Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

0002. Visión – Luz blanca apareció una Estrella.

 

 

2. Visión dada a Raymond Aguilera el 18 de Julio de 1990

 

Visión

 

Veo una Luz blanca moviéndose hacia abajo en el firmamento a través de las nubes. Pude sentir la Presencia de Dios, el Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 

 

Visión

 

De pronto, de esta la Luz blanca, salió una Estrella.

 

 

Visión

 

Vi la Estrella blanca moverse por sí sola en el firmamento. Lo siguiente que vi fue la estrella detenerse, sobrevolando una gran nube blanca.

 

 

Supe que era encima de una explosión nuclear, pues reconocí la forma de la nube. Pretendí no saber qué era. Durante está visión sabía que era Jesucristo quien me hablaba, pero no puedo explicar cómo lo supe. Solo lo sabía sin ninguna duda que era Él. Me hablaba poniendo pensamientos en mi mente. Todo esto me asusto pues nunca había tenido una visón como esta, antes. Recuerdo que estaba tan asustado, pues sabiendo quién me hablaba, no me gustaba lo que estaba viendo. Hice todo lo posible para evitar el tema de la nube en forma de hongo, pero no se movía de la imagen de la nube en forma de hongo. La visión del hongo, en total duraría de unos quince a veinte minutos, y yo continuaba evadiendo el tema. No recuerdo porqué, pero al final me rendí y Él me mostró todo completo.

 

 

Visión

 

Pude ver la Estrella sobre la explosión Nuclear. Estaba tan asustado que empecé a llorar. Así que me disgusté y Le dije que me mostrará todo y que no retuviera nada. Lo siguiente que me mostró fue una lámina de vidrio trasparente. Con burbujas en la superficie.

 

 

La visión de la lámina de vidrio transparente me hizo enojar más, pues después de ver la explosión nuclear, se me mostraba algo que no tenía ningún sentido. Lo siguiente que se me mostró fue el suelo. Cuando observaba el suelo, se abrió y surgió un gran cristal. Era de aproximadamente 33 centímetros de diámetro, 45 centímetros de alto con un cono brillante en la parte superior.

 

 

Este cristal con el cono encima tampoco tenía ningún sentido. Entonces este cristal se transformó en el edificio del Pentágono en los Estados Unidos.

 

 

 

 

Y el cono como de helado, se convirtió en el Continente Suramericano.

 

 

 

 

Visión

 

El Señor me mostró el país de Holanda al mostrarme un molino de viento.

 

 

Visión

 

Entonces Él me mostró el país Egipto , mostrándome La Esfinge Egipcia.

 

 

Visión

 

De pronto veo tres pirámides volando por los aires. Las podía ver desde abajo.

 

 

Visión

 

La siguiente imagen fue una nube moviéndose de izquierda a derecha. Y entonces una Nube Blanca masiva apareció moviéndose de derecha a izquierda. Estas dos nubes se encontraron en el centro y la Nube Blanca absorbió la nube negra.

 

 

Visión

 

Entonces el cielo se tornó de un hermoso azul claro con un hermoso Arco Iris. No puedo explicarlo, pero sentía paz y todo lo que podía ver estaba en paz.

 

Visión

 

La siguiente imagen me sorprendió pues me encontraba en el espacio exterior y pude ver el planeta Tierra. De pronto apareció una gran roca caliente. Podía ver la superficie exterior negra y corazón interno rojo, brillando al rojo vivo. Cuando la roca negra golpeó el planeta Tierra, rebotó en los países, continentes y el en estado de Texas que había visto en la visión anterior.

 

 

Visión

 

Todo quedó en paz por un segundo y de pronto, como de ninguna parte, un rayo de luz atravesó la oscuridad del espacio exterior. Luego había otro rayo de luz dirigido hacia la Tierra. Después vino un tercero, pero antes que pudiera comprender que estaba pasando, el espacio exterior se llenó de estos rayos de luz que se esparcían como una ducha sobre el planeta Tierra. Como una lluvia y salpicaba toda la superficie.

 

 

Visión

 

Lo siguiente que vi fue la tierra, como se vería desde el espacio. Se veía hermosa con sus nubes blancas y sus verdes y azuladas aguas. Pude aún ver los patrones del clima. No sé, de dónde vino pero Jesucristo estaba parado al lado mío mientras observaba la Tierra. Repentinamente todo desapareció y lo único que veía era el espacio negro. Recuerdo que discutí con Cristo pues el planeta se había desvanecido. Él me mostró el planeta dos veces más, pero cada vez se desvanecía, convirtiéndose en nada. Esto en realidad me molestó y seguí discutiendo con Él.

 

 

Visión

 

Entonces, de repente apareció un nuevo planeta. Pero este planeta era tres o cuatro veces más grande que el planeta Tierra. Tenía una luz blanca brillante en el exterior y un centro oscuro.

 

 

Visión

 

Ya en este momento no sabía que creer, así que le dije a Cristo, “No puedo creerlo. Me gustaría bajar y verlo todo por mí mismo.” Lo siguiente que pasó, fue que los dos empezamos a descender hacia el planeta. Cuando entramos en la superficie exterior todo lo que podía ver eran esas nubes blancas moviéndose a través del firmamento, pero estas nubes no eran como generalmente se ven las nubes, el planeta no se podía ver pues todo estaba cubierto de nubes. Eran diferentes, parecían tener su propio movimiento independiente. Cada una separadamente de las otras. Lo que me pasó por la mente era que tal vez no eran nubes sino espíritus individuales. Pero en realidad no lo sé. Todo esto pasaba mientras descendíamos y como no podía ver nada, le dije que no lo creía, y le pedí que me llevara más abajo, al planeta.

 

 

 

Visión

 

Lo que vi fue una enorme Luz Blanca en el cielo sobre esta gran masa de agua. El agua no tenía ni corrientes, ni olas. Parecía como una gigantesca lámina de vidrio.

 

 

Visión

 

Durante mi charla con Cristo, le dije que no creía lo que veía pues no había ni tierra ni polvo. Todo era tan extraño, pues estábamos parados encima del agua. Entonces sin previo aviso, justo donde estábamos parados, la parte del cono del helado que había visto antes, empezó a salir del agua. Sin crear la más mínima onda en el agua, justo a nuestro lado. Creció y creció hasta que se formó una montaña que tenía como una milla de altura. Súbitamente Cristo desapareció y la visión se detuvo.

 

 

 

 Vaya a la Próxima Profecía


El correo electrónico: Ray@prophecy.org

Para ayudar a financiar este ministerio Haga clic aquí.  

O escribir a: Raymond Aguilera, PO Box 20517, El Sobrante, CA. 94820-0517, EE.UU..,

Para pedir los Libros de Profecía Clic en el Libro 

 Para ayudar a financiar este ministerio comprando una de estas pinturas haga clic aquí.

 

Trabajo de arte Youtube Video

 Para ver el trabajo de arte de Raymond Aguilera  Clic aquí

Registro de propiedad literaria de 1989-2013, Raymond Aguilera.

© 1989-2013, Raymond Aguilera, Prophecy.org (sm) All Rights Reserved


 

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech