Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0268. Profecía – California es sucia y el suelo se va a abrir.

 

268. Profecía dada a Raymond Aguilera el 22 de Enero de 1993 a las 11:56 AM. En Español.

 

Sí, Raymundo Me da nausea. Me produce nausea. El tiempo del Terremoto está aquí. ¡Está aquí! Tienen que apuntar sus ojos hacia el Cielo por todo lo que es bueno, por todo lo que es de Cristo, por todo lo que es del Padre, por todo lo que es del Espíritu Santo. El tiempo del Terremoto está aquí. Abran sus ojos. Abran sus oídos.

La Llama del firmamento va a llegar.  Todo lo que te he dicho en las Profecías es Correcto y Preciso. Tienes que ver las cosas que son limpias, las cosas que son de su Padre con el Hijo y el Espíritu Santo. La tierra se va a abrir y las cosas que son inmundas van a entrar. Pues todo lo que es inmundo es de la tierra, del Abismo. Sé que la gente no te va a creer, pero eso no es importante. Lo que es importante es que vamos a limpiar todo lo que es inmundo.

Y el Estado de California es inmundo y hay otros lugares del Mundo que son iguales. Y vamos a empezar a limpiar todo lo que es inmundo con las Palabra del Cielo, con la Palabra de todo lo que es bueno. Éste es su Padre. Les estoy diciendo con lágrimas lo que va a suceder.

Escribe y registra todo lo que te estoy diciendo y de esa forma creerán. Van a creer, pues los milagros que voy a hacer en el Mundo, en todas partes del Mundo. Les voy a mostrar quién es Dios. Pues voy a limpiar todo aquello que sea mal. Mi Hijo, con los Ángeles están combatiendo en el Mundo, están combatiendo en el Cielo con la Fuerza de su Padre, con la Fuerza del Hijo, con la Fuerza del Espíritu Santo.

Todo se va a limpiar y voy a cerrar el Libro de este Mundo. Las cosas del Corazón tienen que ser limpias. ¿Me escucharon? California es inmunda, se los digo con lágrimas. La tierra se va a abrir, con la escoba del Cielo voy enterrar todo lo que es malo.

Qué pena que la gente del Mundo no crea la Palabra de Dios. Qué pena. Pero lo que es del Cielo es Limpio y todo lo que es del Mundo es inmundo. De todas las iglesias, de toda la gente, solamente los que creen en Dios, el Hijo y el Espíritu Santo, los voy a salvar.  Los que tienen corazón Puro, Limpio y Claro.

Los demás van a tener su oportunidad con la lluvia de fuego del firmamento. Pues les dije, les dije y les dije. Y cerraron sus ojos, oídos e hicieron lo que creyeron y lo que querían.

¡Qué pena! Raymundo Pues los amo a todos, pero ha llegado el momento en que tengo que enderezar todo lo que es malo y que quede derecho. Sé que han tenido problemas confiando en su Dios, en las cosas del corazón, pero los pasos de Dios a veces son duros. Pero apunten sus ojos hacia el Cielo a Mi Hijo con el Espíritu Santo y Yo su Padre les ayudaré. Sus pasos son Mis Pasos, no se preocupen de damas, de pastores, de nada.

Tenemos trabajo que hacer. Tenemos cosas que hacer, tenemos que voltear todo lo que es inmundo. Todo lo que es del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y tenemos que apuntarlo hacia el Cielo. Crees que el trabajo es demasiado grande, pero nada es Grande  para tu Dios, Él lo puede hacer todo con el Hijo y el Espíritu Santo. Solo escucha Mi Palabra y haz lo que te digo y todo saldrá bien. No te preocupen por sus amigos y amigas, pues todo lo de Dios se va a arreglar.

Mira la Fecha. La Fecha del Mundo, te voy a mostrar las cosas claramente. No te asustes, pero es verdad. Te voy a dar los dones que te dije. Van a ser más intensos que antes y la Fuerza del Espíritu Santo va a crecer minuto a minuto, día a día. Pues cada día que pasa la Fecha se acerca. Diviértete esta noche con tu amiga, estoy contigo.

Pues la Fuerza de Dios nadie puede detenerla. Te digo la verdad. Te lo digo claramente, te lo digo en forma precisa. No te preocupes de los amigos que tienes pues ninguno puede detenerte. Pues la Palabra de Dios es muy importante y te voy a usar. ¿Me escuchas? Raymundo. Te voy a usar pues tenemos que voltear al Cuerpo de Dios hacia el Cielo. Estoy cansado de todo lo que está pasando hoy

Tenemos que recoger los que están sueltos entre los que están sucios, y tenemos que separarlos. Sí, Raymundo, escúchame. Pues los Santos están por todas partes. Tenemos que juntarlos y mostrarles y alinearlos hacia el Cielo.

No te preocupes, conozco tu corazón. Sé lo que tenemos que hacer. Tienes más fuerza de lo que crees. Tienes más fe de lo que piensas. Sé que dices cosas que no sabes pues tu fe no lo sabe, pero conozco tu fe, conozco tu corazón y conozco tu espíritu más que tú. No te voy a golpear por pensar cosas que no conoces. Pues leo tu corazón. Eso es lo que es importante, el corazón. ¡Arrepiéntete! Si crees que has hecho algo malo, pero sé las cosas del Cielo, sé las cosas que son buenas.

Sé que tu cabeza se confunde y no sabes que hacer pero ese es el demonio. Él quiere hacerte caer. Él quiere tumbarte y saltar sobre tu cuerpo con toda la fuerza del demonio. Quiere cortarte la garganta pero no te puede tocar.

¿Me escuchas? Raymond. No te preocupes por ninguna de tus amigas te lo digo claramente. No te preocupes. No te preocupes del hombre, del pastor, de la policía, de los soldados. Pues Mi Mano es Muy Pesada y corregiré todo lo que necesite corrección. Sé lo que va a suceder y nunca te irás pues leo tu corazón. Nunca Me dejarás. Crees que puedes fallar pero sé que no lo harás. Eres muy fuerte pero tu mente no lo sabe.

Te mostraré, Raymundo, las cosas del Mundo pero la tierra se va a abrir y con la escoba del Cielo voy a empujar dentro del Abismo todo lo que es inmundo. Dile a todo el Mundo, que tu Padre del Cielo, tu Dios está diciéndote las cosas seriamente.

Pues Él no está molestando por ahí con las cosas de Dios. Él es Preciso. Es Claro. Si digo que voy a empujar hacia abajo algo, lo empujaré. Si voy a levantar algo, lo levanto. No es una cosa primero y después otra, te digo cosas muy duras, pues me duele que tenga que hacer lo que tengo que hacer, pero el fin ha llegado.

Diviértete esta noche en la fiesta con tu amiga. Te ayudaré con Mis Ángeles, con el Espíritu Santo, con Mi Hijo. Todos te están ayudando, Raymundo. Confía en tu Dios. Eso es todo lo que voy a decirte, pero aquí viene el Terremoto. Quiero que vayas y compres un poco más de comida y esperes. Espera pues aquí viene. ¿Me escuchaste? Hijo Mío, te protegeré, tu casa, tus cosas, pues eres Mi Pequeño Santo. Nos veremos.

Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera. © 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech