Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0078. Profecía – Instrucciones para Pastores y el Cuerpo de Cristo. Dios está enojado y lo dice.

 


 

Mp3d 78 clip de sonido fue editado (condensado) a 15:40 minutos (1.8 MB) a partir de 30 minutos de mi cinta original de grabación de casete micro. Hay algo de ruido de fondo en este archivo. Está en español. Lea el texto de abajo a medida que escucha el clip de sonido para obtener mejores resultados.


78. Profecía dada a Raymond Aguilera al mediodía del 6 de Junio de 1992 a las 12:01 en Idioma Español.

 

Debido a que el día a llegado, tienen que observar, observar su Cuerpo. El Cuerpo de Cristo, pues el Cuerpo de Jesús va a sufrir, si no curan el Cuerpo de Cristo, van a sufrir más, porque soy el Dios de todo lo que es y de lo que va a ser. Se lo estoy diciendo. Tienen que curar el Cuerpo de Dios, el Cuerpo de Cristo, pues la puerta del maligno se va a abrir y va a querer devorárselos con sus dientes desnudos.

 

Él va a masticar el Cuerpo con toda la fuerza que pueda y si no hacen fuerte el Cuerpo de Cristo, los va a devorar. Los va a devorar con las ansias de un Perro Enloquecido, miren, les estoy diciendo la verdad. Este es su Dios, con Jesús y el Espíritu Santo. Soy el Padre de todo, de todo lo que es y será. Miren, el día que anuncié en la Biblia está aquí y si se hacen los sordos perderán todo. Si no enderezan la forma como viven no tendrán oportunidad. Les estoy diciendo la manera correcta, con Mi Corazón, con el Amor de Mi Corazón.

 

¡Miren! Me gusta el mundo, me gustan todos mis santos pero los quiero Limpios. No los quiero sucios. Solo los Limpios vendrán Conmigo, pues todo lo que tengo es Limpio. Se lo estoy diciendo con Mis Labios, con el Amor de Mi Corazón, pues sé qué va a suceder. Les estoy diciendo la manera correcta.  Pues el día, del cual les hablé en la Biblia en el pasado, está aquí.

 

No importa lo que hicieron ayer. No importa lo que quieran hacer. Lo importante es como caminen. Quiero que caminen directo hacia Cristo y el Espíritu Santo, y hacia Mí, su Padre. Eso es todo lo que es importante en este momento. Ya que perdonaré todo lo que hayan hecho y todo lo que quieran hacer, si no es algo recto.

 

Miren, llegará un momento en que no tendrán otra oportunidad. Cuando venga el Martillo a golpear todo lo que está mal, no van a tener oportunidad. ¡Se lo estoy diciendo en este momento porque quiero que ¡Me escuchen!

 

Miren, soy un Dios que los ama con Amor. Por eso les estoy diciendo esto ahora, pero si esto endurece su corazón, no van a tener oportunidad. Habrá algunos que no Me creerán. No haré nada para detenerlos, pues me mantengo diciéndoles y diciéndoles y ellos cierran sus ojos y sus oídos. Van a vivir con el demonio todo el tiempo que haya tiempo y sufrirán mucho.

 

Ahora, el Mundo es para los Santos que quieran escuchar, que quieren salvarse. Están buscando al Dios que lo hizo Todo, las Estrellas, la Luna, las Lunas y el Mundo donde viven actualmente y todo lo que pueden ver y todo lo que he hecho con Mi Palabra.

 

Miren Hijos Míos, me hiere el Corazón si los pierdo. Lloraré si los pierdo, pero tendrán que hacerse fuertes. Pues el día llega en que todos los que viven en el mundo van a sufrir, si no escuchan la Palabra del Padre que está en el Cielo. El Padre de todo, con el Hijo Jesús y con el Espíritu Santo, les estoy diciendo la forma correcta, pero lo tendrán que hacer por ustedes mismos.

 

Nadie va a empujarlos a la derecha o a la izquierda. Tienen que usar todo lo que tienen, en su Espíritu, en su Mente, en su Cuerpo. Tienen que escoger si el demonio o Yo, su Dios quien lo hizo todo. Tienen que escoger. No es difícil. Es todo lo que tienen que hacer, pues tengo un Lugar hecho para los Santos y un lugar para los que no Me quieren.

 

Me tienen que escuchar, Hablo con Labios que son Limpios y Rectos pues todo lo que soy es Limpio y Recto con Mi Hijo y el Espíritu Santo.  Se lo voy a decir y decir y decir y decir y decir hasta que se pongan las manos en los oídos pues no lo querrán escuchar una vez más.

 

Entonces sabré dónde está su Corazón, si Me quieren o no, pues se lo voy a decir hasta que se cansen  y les voy a decir lo mismo. Quiero que se arrepientan de sus pecados. Quiero que velen por sus Hermanos y Hermanas. Quiero que vivan en Paz. No me gustan las peleas.

 

Los pastores también son malos. Hiere Mi Corazón, las cosas que están haciendo. ¡Miren! Estoy cansado, pues ellos se creen dioses también. Con Mi Mano extendida los voy a corregir rápidamente. Van a sufrir más que los Santos, pues ellos no los buscan. No buscan a Mis Santos que necesitan ayuda, lo único que piensan es en ellos mismos.

 

Mi Mano los va a golpear como se golpea a un mosquito, será rápido. Ellos creen tener Mi Paz ahora. Creen que ahora tienen Mi Palabra. Se van a sorprender pues Mis Santos viven en las calles, sin comida, sin vestido y los están buscando. Ellos ponen hermosas palabras en sus Labios, pero no hacen nada por ayudarles. Uno o dos días por semana, con hermosas palabras en sus Labios, no tienen la Fe para hacer lo que dicen. Por esta razón es que les estoy diciendo esto, pastores, sé que se pondrán furiosos con lo que estoy diciendo.

 

Van a recoger piedras y correrán tras Mi Palabra con piedras. Para cerrar esos Oídos y Corazones, pues no quieren escuchar lo que les estoy diciendo, van a querer matar a Mi Raymond, porque no les gusta lo que está diciendo. ¡Cuidado! Si le levantan mano, Yo levantaré Mi Mano sobre ustedes y sabrán que Raymond no tiene fuerza alguna pero que Yo tengo la Fortaleza de Todo. Raymond solo puede esconderse. Si levantan sus piedras, nada de lo que hayan hecho podrá salvarlos.

 

El momento, del cual les he hablado en la Biblia por años y años y años, ya está aquí. Y Ustedes cierran sus ojos y sus oídos. Quiero que Mis Santos que todavía no han recibido la Palabra de Dios y del Espíritu Santo, que la escuchen. Sé que no están haciendo el trabajo que les encomendé que hicieran.

 

Es por esta razón que Yo mismo, con Mi Palabra se los voy a decir, pues el tiempo se acaba. No me importa que se enfurezcan. No me importa lo que quieran hacer, pues los aniquilaré como a un mosquito. Éste es su Dios, el Padre de todo, diciéndoselo en este momento.

 

No se enojen con Mi hijo, pues no podrán hacer nada. Soy la Primer Palabra y la Última Palabra  y quiero que lo recuerden, pues Mi Mano es muy pesada. Quiero que recuerden lo que les estoy diciendo. Quiero, pastores, que esto queme en sus corazones.

 

El Espíritu Santo va a empezar y va a cambiar la ley, que están poniendo en Mis Santos, pues la ley que están usando es la ley de hombres, no la Ley de Dios. Miren cuantos Iglesias tienen, cuantas diferentes palabras tienen, son Ciegos y Sordos.

 

Solo HABLO con UNA PALABRA y de Una Manera, y es Recta y Verdadera. Porque Mis Ovejas necesitan ayuda, van a necesitar más ayuda que nunca antes, desde que nacieron, pues voy a cerrar el Libro de este mundo. Mi Palabra siempre hace lo que digo. Éste es su Dios, con Jesús y el Espíritu Santo. Búsquenme, Santos, búsquenme.

 

Los Ángeles están listos pues la Guerra ya empezó. ¡Empezó! ¡Lo que empiezo nadie lo puede acabar! ¡Recuérdenlo! ¡Nadie puede parar lo que digo! Éste es Dios con Amor, con el Amor de Mis Santos que no tienen a nadie que les ayude. No tienen a nadie sino al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Les estoy hablando pues estoy Disgustado, Estoy disgustado, pues ustedes pastores no les están ayudando como les dije cuando envié a Mi Hijo. Todos están haciendo lo que quieren y hay tantos que necesitan ayuda. Les estoy diciendo con Mis Labios y con Amor, pero ¡ESTOY DISGUSTADO!

 

Quiero Que recuerden a Mi hombre que les está dando la Palabra, Mi Raymond. Él es Mi Mano. Pues cuando él llega con Mi Palabra en su mano para dársela, los estaré observando, para ver que hacen con la Palabra.

 

Quiero ayudar, pero quiero que Me busquen y no se busquen a sí mismos. No pueden hacer nada sin Mí. Recuérdenlo cuando lean esta Palabra, pues conozco a Mi Raymond y en poco tiempo le voy a decir que las envíe. Todavía no sabe cómo, pero en poco tiempo se lo diré.

 

Sé que lo vas a perseguir, pero él está en Mi Mano. Es todo lo que voy a decirte con Amor, pues las piedras que vas a recoger pueden caerte en la cabeza. ¡Recuérdalo! Éste es tu Dios. Éste es tu Dios, con Jesús y el Espíritu Santo

 

 Vaya a la Próxima Profecía

 


 

El correo electrónico: Ray@prophecy.org

 

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

 

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

 

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

 

Trabajo de arte Youtube Video

 

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

 

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

 

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech