llega el remolino del cual les hablé. Aquí llega el terremoto de California. Aquí llega el cerdo. Aquí llegan los perros, todos los soldados, todo lo que es malo, todo lo que es del abismo. Pues tienen hambre del Cuerpo de Mi Hijo. Pero ahí están Mi Hijo y Sus Ángeles luchando en el Cielo y en el mundo, todo lo que es inmundo. Pues hemos empezado a limpiarlo todo y ha llegado el día del sufrimiento, el día del demonio.

Hijo Mío, escribe todo lo que te digo, de la manera que te lo digo. Pues te voy a golpear con la Fuerza del Espíritu Santo y vas a conocer la Fuerza de Dios. ¿Me escuchaste, Raymundo? Hazte fuerte hijito Mío. Vamos a cambiar la mente del mundo y dirígela hacia el Cielo, con la Fuerza del Espíritu Santo, con la Fuerza de Mi Hijo, con la Fuerza del su Padre.

¡Oh, sí! Raymundo, descansa que estás cansado. Descansa tu mente, descansa tu cuerpo. Sé que el demonio te está lanzando de todo. Sé que tu mente está de aquí para allá. El demonio está furioso, pero no puede hacer nada, sé lo que estás viendo en tu cabeza. Ese es el Anillo, el Anillo de la Esposa de Mi Hijo. Pues la Boda ha llegado. Pero hazte fuerte, hijito Mío, pues el demonio quiere detenerte. Cuídate y ora y ora ayuna, en la Manera de Dios. Él no puede detenerte, pues estás en Mis Manos yarrepiéntete ora y arrepiéntete ora, con tu mente, con tu espíritu, con todo lo que tengas. Ya ha llegado, el día que te dije en las otras Profecías, hijo Mío.

 

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech