Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0204. Profecía – Un sueño de los niños en el futuro. Jehová habla.

 

204. Profecía, Sueño y Suceso dados a Raymond Aguilera el 5 de Septiembre de 1992 a las 7:19 AM. En Inglés.

 

Sueño:

Tuve el sueño de una construcción en las afueras de Richmond, California. Mi hermana y otra mujer estaban conmigo. Entramos a un viejo cobertizo de dos pequeñas habitaciones. Una habitación era de diez pies por diez pies (tres metros por tres metros) y la otra era de la mitad del tamaño. Había armarios, estantes de madera viejos, deteriorados y ajados, pero no tenían nada por dentro. La construcción parecía estar desocupada, pero de alguna forma percibía que no lo estaba. Era como si me estuviera devolviendo en el tiempo. Estaba oscuro adentro. Las paredes eran de madera expuesta y el piso era de tablas de madera. Adentro todo estaba en orden y nada estaba quebrado, pero los estantes estaban desocupados.

Parecía como si alguien tuviera un negocio allí, pero no había nadie. Cuando nos estábamos yendo, Mi hermana y esta dama se seguían demorando por estar charlando. Era tarde pero  todavía no estaba oscuro, como si fuera al anochecer cuando todavía no ha oscurecido, alrededor de las ocho. De todas forma era tarde y la noche se aproximaba, pero todavía había bastante luz del día.

De pronto, apareció un policía o guardia de algún tipo y empezó a hacer preguntas. Por alguna razón entró a la pequeña edificación. La dama, mi hermana, el oficial y yo estábamos todos sorprendidos, pues en la habitación o salón  grande, había asientos de bar a lo largo de las paredes y en el centro del salón, los cuales no estaban antes. De alguna forma ya no estábamos en Richmond, California. Estábamos en el siglo diecisiete en Inglaterra, creo. Era como un taller con un poco de sillas, con muchachos jóvenes sentados trabajando. Tenían sus mesas organizadas y estaban haciendo ruido, pegando, poniendo y ensamblando cosas.

Entonces miramos un muchacho mayor en una esquina del salón. Parecía de catorce años. Estaba usando pantaloneta, no tenía zapatos y usaba una camiseta vieja y gastada. Estaba cargando una gran esponja y tenía a unos niños más pequeños contra la pared. Uno de los pequeños estaba asustado. El mayor les había dado un baño de esponja. Tenía una pequeña sección en una esquina del salón donde los pequeños se alineaban contra la pared y él los bañaba uno por uno.

Me Parece que los cuidaba. Debía haber quince o veinte niños. Parecían entre cuatro y diez años de edad. Los que estaban trabajando usaban harapos como los que se ven en los libros viejos acerca de Inglaterra, en el siglo dieciseis. Me supongo que los llamaban talleres de niños, pero éste no era como eso.

Era como un orfanato, aunque no realmente un orfanato. Parecía como si este niño mayor hubiera asumido el cuido y baño de los pequeños. Pues ellos estaban trabajando pero como dije antes, el mayor todavía era un niño también. Recuerdo que lo estábamos interrogando y él no nos podía contestar. Lo llevamos a la otra habitación y nos dijo que estaba trabajando. Quería saber quienes éramos nosotros.

Le preguntamos cuanto hacía que estaban ahí, pues parecía como si acabaran de encontrar la edificación desocupada y se habían instalado para trabajar allí. Levantó la mirada y dijo que estaban allí desde algo… o lo otro. No tenía sentido. Nuevamente le pregunté por el año en que él había llegado. Él dijo un año que no tenía sentido.Parecía estar evitando la pregunta, pero parecía que estaba diciendo la verdad, que había sido en ese año. Actuaba como si no tuviera educación. Luego, lo siguiente que supimos, él salió. Lo seguí pues empezó a llorar. El guardia empezó a buscarlo.

Suceso:

Algo extraño le está pasando a mi cuerpo a medida que le hablo a la grabadora. Percibo la Presencia de Dios.

Sueño:

Lo que vino a mi mente es que estaban detenidos en el tiempo. Estaban trabajando y el mayor los estaba cuidando. Pregunté:  ¿Cuál es el nombre de la compañía o negocio? Él dijo: “Es la Casa de Toby”, con una mirada como diciendo, y es que en dónde han estado metidos. “Todo el mundo sabe que esta es la Casa de Toby” dijo. Tuve la sensación que iban a desaparecer pero no lo hicieron. Un sueño en realidad muy raro. Podía percibir el sentimiento del muchacho, “No estoy haciendo nada malo, solo estoy cuidando a mis hermanos y hermanas, los desamparados, los que no tienen a nadie.” “¿Qué he hecho mal?” Es la impresión que recibía de él, de sus ojos, del miedo en su cuerpo. Todos estaban asustados. Se podía ver en sus ojos, sus caras, estaban preguntándose que estaba pasando, pues nos veían vestidos de forma extraña.

Parecía como si estuvieran arreglando y pegando sus cositas. Estaban sucios, pero ordenados. Seis en cada fila y había aproximadamente cuatro filas. En una esquina un pequeño no quería que lo lavaran, el mayorcito se había puesto como tarea bañarlo. Tenía una gran esponja como diciéndole al pequeño, alístate que ya te toca. El pequeño se cubrió su cara y sus ojos. Entonces el joven lo empezó a lavar.

Él tenía un amor genuino por sus hermanos. Parecían niños de la calle, y lo estaban haciendo, tratando de sobrevivir. Creo que no estaban en Richmond, California. Estaban de vuelta en alguna parte de Inglaterra. Un lugar llamado la Casa de Toby. Este es uno de esos sueños raros que te impresiona mentalmente. Me imagino que él estaba cuidando niños de la calle y él mismo era de la calle. Estaba haciendo lo que podía, pero era un niño también, con determinación.

Suceso:

No sé que significa el sueño, pero creo que estoy profetizando pues mi cuerpo tiene la piel de gallina.

Profecía:

El Señor dice: “ Alimenta Mis Ovejas, los pequeños, los que no tienen a nadie. Son bebés, los pequeños, los bebés, alguien tiene que cuidarlos”

Suceso:

No lo puedo entender, pero estoy llorando y no puedo detenerme. ¡No lo entiendo! ¿Qué sucede? No puedo parar de llorar. La Presencia del Señor es demasiado FUERTE.

Profecía:

¡Raymundo! Éste es Jehová, el Señor de Señores, el Rey de Reyes y el Espíritu Santo. “¡Recuerdas el Sueño!” Implántalo en tu mente. “Recuerda sus caras” Pues llegará el día en que la gente en las grandes ciudades, los Niños, vivirán como lo viste en el sueño. No era Inglaterra. Va a suceder en el futuro, en las grandes ciudades, en las ciudades donde la Bestia devorará al Cuerpo.

Grupos de niños se unirán en bandas tratando de sobrevivir, los tiempos que vienen para el Cuerpo de Cristo, para la Palabra, van a ser severos. Escuchen Mis Palabras, el día de Armagedón está acercándose en forma rápida y estable a este Planeta. La venganza del demonio, Satanás va a intentar devorar todo lo que es bueno, todo lo que es justo. Escribe y documenta este Sueño, Profecía, Suceso. “Recuerda el Sueño” “Recuerda los hechos” (Lenguas no comprensibles).

Éste es Jehová, el Creador del Universo, el Creador de las Estrellas, el Cielo, el Mundo, del Universo. Mis Ángeles Celestiales los protegerán, los guiarán a lo largo de los días de oscuridad, a través del valle de la muerte. Oren, Oren y Oren  pues su Señor nunca los abandonará. La Palabra de Jehová Dios no Miente.

Vuelvan a Jesucristo de Nazaret. Arrepiéntanse de sus pecados. Miren hacia Mi Hijo Jesucristo de Nazaret con todo su corazón, mente y alma. Él es su refugio, a través del Espíritu Santo Me encontrarán. Con lágrimas en Mis Ojos, escuchen las Profecías. Escuchen los Sueños, escuchen los Sucesos. Y ¡OREN Y OREN Y OREN Y OREN!

 Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.  

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

  

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech