Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0015. Profecia – Lean Ezequiel, Isaías, Apocalipsis, capítulo dos.

 

15. Profecía dada a Raymond Aguilera desde 15 de Diciembre de 1990 hasta el 1 de Enero de 1991 en Inglés y lenguas no comprensibles.

 

Profecía en Inglés

 

El Padre, el Padre, el Padre.

El Padre, el Padre en el Cielo,

En el Cielo, en el Cielo.

El Padre, el Padre en el Cielo, en el Cielo,

en el Cielo con el Hijo.

Con el Hijo, con el Hijo

Y el Espíritu Santo y el Espíritu Santo.

 

¡Ah! Bueno, Bueno, Bueno

Aquí estamos otra vez, hombre. ¡Aquí estamos nuevamente!

¡Sí, sí, sí!

Hombre, ¡aquí estamos nuevamente!

¡Aquí estamos de nuevo!

 

Ahora, ¿qué quieren que les diga?

¿Qué quieren que les diga esta vez?

Ah, bueno, bueno, bueno,

bueno, bueno, bueno.

Hombre, ¡Me estoy cansando de hablarles!

Me estoy cansando de hablarles.

Pero hago lo que tengo que hacer.

Hombre, solo decirles, decirles.

 

Déjenme contarles una pequeña Historia. Déjenme contarles una pequeña Historia de lo que pasó en el pasado, en el pasado. ¿Saben? Hace muchos, muchos, muchos años, hace muchos, muchos, muchos, muchos años. Había un hombre, cuyo nombre era Jonás. Sí. Jonás hizo muchas cosas, hizo muchas cosas. ¡Hombre!. Pero él tenía problemas, tenía pecados y tenía mucho tipo de cosas que sucedían con él. Pero ¿saben? ¿Saben? Él perseveró, perseveró y perseveró, ¡hombre! ¡Oh, hombre! Hizo muchas cosas. Hizo muchas cosas.

 

¿Alguna vez han leído la Biblia acerca de Jonás? ¡Juy! ¿Alguna vez han leído la Biblia acerca de Jonás? ¡Uhy! Hombre, este tipo era algo, Oh sí, era algo, ¡Oh Sí¡, era algo. Escúchenlo. Escuchen a Jonás. Escuchen a Jonás. Jonás tiene mucho que decir, y está en la Biblia, en la Biblia.

 

Sí, sí, No quiero decírselo todo, pues si se lo digo todo no aprenden. No aprenden. Tienen que hacer el esfuerzo. Tienen que tomar la responsabilidad. Tienen que abrir el Libro. Tienen que abrir el Libro. Tienen que pasar las páginas. Tienen que pasar las páginas y leer. Tienen que leer acerca de Jonás. Jonás. Oh Sí.

 

Lean acerca de Jonás. Jonás es un Libro muy, muy, muy bueno, muy buen Libro, muy buen Libro. Sí. Sí. Me gusta Jonás. Me gusta lo que Jonás tiene que decir. Y está en la Biblia. Está en la Biblia.

 

Sí, sí, No quiero decírselo todo, pues si se lo digo todo, no aprenden. No aprenden. Tienen que hacer el esfuerzo. Tienen que tomar la responsabilidad. Tienen que abrir el Libro. Tienen que abrir el Libro. Tienen que pasar las páginas. Tienen que pasar las páginas y leer. Tienen que leer acerca de Jonás. Jonás. Oh Sí.

 

Lean acerca de Jonás. Jonás es un Libro muy, muy, muy bueno, muy buen Libro, muy buen Libro. Ah. Eso es una pequeña parte de la Historia. Es una pequeña parte de la Historia. Podrían decir, “ Oh sí, pero no es mucho” Pero está bien, eso es todo lo que les voy a contar. Eso es todo lo que les voy a contar. Si hubiera querido contarles más, se lo hubiera contado, la historia completa, pero no quiero.

 

Quiero que recojan el Libro y que lo lean. Que lo lean una y otra y otra y otra vez, hasta que sueñe acerca de esto. Hasta que sueñe con esto. Hay mucha buena información allí. Mucha, mucha buena información allí. Oh sí, sí, pues si continuo contándoles voy a acabar con el pobre Ray. Hombre, lo voy a acabar, si continuo contando y contando. Pues si les narró todo el Libro de Jonás, muchacho, Ray se va a enfadar. Hombre. Se va a enfadar Conmigo. Oh sí. Él dice que su garganta ya está resentida. Hombre, su garganta está resentida.

 

Así, que háganme un favor, lean el Libro de Jonás para Ray. Lean el Libro de Jonás para Ray, ah él los amará por esto. Los amará por esto. Seguro lo hará. Y Yo los amaré por esto. Y los amaré por esto. Oh sí. Oh sí. Pues no creo que Ray ya lo pueda hacer.

 

¡Okey! Déjenme decirles de otro Libro para leer. Déjenme decirles de otro Libro para leer. Ah sí. Conocen el Libro de Ezequiel, el Libro de Ezequiel. Sí, Muchas cosas buenas hay ahí. Muchas cosas buenas hay ahí. Oh sí. Tienen que estudiarlo, ardua y completamente, tienen que estudiarlo arduamente. El Libro de Ezequiel es algo especial.

 

¿Oh Míos, Saben qué otro Libro es realmente bueno? Ray lo a estado leyendo. Sí. Es Isaías. Isaías. Isaías. ¡Uy! Míos, Él era un gran tipo. Oh sí. Amo a Isaías. Mucha sabiduría ahí. Mucha sabiduría. ¡Sí, sí!

 

Tienen que leer todos estos libros, y leerlos entre líneas. Y si le piden al Espíritu Santo antes de leer, les dirá que es correcto y que no, así que recuerden orar. Orar antes de leer los Libros. Oren, oren por sabiduría. Oren por conocimiento. Oren por sabiduría y oren por conocimiento. Oren por sabiduría y oren por conocimiento, y el Espíritu Santo les dirá. Les dirá.

 

¡Uy! Hombre, una vez empiecen a compenetrase en ustedes. ¡Muchacho! No querrán bajar el Libro. Todas las noches, todas las noches querrás leerlo. Todos los días, no querrás ir a trabajar, todo lo que querrás es leer y aprender y aprender pues el Espíritu Santo estará en ustedes. Pero tendrán que hacerlo con el corazón. Su corazón tendrá que estar abierto. Tiene que estar abierto. Sí, tiene que estar abierto.

 

Pues no creo que Ray pueda soportar más, si tengo que contarles el Libro completo. Oh no… los labios de Ray se están secando. Su garganta está cansada. Tenemos que usar, lo que tenemos que usar. Así que esos son los tres libros que quiero que lean, quiero que lean, Jonás, quiero que lean Ezequiel, quiero que lean Isaías.

 

¡Ahora! Ah sí, quiero que lean el Apocalipsis, Apocalipsis, capítulo dos, Apocalipsis, capítulo dos, capítulo dos. Ah… y quiero que lean Ezequiel, Ezequiel, Ezequiel. Uy, sí. Quiero que lean Ezequiel, Ezequiel, Ezequiel e Isaías, Isaías, Isaías, Isaías. Oh Sí, sí. Y Jonás y Jonás y Jonás y Jonás.

 

¡Uy! Hombre. Eso es suficiente, eso es suficiente para empezar. Es suficiente para empezar. No se confundan. No se atemoricen No se atemoricen. Son Libros muy, muy, muy, muy pesados. Lo sé.  Lo sé,… pues los hice escribir para ustedes. Los hice escribir para ustedes. Oh seguro, Oh seguro. Ahora lo siguiente es orar y orar y orar hasta que la garganta se resienta.

 

¡Sí! Oren, oren hasta que la garganta se resienta. Sí, tienen que hacerlo así, pues es el único camino para llegar a Mí. Pues es el único camino para llegar a Mí, al Padre, al Padre, al Grande quien soy Yo, El que soy, El que soy. ¡Uy! Hombre. Y Nosotros contestamos todas nuestras plegarias, contestamos todas nuestras plegarias, pero a veces no lo notan. A veces no notan que son contestadas. Y algunas veces sienten que se contestaron.

 

Pero hombre, las escuchamos todas, oímos cada una, veinticuatro horas al día, veinticuatro horas al día. No pasa un día sin que escuchemos las plegaria de ustedes. Sí, sí, Escuchamos cada palabra, cada sílaba, ¿entienden? ¿Entienden? Cada palabra, cada sílaba.

 

Ah, Okey, Okey, Okey, Okey, ahora, ¿Qué más puedo contarles? ¿Qué más puedo contarles? Oh … muy importante, muy importante. Sí, Amen a su prójimo. Amen a su prójimo. Amen a su prójimo. Sí. Amen a su prójimo. Amen a su prójimo. Amen a su prójimo. Amen a su prójimo. Amen a su prójimo. Amen a su prójimo. Ya lo dije nueve veces. ¿Aprendieron algo? ¿Aprendieron algo?

 

Amen a su Padre. Amen a su Padre. Amen a su Padre, el Grande quien soy, el Grande quien soy, el Grande quien soy. Ahora, esto es sencillo. ¿No fue sencillo? Bien, así de sencillo es llegar al Cielo. No es la gran cosa, no es la gran cosa. Solo tienen que tener un buen corazón. Tienen que decir lo que sienten y tienen que abrir el corazón. ¡Ahora! ¿Ahora, entienden? ¿Entienden lo que les digo? Repítanlo después de Mí…  Lo entiendo, lo entiendo, lo entiendo. Amo a Jesús. Amo a Jesús. Amo a Jesús. Tomo a Jesús en mi corazón. Tomo a Jesús en mi corazón. Tomo a Jesús en mi corazón… Bueno,¿ Fue difícil?, ¿Fue difícil?

 

No, no… No,  no fue difícil, no fue difícil. ¿Ahora, saben que voy a hacer? ¿Saben que haré? Ahora voy a enviar a Mi Espíritu Santo. Voy a enviar a Mi Espíritu Santo dentro de Ustedes. Sí. Y va a vivir dentro de ustedes. Y va a vivir dentro de ustedes. Sí, Él va a crecer y va a crecer y les va a dar sabiduría. Les va a dar sabiduría y conocimiento y discernimiento y toda clase de otros dones.

 

Sí. Una vez tengan estos dones, los llevarán al Cielo. Los llevarán al Cielo. Sí, Pues todo aquel al que el Espíritu Santo le da sus dones, le da sus dones, toda clase de hermosos dones, presentes gratis, regalos gratis. Sí, de Dios, de Dios, de Yahvé y de Jesús y de Jesús y del Espíritu Santo, pero es el Espíritu Santo quien los lleva hacia ustedes. Los guía, los guía hacia el Cielo.

 

Él va al Cielo. Va al Cielo. Va al Cielo con ustedes también. ¡Oh Sí! Sí, Pues no pueden ir al Cielo si no van a Jesús Primero. Jesús es el Camino. Jesús es la Luz y Jesús es el Sendero. Es la Ruta. Es la Ruta al Cielo. Es la Ruta al Cielo. Escuchen Mis Palabras. Escuchen Mis Palabras. Sí, no fue Difícil.

 

No dolió. No dolió, pero dolerá si no escuchan. Dolerá si no escuchan. Sí, lo hará, lo hará. ¡Uy! Sí! Dolerá. Dolerá. Sé, sé que dolerá. Oh sí, Mis Amores, dolerá y no quiero que les duela. Porque los Amo. Los Amo. Los Amo con todo Mi Corazón. Los Amo con todo Mi Corazón. Sí, Jesús los Ama. Jesús los Ama.

 

¡Uy!, ¡Uy! ¿Se dan cuenta que de nuevo me dejo llevar? ¿Cuántas veces tengo que decirles que estos son ya de los pocos últimos días? No sé. No sé, cuántas veces, tengo que decírselo. No sé, pero es importante, es importante. ¡Sí, es muy importante! Uy! Es importante. Sí, sí, es importante.

 

Ray, Ray, Ray, ¿Cómo está tu garganta? ¿Cómo está tu garganta? ¿Cómo está tu garganta, Ray?¡Ah! Ya veo, ya veo, bien. Tengo más que decir. Tengo más que decir, resiste hijo Mío, resiste, hijo Mío. Tengo más que decir, Okey ¿Está listo? Uno, dos , tres… ( Lenguas no comprensibles).

 

¡Qué pena! ¡Qué pena!

¡Qué pena ¡Qué pena! Oh, ¡Qué pena!

Oh Míos, Oh, Oh, Míos, ¡Oh qué pena!

Oh Míos, ¡Oh Míos! ¡Oh Míos, Oh Míos!… ( Lenguas no comprensibles).

 

 

 

 Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech