Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0083. Profecía – La gente no quiere escuchar que tienen Corazones de la roca.

 

Mp3d 83 clip de sonido fue editado (condensado). Hay algo de ruido de fondo en este archivo. Es 8:25 minutos de duración en español y lenguas no comprensibles . Lea el texto de abajo a medida que escucha el clip de sonido para obtener mejores resultados.

 


83. Profecía dada a Raymond aguilera el Miércoles 10 de Junio de 1992 a las 2:01 AM. En lenguas y Español.

 

¿Porqué? ¿Porqué? ¿Porqué las cosas que quieren son más importantes que su Dios? El Dios del Cielo, del Mundo, de las Estrellas, de todo lo que es y que va a ser.  La gente del Mundo va a despertar un día y ya será demasiado tarde, pues el demonio va a venir y los va a devorar empezando por la cabeza. Pues no me escucharon con sus oídos. ¡El día del que les hablé a sus Padres y a los Padres de sus Padres hace muchos, muchos, muchos años, ha empezado!

 

¡Qué pena! ¡Qué lástima! Piensan más en sus posesiones, su casa, su carro, su novio, su esposo, su esposa, sus hijos, sus Hijas más que en su Dios. ¡Qué pena!

 

Lo estoy diciendo con el amor de Mi Corazón, en Mis Labios. Lo estoy diciendo de una forma que puedan entender. Con el amor de Mi Corazón, los amo con Mi Hijo Jesús y el Espíritu Santo. ¡Escúchenme! Éste es su Padre. Lo estoy diciendo con el amor que tuve en el momento de hacerlos, cuando cree el Mundo, las Estrellas y todo lo que pueden ver y tocar, pero el momento está aquí. Sé que no Me creen, sé que no le van a creer a Raymond. Sé que su corazón endurecido es como una roca. La dureza de la Roca en su Corazón los va a llevar al sitio que hice para el demonio.

 

Está aquí. Es todo lo que puedo decir. Pues les he dicho por años y años y años y no están escuchando. No Me están buscando. Están poniendo palabras muy hermosas en sus labios pero su corazón es como una roca. Qué pena, pues voy a limpiar todo aquello que sea sucio.

 

Éste es su Padre diciendo Palabras con Amor, pues soy la Palabra que lo hizo todo, el Mundo y las Estrellas. Voy a decirle a Mi Hijo Jesús que limpie todo sin dejar nada. Lo voy a decir una vez más. No dejar nada que sea sucio. Lo que tengo es Limpio y Recto.

 

No importa si creen que su Pastor puede salvarlos o el ángel al cual le oran, o su madre, o su padre, o su dinero, o su carro, o su casa. Le voy a decir a Mi Hijo, solo lo que Él quiere, que lo que es Limpio que entre por las Puertas del Cielo, pues Mi Hijo es la Ley Y Él hace lo que le digo.

 

Está es la forma en que los hijos deben ser con sus Padres. Esa es la forma en que el Padre es con el Su Hijo, Cristo. Los Dos son Uno en Mente y en Espíritu. Mi Hijo murió por ustedes y todavía no cambian su corazón. Tantos años han pasado y todavía no cambian su mente y su espíritu. Todo lo que piensan es en dinero y lo que pueden conseguir. Lo que van a conseguir es un sitio con el demonio, su dios. No esperaré más pues ya les he dado todas las oportunidades que necesitan para ir al Cielo Conmigo. Los Santos que Me están buscando vendrán Conmigo por todo el tiempo que haya tiempo, pues les he dado Mi Palabra. “Que si me buscan, los salvaré”

 

El resto, me lastima el corazón pues voy a perderlos. Pues les di la oportunidad y corrieron tras su dios el demonio y ellos creen que creen tanto. Se van a sorprender pues el día llega en que voy a cerrar el Libro de la vida.

 

Entonces Mi Hijo los llamará y les preguntará: “ ¿Qué has hecho para ayudar a Mi Padre a Limpiar el Mundo?” Y van a tener que contestar pues Él lee su Corazón, su Mente y su Espíritu. Y lo que Él te diga lo vas a tener que hacer. Si Él dice que no puedes ir al Cielo, no puedes ir. ¡Eso es todo lo que es! Esa va a ser la forma en que va a suceder.

 

Éste es su Dios, el Padre del Cielo, de todo lo que es y va a ser. Ya estoy cansado y con lágrimas en Mis Ojos. El momento ya está aquí en que el Libro se cerrará en el Mundo. No les voy a decir la fecha pero está allí enfrente de sus narices. Eso es todo lo que su Padre les puede decir con Mi Raymond en está fecha. Pero miren, tendrán que abrir sus oídos y sus ojos pues Raymond no los puede ayudar.

 

Nadie los puede ayudar excepto Cristo, el Espíritu Santo y Yo, su Padre. Recuerden eso pues Mi hijo Raymond es solo Mi Palabra. Su Dios es Cristo, el Espíritu Santo y su Padre. ¿Me escuchan? Eso es todo, que les voy a decir con mucha felicidad. Éste es su Padre. Éste es su Padre con la Palabra Recta. ¡Escúchenme! . ¡Escúchenme! . ¡Escúchenme!.

 

 Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

 

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

 

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

 

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

 

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech