Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0011. Profecia – ¡Escúchenme! Soy su Dios!

 

11. Profecía dada a Raymond Aguilera el 6 de Diciembre de 1990 en Español.

 

¡Escúchenme! ¡Escúchenme!

Escúchenme con sus oídos.

¡Escúchenme! ¡Escúchenme!

Escúchenme Mis Tesoros.

 

¡Escúchenme! Soy su Dios!

Los amo. Los amo.

Los amo. Los amo.

Soy su Dios.

Su Dios,

su Dios,

su Dios,

Soy su Dios.

 

¡Escúchenme! ¡Escúchenme! ¡Escúchenme!

Soy su Dios. Su Dios del Cielo.

Hay una guerra en el Cielo en este momento

y Mi Hijo está luchando por todos ustedes.

 

Miren hacia arriba. Miren hacia arriba. Ha empezado.

La Guerra ha empezado.

Mis Tesoros.

Mis Tesoros.

Mis Tesoros.

Yo, Yo, Yo,

Yo soy, Yo soy, Yo soy, Yo soy.

Miren, Miren a Dios, el Cristo,

El Dios

el Cristo

el Cristo

con el Espíritu Santo,

con el Espíritu Santo,

con el Espíritu Santo.

 

Yo… Yo… La Guerra ha comenzado.

La Guerra ha comenzado Mis Hijos, Mis Hijos.

 

Miren hacia arriba, miren hacia arriba mis Hijos.

Ha empezado. Ha empezado.

Dic. 2 , Dic. 2, Dic. 2.

Empezó. Empezó el Domingo.

Dic. 2 Dic. 2.

 

¿Por qué no Me escuchan?

¿Por qué no Me escuchan?

¿Qué les pasa? ¿Qué les pasa a Mis Hijos?

¿Por qué no miran hacia arriba?

¿Por qué no miran hacia arriba?

El momento ha llegado, ha llegado.

Oh Mis Hermosos, Mis Tesoros.

 

Yo, Yo, Yo,

¡No sé, qué les ha pasado a todos ustedes!

¡No sé, qué les ha pasado a todos ustedes!

Los amo tanto. Los amo tanto.

Los amo con todo Mi Corazón.

Y parece que el demonio se los a ganado.

parece que el demonio se los a ganado.

Y, si él se los ganó, voy a llorar.

Voy a llorar.

Voy a llorar.

 

Pues el Día a llegado.

Qué los Buenos están yendo al Cielo

con Cristo, y Conmigo,

su Padre, su Padre.

Escuchen el Espíritu Santo los está llamando.

Él les está también diciendo

en su Corazón, qué está pasando.

¡Escúchenlo! ¡Escúchenlo!

¡Vamos, Levántense! ¡Levántense!

 

Yo, Yo, Yo,

¿Cómo están?

¿Cómo están Mis Hijos?

¿Cómo están?

No quiero llorar más

por perder Mis Hijos.

No quiero perder a ninguno ustedes.

No quiero perder a ninguno de ustedes.

Pues los amo tanto,

 los amo con todo Mi Corazón.

Yo…  Ha llegado.

la Biblia está completa ahora, en esta Fecha.

Dic.2 Dic. 2,

Lean la Biblia.

Lean la Biblia.

Yo… les dije y a sus padres también.

Que la fecha está llegando

Dic. 2, Dic. 2, Dic. 2, el Domingo.

 

Es un Día de Fiesta.

Es un Día de Fiesta.

Es un Día de Fiesta.

y del Mundo Y del Mundo…Pues ha llegado.

 

Ha llegado

y Mi Hijo está luchando

con el demonio en el Cielo

en un combate muy fiero, muy fiero,

con los Ángeles,

con los Ángeles.

Yo… con los Ángeles.

 

Miguel, Miguel le está ayudando.

Miguel le está ayudando.

Pues el demonio,

el demonio está corriendo.

Quiere esconderse,

pero Mi Hijo sabe,

Mi Hijo sabe todo.

 

Y Miguel lo está ayudando.

Está ayudando en este momento.

Y Miguel lo sabe todo también

Él sabe que hacer.

Pues Mi Hijo le dice.

Ve para allá.

Ve para allá.

Ven para acá.

Ven para acá.

Y Miguel viene.

Él viene. Él viene

Él hace todo lo que Mi Hijo le dice.

 

Pues Mi Hijo, Mi Hijo, Mi Tesoro.

Todo lo que va a hacer.

Todo lo que va a hacer.

Todo lo que va a hacer.

Está en la Biblia.

Está en la Biblia.

Todos estábamos esperando en el Cielo por

esta Fecha, esta Fecha

 

No sé, por qué ustedes

tienen una cabeza tan, tan dura.

Qué pena, pues los voy a perder.

¡Los voy a perder, si no Me escuchan!

¡Los voy a perder, si no Me escuchan!

Los voy a perder.

 

Yo, yo… Hay tantos demonios

Hay tantos demonios

que estoy cansado. Estoy cansado

con todos los demonios del Mundo

Yo… Yo… Hay demonios en todas partes,

Enfrente de ustedes, a su derecha,

A su izquierda y detrás.

Hay demonios por todas partes

y hay muchos demonios en la iglesia,

en la iglesia.

 

Oh , sí, hay muchos demonios en la iglesia también.

Tienen que tener cuidado, tienen que tener cuidado

pues, ellos están en la iglesia, también.

En los niveles más altos de la jerarquía de la iglesia también.

Tienen al demonio.

Tienen al demonio

 

También las más altas jerarquías de la iglesia,

tienen al demonio,

tienen al demonio.

Tienes que tener cuidado.

Tienes que tener cuidado.

Pues te dicen mal la palabra, mal la palabra

pues tienen al demonio.

Ellos tienen el demonio, Mis Hijos.

Tengan cuidado.

Tengan cuidado.

 

Pues ellos lo quieren todo

lo quieren todo.

Quieren que la gente los mire.

Quieren que la gente los mire

Pues creen que son Grandes.

Creen que son Grandes.

Pero no son nada.

No son nada.

 

Pues cuando termine con ellos.

Pues cuando termine con ellos.

Van a estar en el Abismo.

Van a estar en el Abismo.

Pero tienen que tener cuidado.

tienen que tener cuidado.

Porque los Grandes también te llevaran al Abismo.

 

¡Qué pena!¡ Qué pena!

¡Qué pena! ¡Qué pena!…

¡Escúchenme! ¡Escúchenme! ¡Escúchenme!

Solo a Mí, solo a Mí, su Padre

con los Ángeles en el Cielo

con su Cristo

con su Cristo

y con el Espíritu Santo.

Soy su Padre.

Soy su Padre.

 

Sé que los Grandes de la iglesia

son malos como en los días del pasado,

son malos como en los días del pasado.

Nada ha pasado que no lo sepa.

No hay nada que no sepa.

Nada ha cambiado.

Nada ha cambiado

de los días del pasado,

de los días del pasado,

de antepasados.

 

¡Oh Qué pena!. ¡Qué pena!,

que las gentes de la iglesia,

de la iglesia del Cuerpo de Cristo

que los altos niveles

sean tan malos

sean tan malos.

 

Pero el día a llegado.

Ha llegado

que usaré la Ley, la Ley

con Mi Hijo Jesucristo,

Jesucristo, Jesucristo

con el Espíritu Santo

con el Espíritu Santo

con el Espíritu Santo,

que voy a enderezar todo.

Voy a enderezar todo.

Voy a enderezar todo.

 

¡Escúchenme! Escúchenme, coloquen sus oídos a la Palabra

de Dios,

de Dios,

de Dios

y Cristo

y Cristo

y Cristo

y el Espíritu Santo

y el Espíritu Santo

y el Espíritu Santo

 

Pues los altos niveles de la iglesia son malos.

Son malos.

Usan una mala lengua,

una lengua de animal que se desliza por el suelo.

Que sucio,

Eso está ahí.

Eso está ahí.

Eso está ahí.

 

¡Escúchenme! ¡Escúchenme! ¡Escúchenme!

¿Por qué no Me escuchan?

¿Por qué no Me escuchan?

¡Oh ! tienen una lengua de serpiente

una lengua de serpiente

Sí, los altos niveles de la iglesia,

hay muchos que son Buenos,

hay muchos que son Buenos,

pero hay muchos

que son malos

que son malos.

Creen que son dios.

Creen que son dios.

 

Pero no hay otro Dios sino Yo.

Su Padre, su Padre del Cielo

con Cristo, con Cristo, con Cristo,

y con el Espíritu Santo

y con el Espíritu Santo

y con el Espíritu Santo.

Soy el Padre.

 

Estaba aquí, y estaba allá

y estaba aquí,

y estaba aquí,

y estoy aquí.

¡Oh! ¡Qué pena! ¡Qué pena!

¡Escúchenme! ¡Escúchenme¡ ¡Escúchenme¡.

(Lenguas no comprensibles.).

 

 

 Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved

 


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech